Jueves, 19 de octubre de 2017

prevencion

El pollo es un alimento muy consumido por los estadounidense, pero generalmente están cargados de químicos que no son buenos para la salud. 

Maryn McKenna vive cerca de Gainesville, en el estado de Georgia, “la autodenominada capital avícola del mundo, donde nació la industria moderna del pollo”. Con una producción anual de 1.400 millones de aves para consumo, es el contribuyente mayor al total de 9.000 millones de pollos que cada año se crían en los Estados Unidos. 

Y sin embargo, nunca escucha a los pollos piar. 

“Uno puede dar vueltas en automóvil durante horas sin saber siquiera que se halla en el corazón de la tierra del pollo, excepto que le toque ir detrás de un camión colmado de jaulas con aves en ruta desde los ocultos graneros de paredes sólidas donde se los cría hasta las plantas de matanza enrejadas donde se los convierte en carne”, escribió en Big Chicken, un nuevo libro sobre por qué esa manera de producirlos es un problema tan grande como el cambio climático. 

Los pollos no se crían por el sabor de su carne, sino por su abundancia. Otro factor esencial es el tiempo: se crían a toda velocidad. Un elemento contribuye a ambas cosas: “Consistentemente, a lo largo de décadas, hemos alimentado a los pollos, y casi a cualquier otro animal para carne, con dosis rutinarias de antibióticos cada día de sus vidas”. 

De ese modo, el animal que solía ser activo en una granja es ahora un bicho que se mueve lentamente y crece mucho, “un bloque sólido de proteína”. Sucede con la mayoría de los animales para consumo humano: en el mundo, publicó la periodista, se utilizan en ellos 63.151 toneladas de antibióticos. 

“Los granjeros comenzaron a usarlos porque los antibióticos permitían que los animales convirtieran más eficazmente el alimento en músculo sabroso; cuando ese resultado hizo que fuera más irresistible apretujar más individuos en graneros, los antibióticos protegieron a los animales contra las enfermedades”. 

Esta tendencia comenzó con los pollos en 1971. Los precios bajaron tanto que el ave se convirtió en la carne más consumida en los Estados Unidos. “Y también en la carne más propensa a transmitir enfermedades, y resistencia a los antibióticos, que es la crisis de salud lenta pero más importante de nuestra época”. 

No se piensa en la resistencia a los antibióticos como una epidemia oculta, sino como algo extraño e infrecuente, que le puede pasar a los ancianos o a las personas desgastadas por una enfermedad crónica. “Pero las infecciones resistentes son un problema vasto y común que sucede en todas partes en nuestra vida cotidiana: a los niños en las guarderías, a los atletas en edad de competición, a los adolescentes que se hacen piercings, a la gente que se mantiene saludable en el gimnasio”, reveló McKenna. 

Causan al menos 700.000 muertes anuales en el mundo, 23.000 de ellas en los Estados Unidos, 25.000 en Europa, más de 63.000 en bebés en la India. Y un total de 2 millones de casos de enfermedades sólo en los Estados Unidos. “Se prevé que hacia 2050 la resistencia a los antibióticos costará al mundo USD 100 billones y causará una impactante cantidad de 10 millones de muertes por año”. 

Las bacterias desarrollaron defensas contra los antibióticos desde que se utilizó la penicilina, en la década de 1940. La tetracilina, la eritromicina, la meticilina y la cefalosporina tuvieron un tiempo de auge seguido por la resistencia. “De hecho, a medida que pasan las décadas parecen adaptarse más rápidamente que antes”, advirtió la autora de Big Chicken. Eso podría causar un futuro de pesadilla, donde algo tan simple como la extracción de una muela se podría convertir en un peligro de infección grave. 

Aunque durante mucho tiempo se creyó que el contraataque de las bacterias se debía al mal uso de los antibióticos, en realidad desde que se presentó esa familia de drogas se ha utilizado en la cría de animales para consumo. “El 80% de los antibióticos que se venden en los Estados Unidos y más de la mitad de los que se venden en el mundo se usan en animales, no en humanos”, escribió McKenna. Y no se usan cuando se enferman, como entre las personas, sino rutinariamente en su alimentación y su agua. 

