Mi?rcoles, 30 de diciembre de 2015

Las radiaciones y actínidos liberados por armas o accidentes nucleares pueden tener sus días contados gracias a esta píldora.

pildora

La exposición accidental a altas dosis de radiación, como la que puede liberarse en un accidente en una planta nuclear o en determinados experimentos científicos puede provocar lo que los médicos conocen como enfermedad por radiación. Hemorragia nasal, desmayo, nauseas, vómitos, quemaduras en la piel, ulceraciones en el estómago y cáncer son algunos de sus síntomas que pueden degenerar en la muerte de la persona afectada. Las herramientas con las que cuenta la medicina para combatir el envenenamiento radiactivo son limitadas, pues una vez que la radiación se “cuela” en el cuerpo, resulta muy difícil “echarla” del organismo.

 

Investigadores del Laboratorio de la Radiación perteneciente a la Universidad de California, popularmente conocido como Berkeley Labs, están desarrollando un tratamiento que podría administrarse en forma de píldora y que se ha mostrado eficaz en experimentos con cultivos celulares y animales de laboratorio.  

 

Las armas y los accidentes nucleares generalmente liberan actínidos un grupo de elementos radiactivos, como el plutonio, el uranio y el curio, que se encuentran en la parte baja de la tabla periódica y que, una vez que entran en el organismo emiten radiación durante décadas. El equipo de científicos dirigido por la química Rebecca Abergel ha creado moléculas, basadas en agentes quelantes, con unos brazos que se unen de forma eficaz a los actínidos para formar grandes y estables complejos químicos –quelatos­– que resultan fáciles de expulsar por el organismo.  

 

Abergel ya tiene la autorización de la FDA, la Agencia de Drogas y Alimentos estadounidense, para llevar a cabo los primeros ensayos en humanos.


Publicado por jacintoluque @ 7:01
Comentarios (0)  | Enviar

Investigadores chinos descubren que poseer una variante de un gen relacionado con la dopamina hace más fácil el abandono del tabaco.

dejar de fumar

Dejar el tabaco. Tal vez, uno de los propósitos más repetidos para el nuevo año en todo el planeta. Y probablemente, uno de los más incumplidos. Pero no te castigues demasiado. Puede que tus repetidos fracasos a la hora de abandonar este nocivo hábito tengan mucho que ver con tu equipamiento genético. Y tú no tienes la culpa de que tu ADN sea como es.

 

Un nuevo estudio ha demostrado que las personas con una versión particular de un gen involucrado en el sistema de recompensa del cerebro gozan de más posibilidades de éxito en su intento de abandonar el tabaco, una droga que, según la OMS, tiene mil millones de consumidores en el mundo y que mata cada año a casi 6 millones de personas, 600.000 de ellas fumadores pasivos.

 

Los autores del trabajo, de la facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang (China), solo han podido confirmar este fenómeno en individuos caucásicos. Los fumadores con antepasados orientales tenían las mismas posibilidades de dejar o no dejar el tabaco al margen de que poseyeran esa variante genética, y los científicos no han reunido datos suficientes de personas negras o latinas.

 

El gen en cuestión se llama ANKK1, y se sitúa junto al gen DRD2, encargado de ayudar al cerebro a reconocer la dopamina, el neurotransmisor que refuerza comportamientos placenteros como comer o practicar sexo. Las drogas adictivas como la nicotina también elevan los niveles de dopamina. Un fragmento del gen ANKK1 –que se hereda de ambos progenitores– parece influir en el DRD2 y los investigadores han comprobado que hace más fácil el abandono del tabaco, aunque aún no han desentrañado las claves del proceso.

 

El estudio se ha realizado cruzando los datos de 23 investigaciones –realizadas entre 1994 y 2014– que analizaron el ADN de 11.151 fumadores presentes y pasados. Según los científicos chinos, precisar sus hallazgos podría llevar al desarrollo de medicamentos para dejar de fumar diseñados según el perfil genético de los pacientes.


Publicado por jacintoluque @ 6:48
Comentarios (0)  | Enviar

De los dorados sarcófagos egipcios a los galeones naufragados o las obras de arte de la realeza, el mundo guarda muchas riquezas que en su día fueron escondidas o robadas y nunca han sido halladas.

tesoros

La súbita felicidad de toparse con una fortuna seguramente ha sido más habitual de lo que cabe imaginar: tras tantos siglos de guerras y naufragios, debe haber incontables riquezas escondidas por el planeta. En España se sabe de los tesoros iberos, romanos o visigodos que ocupan vitrinas en los museos. Pero ¿cuántos más había y todavía están por encontrar?

¡Cuántas elucubraciones sobre supuestos botines legendarios!: el santo grial, las minas del rey Salomón, El Dorado, la laguna de Guatavita… No obstante, sí se puede calcular con cierta base histórica en torno a fortunas reales que un día se desvanecieron. Solo en el fondo de los mares se calcula que está depositada una cuarta parte de todo el oro y la plata extraídos del planeta, lo que supondría un valor de unos 160.000 millones de euros. Todo un acicate para que no cese la búsqueda de los cazatesoros, aun a pesar de tratarse de una actividad condenada por muchas naciones e incluso por la Unesco. 

 

Lo que los faraones no se llevaron al otro mundo

Pocas son las tumbas reales del Egipcio que no fueron expoliadas. Y ahí sí que cabe darle rienda suelta a la imaginación: si lo encontrado en la tumba de Tutankamón, un monarca menor, fue del calibre que hoy se puede apreciar en el Museo Egipcio de El Cairo, ¿qué no habría en los pomposos mausoleos de los grandes faraones? El valle del Nilo ha sido la gran meca de los cazatesoros y una fuente inagotable de piezas valiosas. Muchas de ellas siguen expuestas en museos de todo el mundo a pesar de la labor realizada desde 2002 por el Departamento de Repatriación del ministerio egipcio de Antigüedades, que poco consigue cuando se enfrenta al Museo Británico o a compañías de subastas como Sotheby’s.

 

A las mastabas, hipogeos y pirámides de los principales faraones no les quedaba nada, pero la búsqueda siguió y sigue, y el control oficial no impide que los cazatesoros sigan yendo por su cuenta a la zaga de tumbas aún no descubiertas. Muy buscados por unos y por otros son el mausoleo de Nefertiti y el de Cleopatra, de los que casi nada se sabe y se presuponen rebosantes de joyas. Difícil siquiera resulta situar el área de la tumba de Nefertiti, ya que el final de la vida de la bella esposa de Akenatón es un misterio. Para alivio de los buscadores, el famoso Zahi Hawass, exministro egipcio de Antigüedades, confirmó en 2005 que no era suya la momia que apareció apilada junto a otras en un pobre nicho del Valle de los Reyes.

 

La estancia eterna de Cleopatra VII junto a su amado Marco Antonio no deja de buscarse en Alejandría, más o menos por los mismos lares donde se indaga el paradero de los restos del fundador de la ciudad, Alejandro Magno, que también se imagina repleto de valiosísimas piezas.

 

Una estela con inscripciones aparecida en febrero de 2015 en las excavaciones del templo de Taposiris Magna, a 45 km de Alejandría, es la pista más fiable sobre la tumba de Marco Antonio y Cleopatra. Fue hallada, tras diez años de búsqueda, por la arqueóloga dominicana Kathleen Martínez. Y no se deja de escudriñar con interés y avaricia todo lo que sale del fondo del mar en el puerto alejandrino, sobre todo al margen de las exploraciones legales, como la efectuada por el especialista francés Franck Goddio desde 2004. Se trata de todo un estímulo para arqueólogos y buscadores de tesoros, como lo son otras tumbas perdidas de personajes históricos tan célebres como Gengis Khan, Alarico, Atila o Almanzor.

 

¿Se tragó el lodo la‘colección’ de Juan sin Tierra?

De su hermano Ricardo Corazón de León heredó Juan I la Corona inglesa, y se ganaría el apodo a costa de ver menguadas sus posesiones. El enemigo del legendario Robin Hood fue, al parecer, una persona cobarde, taimada, mal humorada y muy avarienta. Lo que él llamaba su colección no eran más que las monedas y las joyas afanadas a su pueblo. Así llegó a reunir un cuantioso tesoro que, por paranoica desconfianza, hacía viajar con él en sus frecuentes desplazamientos.

 

Corría el año 1216 y la comitiva real se había trasladado a Norfolk, cuando el monarca comenzó a sentirse enfermo a causa de la disentería, por lo que decidió regresar al castillo de Newark. Por aquel entonces, toda esta zona, situada bajo el nivel del mar, estaba cubierta por pantanos, lo que dificultaba su tránsito. Le fue recomendado bordear el camino directo debido a la marea alta, y él lo hizo.

 

Sin embargo, Juan quiso que su adorado cargamento siguiese la ruta más corta porque pensaba que las condiciones no eran tan malas. Y sí, él arribó a Newark, pero los 3.000 soldados y los carros con el tesoro no aparecieron, aparentemente engullidos por los pantanos.