Cuando las bacterias vencen al antibiótico en los animales, están listas para vencerlo en los humanos: son las mismas drogas. 

“La resistencia al antibiótico es como el cambio climático”, comparó la periodista de Georgia. “Es una amenaza apabullante, creada a lo largo de décadas”. Y del mismo modo que el cambio climático, genera conflictos de intereses: para una parte de la humanidad es importante contar con proteína barata para alimentarse, aunque los países desarrollados puedan comenzar a arrepentirse del modo en que se llegó a eso. 

McKenna señaló ejemplos positivos de cambio: en los Países Bajos, los granjeros se comprometieron a no usar antibióticos y probaron que es posible lograr una producción a escala industrial. Algunas empresas en los Estados Unidos, como Perdue Farms, también lo hicieron. 

“Todos esos logros son letreros que señalan la dirección en la que debe ir la cría de pollos, y reses, y cerdos, y el pescado de piscifactoría: hacia una forma de producción en la cual los antibióticos se utilicen tan escasamente como sea posible: para curar a los animales enfermos, pero no para engordarlos o cuidarlos preventivamente”, observó la autora. 

En su perspectiva, el empleo correcto es igual al del uso en humanos: ante una infección, en la dosis adecuada y durante un tiempo limitado “es la única manera de equilibrar la utilidad de los antibióticos y el riesgo de resistencia”. 

Pollo

AUMENTAR

inyeccion

Mira lo que le inyectan al Pollo para aumentar su volumen Infobaeprevencion 



Pollo

AUMENTAR 



Publicado por jacintoluque @ 6:33
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 18 de octubre de 2017
1. Si estás tratando de dejar de fumar, ve a un sauna durante 3 días seguidos, y sudarás toda la nicotina de tu cuerpo, y será más fácil que lo dejes.






2. 15 Minutos seguidos de risa, tiene los mismos beneficios que 30 minutos de sentadillas y es más divertido.






3. Si quieres comer menos, simplemente elige un plato más pequeño para servir tus comidas. Es una forma en engañar a tu cerebro.






4. Hay un 47% de probabilidad de que vivas una década más si comes comida casera 5 veces por semana.






5. Puedes encoger una espinilla, empapando un algodón en enjuague bucal y colocándolo sobre la espinilla. El alcohol la secará casi en su totalidad.






6. mastica goma de mascar del mismo sabor mientras estudias y mientras das el examen tu memoria recordará el sabor y lo que estudiaste






7. La próxima vez que te duela la garganta, come malvaviscos.





8. Si quieres dejar de depilarte por un buen tiempo, luego de depilarte mezcla 2 cucharadas de café con 1 cucharilla de polvo para hornear y aplícatelo en la zona que no quieras que te crezca pelo, los componentes arrancarán los folículos desde la raíz.






9. Aplícale pasta dental a una quemadura, te calmará el dolor.






10. Comer salmón hace que tu cabello crezca más rápido.






11. La falta de sueño puede causar que aumentes de peso, si quieres estar delgado, ponte a dormir.






12. Tu teléfono emite más radiación cuando tiene batería baja, evita contestar llamadas cuando te estés quedando sin batería.






13. Mientras menos comas dulces, se te antojarán menos.




Publicado por jacintoluque @ 7:38
Comentarios (0)  | Enviar

Un estudio de la Universidad de Chicago halla un vínculo entre la capacidad de oler y esta enfermedad neurodegenerativa.

olfato demencia

Resultados demoledores 

Los sujetos estudiados pasaron por una primera prueba olfativa. El 78 por ciento identificó al menos cuatro de los cinco olores que se les presentaban, el 14 por ciento averiguó solo tres, y el cinco por ciento no pasó de dos. Un dos por ciento conoció uno, y un uno por ciento fue incapaz de decir a qué olía la muestra. 