 

¿O acaso su guardia se la había jugado? Nunca se sabrá, pero la colección real no ha dejado de ser buscada, sobre todo en el momento en que la comarca fue desecada y convertida en un fértil terreno de cultivo, con pueblos y granjas que antes no existían. Tras varias prospecciones, allí no apareció nada, como tampoco en decenas de búsquedas anteriores y posteriores que usaron todo tipo de métodos. En los últimos intentos, la tecnología láser ha ayudado ha establecer cómo se disponía exactamente la zona en el siglo XIII. Por algo se empieza.

tesoro

Recuerdos de la Noche Triste

Amarga fue efectivamente la batalla así llamada para quienes seguían a Hernán Cortés en su conquista mexicana, pero dichosa para los mexicas (aztecas) que se pudieron vengar de los invasores españoles. Era la noche del 30 de junio de 1520, y diversos acontecimientos sangrientos habían conducido a que los hombres de Cortés, cargados hasta arriba de las piezas del tesoro que habían robado al recién fallecido Moctezuma II, se hallasen, junto a sus aliados tlaxcaltecas, encerrados en la ciudad-laguna de Tenochtitlán (actual Ciudad de México).

 

La venganza de los mexicas iba a empezar en cualquier momento y había que salir de ahí como fuera. Separado el quinto del botín que se debía al rey, Cortés cedió el resto a los soldados que se atreviesen a cargar con ello, lo que hicieron muchos transformándolo en piezas más manejables llamadas tejos.

 

Con sigilo emprendieron la huida, pero fueron descubiertos y empezó la feroz batalla, que acabó con la mitad de los españoles y casi todos los tlaxcaltecas. Al fondo de la laguna fueron a parar las joyas de los soldados hispanos que morían y de los que se deshacían de ellas para avanzar más rápido.

 

¿Qué pasó con tanta riqueza caída al fondo de la laguna? A día de hoy sigue sin saberse. Quizá fue recogida al momento por los propios mexicas. O por cualquiera cuando la laguna fue desecada para erigir la actual capital mexicana. El caso es que, con ocasión de alguna obra, ha aparecido alguno de esos tejos de oro, por lo que la búsqueda no cesa.

 

Fortunas que duermen en el fondo del mar

Las riquezas de los miles de barcos tragados por el océano son para los cazatesoros un argumento esencial, con claro protagonismo de los hundimientos que tuvieron lugar en el tránsito marino entre España y sus colonias americanas. De las riquezas que por ahí se movían da idea el hecho de que, solo entre 1530 y 1560, al puerto de Sevilla llegaran por mar 101 toneladas de oro y 567 de plata.

 

En 1985 se hallaron en Key West (Florida) los restos del galeón Nuestra Señora de Atocha, que, víctima de una tormenta, se hundió en 1622. Tan solo ha sido recuperada una parte de la enorme cantidad de oro, plata y piedras preciosas que transportaba. El cargamento era similar en el caso del San José, abatido por un barco inglés cuando zarpaba de Cartagena de Indias en 1708.

 

En este caso, aún no se ha encontrado nada, como así sucede con los restos de los catorce galeones destruidos por una enorme tempestad frente a Veracruz en 1601; o los de Nuestra Señora del Juncal, que naufragó frente a Yucatán en 1631; los de Nuestra Señora de la Limpia y Pura Concepción, que chocó con un arrecife cerca de la costa dominicana en 1641; o los de Santísima Trinidad, que naufragó cerca de La Habana en 1711. Todos ellos repletos de oro, plata y joyas.

 

Pero no solo la flota española ha sido expoliada por el mar. Un gran tesoro llevaba en el siglo XVI el galeón portugués Florencia cuando fue hundido por piratas en la costa oeste de Escocia a poca profundidad, por lo que los intentos de rescate han sido varios, sin que se haya logrado dar con el grueso del cargamento. También fue enseguida localizado el barco inglés Grosvenor, que se estrelló cerca del cabo de Buena Esperanza en 1783, con objetos por un valor de tres millones de libras esterlinas. Sin embargo, apenas nada valioso se ha rescatado.

 

Las dos guerras mundiales dejaron también una destacable estela de tesoros hundidos, como fue el caso del crucero británico Laurentic, cargado con cuarenta toneladas de oro y plata, que fue hundido en 1917 por un submarino alemán al norte de Irlanda. Y, claro, ahí siguen sumergidas, protegidas por la atención y la fama, las cajas fuertes del Titanic, rebosantes de las joyas de los pasajeros de primera.


Publicado por jacintoluque @ 6:42
Comentarios (0)  | Enviar

Aunque el estrés es una reacción natural de nuestro organismo que nos hace estar alerta en situaciones límite, en muchas personas acaba convirtiéndose en un estado crónico.

estrés

El estrés es una respuesta física y mental ante situaciones que requieren una reacción por nuestra parte para asegurar nuestra supervivencia. Es una reacción sana y útil para defendernos en situación de peligro y también para motivarnos a realizar tareas que nos interesen. No deberíamos pensar que una vida sin estrés sería más feliz, pero tenemos que diferenciar entre el estrés en momentos determinados y el estrés crónico.

En nuestros días, esta reacción natural de nuestro organismo es más frecuente y tiende a presentarse como algo crónico. El estrés crónico está relacionado con trastornos de ansiedad y puede alterar reacciones fisiológicas en nuestro organismo y también producir alteraciones emocionales graves.

El grado de estrés puede variar mucho de una persona a otra: lo que genera estrés a una persona, a otra ni siquiera le preocupa. El estrés puede aparecer a cualquier edad, pues tanto los adultos como los niños pueden presentarlo, e incluso personas de edad avanzada con una vida aparentemente tranquila también pueden sufrirlo.

Un cierto nivel de estrés en el trabajo no solo es inevitable, sino que también puede ser estimulante si logramos mantenerlo en un nivel adecuado. Para poder afrontar el estrés en el trabajo y mantenerlo en un nivel adecuado hay dos tipos de circunstancias que deben considerarse: las que dependen de la empresa y el ambiente laboral que ahí se genera, y las que dependen de la persona que trabaja en la empresa.

Si desde la empresa los empleados reciben informaciones claras y sinceras acerca de cuáles son sus responsabilidades y de cuál es el futuro de sus carreras, el nivel de motivación de los empleados es más alto y menor su nivel de ansiedad, con lo que se generará menos estrés.

Trucos para controlar el estrés

Desde el punto de vista del empleado, es posible controlar el nivel de estrés:

• Si tenemos un nivel de preparación adecuado para el trabajo que vamos a desarrollar. En caso de que no fuera así, sería importante mejorar nuestra preparación de la manera que consideremos más adecuada, sea a través de cursos o lecturas o bien dejándonos asesorar por otros compañeros de la empresa que sean más experimentados.

• Intentar entender cuál es la dinámica de la empresa. El conocimiento y la información tranquilizan porque ayudan a entender. Es útil escuchar a los compañeros que llevan más años en la empresa. 

• Intentar entender y superar nuestras propias reacciones negativas. Sería bueno analizar si nuestros niveles de suspicacia y de desconfianza son justificados o pueden ser revisables.

• Cuando el jefe nos critica de forma injusta, hablar con él de nuestras inquietudes sin enfrentarnos.

• Intentar ver si la crítica del jefe nos aporta una información valiosa para poder desempeñar mejor nuestro trabajo.

• Adoptar una actitud de colaboración con el jefe en lugar de verse como la víctima de una lucha de poder.

Para sobrellevar el estrés es esencial conocer las tensiones específicas del ambiente de trabajo a las que somos especialmente sensibles y las señales de advertencia de nuestro cuerpo y nuestra mente que indican una sobrecarga de estrés. Además, comunicarse con los compañeros y compartir con ellos momentos de descanso dentro del trabajo ayuda a que el nivel de estrés sea adecuado.

Fuera del ambiente laboral, debemos cuidarnos físicamente practicando algún tipo de deporte, que ayuda a mantener un buen estado de ánimo. También es aconsejable aprender alguna técnica de relajación y aprender a respirar correctamente, ya que ayuda a aliviar las situaciones de estrés. Por último, si sentimos que el nivel de estrés nos sobrepasa y no nos sentimos con fuerzas para enfrentar la situación, puede ser útil consultar a un profesional que tenga objetividad.


Publicado por jacintoluque @ 6:29
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 28 de diciembre de 2015

Comparar precios de pasajes por Internet puede ayudarte a ahorrar el presupuesto que habìas destinado para tu siguiente viaje.

Cinco páginas para encontrar pasajes de avión baratos

Buscando en las páginas web correctas, encontrarás pasajes de avión a buenos precios. (Foto: Shutterstock)

Trucos para viajar sin gastar demasiado hay muchos: comprar pasajes en temporada baja, elegir flechas flexibles o suscribirte para recibir las promociones de tus aerolíneas favoritas por correo, pero eso no es todo, en Internet, ciertas páginas también puede ayudarte. 

Conoce aquí las mejores páginas para encontrar pasajes de avión baratos y destina lo que ahorres para visitar más lugares, hospedarte en el hotel que tanto querías o comer en un restaurante que te habían recomendado en la ciudad a la que irás.  

1. Skyscanner

Si todavía no tienes pensando a dónde ir, usa la opción “cualquier parte” para conocer las mejores ofertas a distintas partes del mundo. Si ya pensaste en un lugar, podrás saber cuál es el mejor mes para volar, tienen opciones para todo el año.

2. Mobissimo

No solo ofrece precios accesibles para ir a más de 150 destinos en el mundo con aerolíneas tradicionales, sino que también con vuelos ´low cost´. Y si quieres seguir ahorrando, con Mobissimo puedes encontrar hoteles y alquilar autos.

3. Kayak

A la hora de poner tu aeropuerto de origen y destino, puedes elegir la opción de “aeropuertos cercanos”, son más baratos. Kayak tiene pasajes cómodos para niños y una opción llamada “predicción”, para ver si en los siguientes días los vuelos bajarán.

4. Last Minute

¿Eres de los que siempre planea todo a último minuto? sin duda este buscador es para ti. Su principal política es justamente encontrar las más atractivas ofertas de último momento. Incluso lanzan promociones de 2x1 (según la temporada).