Cinco años después, se repitió el test. Casi todos los individuos que no habían podido identificar ni un solo aroma padecían demencia. Cerca del 80 por ciento de los que habían acertado uno o dos olores también habían caído en las garras de esta pérdida de la función cerebral que afecta la memoria, el pensamiento, el lenguaje, el juicio y el comportamiento. 

Según Jayant M. Pinto, otorrinolaringólogo, profesor de cirugía en la Universidad de Chicago y autor principal del estudio, “los resultados señalan que el olfato está muy ligado al estado de las funciones cerebrales y la salud. Creemos que la capacidad de oler –y el buen funcionamiento de los sentidos, en general– podría suponer un importante indicio del riesgo de desarrollar demencia. Nuestro test es muy sencillo, rápido y barato. Si entendemos los mecanismos que regulan esta relación entre olfato y demencia, podremos crear nuevos tratamientos y mejorar la prevención”. 

En la investigación se usó un dispositivo con forma de rotulador que, en lugar de tinta, contiene un olor. Los sujetos del estudio tenían que identificar los aromas de uno en uno. ¿Cuáles eran? Menta, pescado, naranja, rosas y cuero. Este mismo aparato sirvió para un estudio hecho en 2014 que descubrió que la pérdida de olfato era un indicador fiable de tener un mayor riesgo de morir en los siguientes años. 

Signo de deterioro

Martha K. McClintock, coautora del estudio y psicóloga en la Universidad de Chicago, ha estudiado durante años la influencia del olfato en la comunicación humana. McClintock explica que nuestro sistema olfativo cuenta con células que se autorregeneran. “Un deterioro en la capacidad de oler podría indicar que hay un descenso de la habilidad cerebral para reparar componentes que declinan con la edad, lo que llevaría a los cambios patológicos ligados a los diferentes tipos de demencia".

Cabe recordar que los problemas de olfato son a menudo un indicio temprano de párkinson o alzhéimer, y que empeoran a medida que progresan estas dolencias. Todo indica que los mecanismos que permiten el buen funcionamiento del sentido del olfato guardan una estrecha relación con los que mantienen sano el cerebro. Desentrañarlos puede ayudar al desarrollo de nuevas terapias contra las enfermedades neurodegenerativas.


Publicado por jacintoluque @ 7:33
Comentarios (0)  | Enviar

Smartphones, ordenadores, consolas... ¿Cómo alteran estos gadgets nuestros sentimientos y relaciones?

tecnología emociones

Buenas vibraciones

En esta nueva investigación, cuarenta voluntarios debían mantener cinco conversaciones guiadas con desconocidos a través de un chat. El objetivo era analizar la evolución de cuatro variables emocionales: depresión, soledad, autoestima y sentimiento de apoyo. Las dos primeras se redujeron significativamente, y la autoestima y el sentimiento de apoyo aumentaron. El estudio reconoce que “estos resultados podrían deberse a otros factores externos”, pero lo ve como “una posibilidad remota”.

Amy Gonzales, profesora en la Escuela de Medios de la Universidad de Indiana (EE. UU.), confirma que “hablar de forma anónima, por ejemplo para abordar un problema como las adicciones resulta muy útil para la gente”. De forma paralela, en un estudio propio, la investigadora concluyó que la comunicación escrita tiene más impacto sobre la gente que la que se realiza cara a cara o por teléfono. “La comunicación escrita crea impresiones más intensas, porque no va acompañada de más información”, comenta Gonzales. De acuerdo con esta conclusión, “decir ‘te quiero’ tiene más impacto por escrito que cara a cara”.

Sus resultados en teoría funcionarían tanto para bien como para mal. Y este efecto lo confirma una investigación de la Universidad de Ámsterdam que sugiere que el efecto de las relaciones sociales digitales está directamente relacionado con el tipo de interacción. Así, las positivas aumentan la autoestima y el bienestar, y las negativas los reducen.