5. Vuelos Baratos

Lo atractivo de esta web es que tiene una opción llamada “comparador multi-transporte” que te permite, así como dice su nombre, cotejar los precios no solo entre aerolínea, sino también con trenes, autobuses y ferries.


Publicado por jacintoluque @ 9:45
Comentarios (0)  | Enviar

Edición del genoma

Edición del genoma

 

La poderosa técnica de edición genómica, CRISPR-Cas9 se ha alzado como el mayor descubrimiento científico de 2015 según publica la revista Science. Este hallazgo que permite la posibilidad de cortar, eliminar, añadir o modificar genes a voluntad, les valió el Premio Princesa de Asturias a sus creadoras Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna. La herramienta de ADN servirá tanto para desde el tratamiento de enfermedades como la malaria o el cáncer o la edición de embriones humanos.

Exploración a Plutón

Exploración a Plutón

Con importancia equiparable a la edición del genoma, el máximo acercamiento al controvertido planeta enano Plutón por parte de la sonda espacial New Horizons, supuso el primer reconocimiento inicial de nuestro sistema solar. Plutón, ese pequeño mundo helado, nos ha abierto las páginas de un complejo libro en el que hemos descubierto que su superficie está cubierta por varias capas de hielo de nitrógeno, metano y monóxido de carbono, que en su corteza hay planicies, tanto ligeras como muy escarpadas, así como criovolcanes que nos revelan que este planeta es más activo de lo que nos imaginábamos.

En este avance astronómico, tampoco podríamos olvidarnos de Marte y el hallazgo de corrientes de agua líquida sobre su superficie. Ha sido sin duda un buen año para la astronomía.

Una vacuna contra el ébola

Una vacuna contra el ébola

 Una vacuna experimental del laboratorio Merck bautizada como VSV-ZEBOV fue probada en más de 4.000 personas que habían estado expuestas al virus del ébola en ciertas comunidades de Guinea. Los resultados de esta vacuna, aún en fase preliminar anunciados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) demostraron una efectividad del 100%; ninguno de ellos se contagió de la enfermedad durante 10 días, gracias a la vacuna que combina distintos componentes para conseguir un virus debilitado que no causa la enfermedad, pero provoca que el organismo genere una respuesta inmune.

Aparece el 'homo naledi'

Aparece el 'homo naledi'

La nueva especie de homínido, el “homo naledi” representa otro de los grandes descubrimientos de 2015. Los restos de este eslabón perdido del ser humano fueron hallados en el yacimiento Dinaledi en Sudáfrica; los expertos encontraron al menos 15 individuos cuyas características revelaban una capacidad craneal de alrededor de 500 cm3 y gran parecido al género Homo respecto a variables como la masticación, manipulación de objetos o locomoción. Lo que más llamó la atención del “homo naledi” fue sobre todo su capacidad craneal, mucho menor que la de los humanos actuales y más cercana al Australopithecus. Su descubrimiento completa un poco más el árbol genealógico de la humanidad.

La espeluznante acción a distancia de Einstein

La espeluznante acción a distancia de Einstein

Según la teoría cuántica, la observación de un objeto puede afectar justo en ese preciso momento a otro, aunque este se encuentre en la otra punta del universo, un fenómeno que el mismo Albert Einstein no creía, al considerar que no es posible que ninguna información pueda viajar más rápido que la luz. Sin embargo, un equipo de científicos dirigido por el profesor Ronald Hanson de la Universidad Técnica de Delft (Holanda) junto con el Instituto de Ciencias Fotónicas de Barcelona (España), lograron que dos electrones separados más de un kilómetro de distancia mantuviesen una conexión ‘invisible’ e instantánea, detectando esta “acción fantasmagórica” que negaba Einstein. Una prueba más de lo complejo y fascinante que es nuestro universo.

Nuevos detalles del interior de la tierra

Nuevos detalles del interior de la tierra

Las columnas del manto terrestre, esos conductos estrechos y gigantescos de roca caliente que ascienden desde el interior de nuestro planeta, eran unos grandes desconocidos para nosotros. Hasta este año. Gracias a una nueva técnica de análisis de ondas sísmicas generadas por los terremotos, que cambian de velocidad y se curvan tras encontrar un obstáculo a su paso, los científicos descubrieron 28 de estas columnas atravesando el subsuelo terrestre hasta llegar al núcleo. Los nuevos datos revelaron que estas columnas son más anchas y más grandes de lo esperado, con un grosor de unos 800 kilómetros, por lo que aún nos queda mucho por saber la dinámica del subsuelo terrestre.

El sistema linfático también actúa en el cerebro

El sistema linfático también actúa en el cerebro

Este año los científicos han descubierto -gracias a un experimento con ratones- que el responsable de limpiar los residuos del organismo y también con una función importante en el sistema inmunológico, el sistema linfático, también actúa sobre nuestro cerebro. Así, el mal funcionamiento de los vasos linfáticos en el cerebro explicaría algunos trastornos neurológicos como la esclerosis múltiple, la meningitis o el alzhéimer.

Secuenciado el genoma de 'El Hombre de Kennewick'

Secuenciado el genoma de 'El Hombre de Kennewick'

El esqueleto de “El Hombre de Kennewick”, bautizado con ese nombre tras ser hallado dicha localidad del estado de Washington (EE.UU.), está datado de hace 9.000 años. Este año se completó la secuenciación del genoma de un hueso de la mano, permitiendo descubrir que esta especie no era un antepasado de pueblos nativos del Pacífico como los ainu, sino muy relacionado con al menos una de las tribus de indios americanos del área de Washington, esto es, el antepasado de los americanos modernos. El estudio fue publicado en Nature.

Levadura mejorada para obtener opiáceos

Levadura mejorada para obtener opiáceos

Un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford (EE.UU.) lograron, introduciendo hasta 23 fragmentos de ADN modificado en la levadura del pan, que esta produjese dos compuestos opiáceos (sustancias muy vigorosas en el tratamiento del dolor), cuyo proceso de obtención a través de la “amapola” era caro y costoso. Este hallazgo ayudará a economizar tanto en costes como en tiempo, el proceso de obtención de estos compuestos para desarrollar nuevos tratamientos contra el cáncer, enfermedades infecciosas o la artritis.

Cuestionando los estudios psicológicos

Cuestionando los estudios psicológicos

La fiabilidad de la Psicología a debate. Este año un equipo de 270 investigadores ha descubierto que tan solo el 39% de los 100 estudios de referencia en el campo de la psicología pueden ser reproducidos y tenidos en cuenta. Las conclusiones de 61 de los estudios fueron imposibles de conseguir. El resultado es inquietante pero ayudará a que en el futuro sean más meticulosos a la hora de realizar y publicar sus argumentaciones finales.


Publicado por jacintoluque @ 8:10
Comentarios (0)  | Enviar

Gracias a los avances tecnológicos, la ciencia ficción es cada vez menos ficción. Te contamos el caso de la nanomedicina.

nanomedicina

Un científico ha conseguido disminuir el tamaño de los objetos hasta tamaños micrométricos, pero a consecuencia de un intento de asesinato, ahora se encuentra en coma. Para poder salvar su vida, un grupo de investigadores tendrá que usar esa novedosa tecnología para poder introducirse en su cuerpo con un submarino de no más de un micrómetro, llegar a su cerebro y lograr su curación.

Todos conocemos esta famosa obra de ciencia ficción titulada "Un viaje alucinante". En su momento presentó una tecnología muy novedosa, que era imposible de llevar a la realidad. Hoy en día, aunque no disponemos de esta tecnología, sí que podemos introducir pequeños "submarinos", tripulados por fármacos, dirigidos hacia donde nosotros queramos para que, una vez allí, realicen su acción curativa. Esta idea, propia de ciencia ficción, es la base de la nanomedicina.

La nanomedicina es la medicina basada en el uso de los nanotransportadores. Estos nanotransportadores, como el submarino de la película, son vehículos 1.000 veces más pequeños que un micrómetro que pueden transportar los fármacos necesarios para tratar una determinada enfermedad.

Nanomedicina para combatir el cáncer

En la Universidad  de Sevilla hemos tenido la oportunidad de trabajar con estos pequeños transportadores dirigidos a combatir el cáncer de pulmón. En una serie de experimentos muy preliminares, hemos estudiado cómo dirigir estos transportadores a las células causantes del cáncer de pulmón, las llamadas células madre de cáncer, descritas por el equipo de Lapidot en 1994 en la revista Nature. Si conseguimos dirigir el tratamiento a estas células en concreto, y a ninguna más,  podremos evitar los efectos secundarios derivados de los tratamientos.

Para dirigir estos pequeños transportadores utilizamos moléculas presentes en este tipo celular "diana" que, o bien no se encuentran en las demás células, o se encuentran en muy baja concentración. Al atacar específicamente a estas células conseguiremos privar al tumor de su fuente de células tumorales, de forma que acabará desapareciendo. Hemos podido caracterizar algunas de estas dianas, incluso hemos podido ver cómo los nanotransportadores se acumulaban más en las células tumorales que en las no tumorales. Diversos estudios publicados en revistas como PLoS One o Nature corroboran nuestros resultados, pero aún queda un largo camino por andar.

Hoy en día, equipos de investigadores de todo el mundo trabajan en estos "pequeños submarinos" y, poco a poco, se van consiguiendo resultados muy prometedores. Gracias al esfuerzo de todos ellos, la ciencia ficción cada vez es más ciencia y menos ficción.