No obstante, Gonzales admite que el problema de medir el efecto de las relaciones sociales es que “resulta imposible separar la personalidad del comportamiento”. Pone como ejemplo a quienes se pasan el día mirando a influencers en Instagram. “¿Estas personas tienen una baja autoestima o es el uso del medio el que contribuye a eso?”, se pregunta, y responde: “Existen datos que apoyan ambas hipótesis”. Porque, al final, “hay un montón de circunstancias a tener en cuenta”, concluye. 


Publicado por jacintoluque @ 7:28
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 17 de octubre de 2017
Sin importar el tiempo que pase, las hamburguesas de McDonald’s no se descomponen como otros alimentos. Este rumor ha circulado en Internet desde hace varios años, y existe un buen motivo para la propagación de esta especie de leyenda urbana: es totalmente verdad. Ejemplo de esto es un islandés llamado Hjörtur Smárason, que en 2009 adquirió una hamburguesa en un establecimiento de la cadena de comida rápida (antes de que cerraran en aquel país) y, desde entonces, ha transmitido el producto en vivo a través de Internet. La hamburguesa se mantiene como recién hecha después de casi 8 años. 

comida


Un cliente canadiense decidió preguntar directamente a la empresa los motivos por los que su producto estrella (Big Mac) aparentemente es imperecedero. Y la marca le respondió. En un comunicado, McDonald’s dejó testimonio de una conversación con Keith Warriner, el director del Departamento de Ciencias Alimenticias y Control de Calidad de la Universidad de Guelphs, con sede en Canadá. 



La respuesta de McDonald’s. 

Warriner argumenta que la razón principal por la que la hamburguesase mantiene en tan buen aspecto es la falta de humedad. “Básicamente, los microorganismos responsables por la descomposición son como nosotros. Requieren de agua, nutrientes, una fuente de calor y tiempo para crecer. Si se les priva de uno de estos elementos, no pueden crecer y dañar la comida”, explica. “Cuando se trata de una comida de McDonald’s, la carne pierde agua en forma de vapor durante su preparación. Tostar el pan también reduce la humedad en las rebanadas. Esto significa que, una vez preparada, la hamburguesa está totalmente seca”. 

Publicado por jacintoluque @ 9:42
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 16 de octubre de 2017

Según un estudio, preferimos que nos digan las cosas de forma directa, sin adornos ni rodeos.

Ir al grano, la mejor forma de dar una mala noticia

"Tenemos que hablar". Así, sin más preámbulos. Y es que, como han descubierto los autores de la citada investigación, los profesores de lingüística Alan Manning, de la Universidad Brigham Young, en Utah, y Nicole Amare, de la Universidad del Sur de Alabama, a la hora de recibir una mala noticia como el fin de una relación los seres humanos preferimos el estilo directo y al grano, sin medias tintas, rodeos ni paliativos que pretendan endulzarnos la realidad.

El experimento consistió en bombardear a los participantes con una serie de informaciones no gratas presentadas de formas variadas visuales, textuales y verbales.

A la hora de transmitir un mensaje negativo respecto a una relación social (por ejemplo, "quiero dejar de salir contigo" o "estás despedido"), Manning y Amare constataron que la gente valoraba que se lo dijeran con franqueza y de forma directa, sin intentar endulzarlo a base de fórmulas educadas.

No hace falta empezar por "voy a romper contigo", sería demasiado duro, pero con un simple "tenemos que hablar" le das al receptor del mensaje unos cuantos segundos para empezar a procesar que le van a dar una mala noticia.

Negar los hechos no sirve de nada

También si esta versa sobre problemas de salud, incluso algo tan fuerte como "tienes cáncer, te quedan dos meses de vida", la mayoría de los individuos prefieren que se lo digan sin rodeos y lo más ajustado a la verdad. Según Manning, "negar los hechos no sirve de nada. Si tu casa está ardiendo, tú quieres saberlo para poder salir. Y si tienes cáncer, lo mismo. Quieres saber la verdad y no escuchar al médico haciendo circunloquios".