Publicado por jacintoluque @ 7:48
Comentarios (0)  | Enviar

Mirando al cielo, muchas veces nos quedamos absortos contemplando el recorrido de los aviones. Nos divierte especular con su destino y con su origen, pero hay algo que llama más la atención: ¿qué son esas líneas blancas que van dejando a su paso?

estela

Esas líneas blancas, que pueden recordar a nubes de tipo cirro, se llaman estelas de condensación y son popularmente conocidas como contrails (del inglés "condensation trails"). Las estelas se producen como consecuencia de la alta temperatura de los chorros de gases que salen de los motores de los aviones. Estos gases, que esencialmente están formandos por aire, provocan la condensación del vapor de agua de la atmósfera y, por tanto, la formación de estelas. Dependiendo de las circunstancias, humedad y temperatura sobre todo, la estela puede disiparse o aumentar de tamaño hasta convertirse en una nube.

Para entender mejor la formación de los contrails, no hay nada como salir de casa una mañana fría de invierno. Al exhalar el aire de nuestros pulmones comprobamos físicamente cómo se forma una pequeña nube. Como el aire que expulsamos se encuentra más caliente que el del ambiente, una pequeña cantidad de vapor de agua se condensa y así producimos nuestra propia estela. Pensad en el tamaño que llega a tener en el caso de los aviones: los gases que salen del motor lo hacen a temperaturas cercanas a 1.000ºC y la temperatura de la atmósfera es varias decenas de grados bajo cero.

Posiblemente se os esté pasando por la cabeza que las estelas no son un fenómeno del todo deseable. Tenéis razón, pero se trata de un hecho inevitable. El mayor inconveniente que puede producirse es que las estelas no se disipen y pasen a ser nubes, disminuyendo así la visibilidad en el espacio aéreo y contribuyendo artificialmente al calentamiento global del planeta.

Teorías de la conspiración

Por otro lado, existe un número importante de personas que difunden la creencia de que a través de las estelas de condensación se esparcen ciertos productos químicos con diversos fines, lo que ha dado origen a una teoría de la conspiración. El fenómeno de los chemtrails (chemical trails o estelas químicas) no tiene fundamento científico que lo respalde, por lo que su existencia no se ha podido demostrar de manera fehaciente.

Sean contrails o chemtrails, no es posible escapar de ellos con los motores actuales. Solo el futuro y la evolución de la tecnología nos darán la fórmula para su eliminación.


Publicado por jacintoluque @ 7:43
Comentarios (0)  | Enviar
S?bado, 26 de diciembre de 2015

La fama de la misteriosa mujer búlgara creció a tal nivel que llegó a asesorar a la máxima autoridad de su país y ser parte de un centro de inteligencia paranormal.

Falleció en 1996. A los 90 años de edad, quien fuera una de las grandes videntes del siglo XX. En una ocasión predijo la muerte de Stalin y fue arrestada, sin embargo, acertó dado que un año después el líder soviético murió. Ella es Baba Vanga, esta es su historia junto con sus temibles predicciones para la humanidad.

Cuando su hermano, Vasil, fue a una fiesta, Vanga lloró y le rogó que no fuera. No le creyó, posteriormente fue encontrado muerto con signos de tortura y había recibido un disparo.

Predijo la Primera Guerra Mundial. De ahí en adelante la fama de la misteriosa mujer búlgara creció a tal nivel que llegó a asesorar a la máxima autoridad de su país y ser parte de un centro de inteligencia paranormal. También predijo el atentado de las torres gemelas y el hundimiento del submarino nuclear ruso llamado Kursk.

Baba Vanga

Próximas premoniciones de Baba Vanga:

2018: China se convierte en la nueva potencia mundial.

2023: La órbita de la Tierra cambiará ligeramente.

2025: Europa estará con problemas de poblamiento.

2028: Desarrollo de una nueva fuente de energía. El hambre lentamente pasa a ser un problema para la humanidad.

2033: El hielo polar se está derritiendo. Fuerte subida del nivel del mar

2043: Economía del mundo mejora notablemente. Mientras que en Europa, los musulmanes dominan.

2046: Cualquier órgano podrá ser producido en masa. Intercambio de órganos se convierte en el método preferido de tratamiento.

2066: Roma será atacada por EE.UU. con un arma climática.

2076: El mundo será dominado por la ideología comunista.

2084: Restauración del medio ambiente.

2088: Emerge una nueva enfermedad. El envejecimiento rápido.

2097: La temible enfermedad ligada al envejecimiento rápido se cura.

2100: Un sol artificial ilumina el lado oscuro de la tierra.

2111: Las personas se vuelven robots.

2123: Gran guerra entre las naciones pequeñas. No obstante, países potencias son los involucrados.

2125: En Hungría, se reciben las señales espaciales.

2130: Colonias bajo el mar.