Durante el estudio, los 145 voluntarios que participaron recibieron una panoplia de malas noticias y situaciones negativas, contadas de varias formas posibles. Luego tuvieron que valorar cada mensaje que recibieron en función de su percepción al respecto: si era claro, considerado, directo, eficaz, sincero, específico y razonado. También puntuaban cuál de estas características valoraban más.

La mayoría de ellos prefirió la claridad y el estilo directo por encima de las otras características. Según Manning, investigaciones previas sobre el tema y los consejos que se daban a la hora de dar malas noticias no eran tan concluyentes, en parte porque estaban planteadas en función del que da la mala noticia, para hacérselo más fácil.

Pero eso crea incertidumbre en el receptor de la información.

"Desde el punto de vista de quien tiene que contar algo malo a otra persona, sin duda es psicológicamente más cómodo endulzarlo y dar rodeos, lo cual explica que antes se aconsejara hacerlo de esta manera. Pero nuestra investigación parte de la premisa de ponerse en el lugar de quien recibe la mala noticia y qué forma de recibirla te parece menos desagradable. Y la realidad es que los receptores prefieren la forma directa", dice Manning.

Eso no quita que en ocasiones haya que dorar un poco la píldora al depositario de la información negativa. Cuando el propósito es ser persuasivo para que alguien cambie de opinión, es necesario preparar una estrategia de ir poco a poco, pues los mensajes que afectan al sistema de creencias o ideas de una persona y a su identidad y su ego son más delicados de presentar.


Publicado por jacintoluque @ 14:06
Comentarios (0)  | Enviar

La clave se encuentra en una proteína muy abundante en la clara de huevo de las aves.

lisozima

Según el equipo, la eficacia de los cristales de lisozima rivaliza con la de los cristales de cuarzo, conocidos desde hace mucho tiempo por sus proezas piezoeléctricas, desde su descubrimiento por los físicos franceses Pierre y Jacques Curie a finales del siglo XIX.

Nuevo enfoque biocompatible

Pero el cuarzo es un material no biológico, por lo que encontrar un equivalente compatible en el interior del organismo podría abrir la puerta a todo tipo de nuevos dispositivos piezoeléctricos implantables.

"Este es un nuevo enfoque, ya que los científicos hasta ahora han tratado de entender la piezoelectricidad en la biología usando estructuras jerárquicas complejas como tejidos, células o polipéptidos en lugar de investigar bloques fundamentales más simples", aclara Tofail Syed, coautor del estudio.

Si la investigación futura es capaz de aprovechar este descubrimiento, el equipo anticipa una nueva era de la electrónica flexible, donde la recolección de energía podría ser posible. Esto podría incluir nuevos tipos de implantes que liberan fármacos en el cuerpo, controlados y alimentados por sensores que detectan la lisozima bajo la piel.

"También imaginamos que la lisozima podría emplearse como un aditivo / revestimiento biodegradable, piezoeléctrico y antimicrobiano para los implantes convencionales", explicaron los autores a la revista 
Applied Physics Letters.

Un poco de historia

La proteína fue investigada una vez por el científico Alexander Fleming como un candidato antibiótico antes de que se descubriera la  penicilina.

"Somos los primeros en usar estos cristales para mostrar la evidencia de la piezoelectricidad", sentencia Tewfik Soulimane, coautor del trabajo.

Nos encaminamos hacia una nueva era de la cosecha de la  energía y de la electrónica flexible para los dispositivos biomédicos. Biocompatible y piezoeléctrico. ¿Hay quien dé más?

Referencia: The direct piezoelectric effect in the globular protein lysozyme. A. Stapleton, M. R. Noor, J. Sweeney1, V. Casey1, A. L. Kholkin. Applied Physics Letters 2017 dx.doi.org/10.1063/1.4997446.


Publicado por jacintoluque @ 14:00
Comentarios (0)  | Enviar