2164: Aparecen animales mitad humanos.

2167: Aparece una nueva religión.

2170: Gran sequía.

2183: Colonia en Marte se convierte en una nación nuclear y pide la independencia de la Tierra.

2187: Dos grandes erupciones volcánicas se previenen con éxito.

2195: Evolucionaron las colonias marítimo, alimentos y energía en abundancia.

2196: Se produce la mezcla completa de asiáticos y europeos.

2201: El Sol se desaceleró. Las temperaturas bajan en el planeta.

2221: En la búsqueda de vida extraterrestre, los seres humanos se comprometan con algo muy horrible.

2256: Embarcación da vuelta a la Tierra con una terrible enfermedad.

2262: Las órbitas de los planetas comienza a cambiar paulatinamente. Marte está en peligro de ser golpeado por los cometas.

2271: Las leyes de la física cambian.

2273: Mezcla de Asia y gente de color. Aparecerá una nueva “raza”.

2288: Viaje a través del tiempo se inventó. Nuevos contactos con extraterrestres.

2291: Cambio en el Sol, volviendo a brillar completamente.

2296: Fuerte llamarada solar. La fuerza del cambio la gravedad. Estaciones espaciales y satélites viejos comienzan a caer.

2299: En Francia, un movimiento de guerrilla surge en contra del Islam.

2302: Leyes y secretos del universo importantes son revelados.

2304: Secretos de la Luna se revelan.

2341: Algo terrible se está acercando a la Tierra desde el espacio.

2354: Accidente en un sol artificial creado por el hombre conduce a la sequía.

2371: Se produce la gran hambruna para la humanidad.

2378: Nueva raza aparece rápidamente.

2480: Tierra en la oscuridad.

3005: Guerra en Marte. Cambio en la trayectoria de los planetas.

3010: Cometa golpea la Luna alrededor de la Tierra. Dicho objeto proviene de un anillo de piedras y polvo.

3797: En ese momento, todo lo que vive en la Tierra muere. Pero los seres humanos son capaces de empezar una nueva vida en un nuevo sistema solar.

3803: El nuevo planeta está escasamente poblado. Hay poco contacto entre las personas. Diferente clima global cambia el cuerpo de las personas y mutan.

3805: Guerra entre los humanos por los recursos. Más de la mitad de las personas mueren.

3815: Termina la guerra

3854: Las personas viven como bestias.

3871: Nuevo profeta enseña a la gente los valores morales y religiosos.

3874: Nuevo profeta recibe ayuda a toda la población. Una nueva iglesia se organiza.

3878: Iglesia enseña nuevas ciencias.

4302: Nuevas ciudades están creciendo en el mundo. La nueva iglesia se desarrolla en base a tecnología y ciencia.

4302: Gran desarrollo de la ciencia. Científicos descubren todo sobre el impacto de las enfermedades en el cuerpo.

4304: Se ha encontrado un camino para vencer cualquier enfermedad.

4308: Debido a la mutación en las personas, el hombre utiliza más del 34% de sus cerebros. Se pierde por completo cualquier noción de malicia u odio.

4509: El hombre finalmente alcanza el nivel de desarrollo que le permite alcanzar las formas de contacto con Dios.

4599: La humanidad alcanza la inmortalidad.

4674: Desarrollo de la civilización alcanza su cima. El número de personas que viven en diferentes planetas aumenta.

5076: Se llega al límite del universo. A partir de ahí, nadie lo sabe.

5078: Se rebasa el límite del universo. Más del 40% de la población está en contra.

5079: Fin del mundo.


Publicado por jacintoluque @ 7:52
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 24 de diciembre de 2015

Se uso el programa Crazy Talk para editar


Publicado por jacintoluque @ 13:18
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 23 de diciembre de 2015

4. ¿Pueden comer queso las personas alérgicas al huevo?

Tras leer la frase anterior supongo que te habrás preguntado qué tiene que ver la alergia al huevo con el consumo de queso. La respuesta puedes encontrarla en el etiquetado de algunos quesos, en cuya elaboración se emplea lisozima, un compuesto que se extrae a partir de la clara de huevo. ¿Para qué se utiliza? ¿Puede causar reacciones adversas en personas alérgicas al huevo? Veamos.

Queso San Vicente Semicurado. Lácteas San Vicente, León.

¿Qué es la lisozima?
La lisozima es una enzima que fue descubierta en el año 1922 por Alexander Fleming (quien, como sabrás, también descubrió la penicilina). Fleming halló la presencia de lisozima en la clara de huevo, donde observó su capacidad bactericida. Posteriormente encontró que esta enzima está además ampliamente distribuida en el organismo de muchos animales, especialmente en ciertas secreciones, como la saliva, las lágrimas, los mocos, la leche, etc. Se trata de una proteína constituida por 129 aminoácidos que tiene la capacidad de provocar la ruptura de la pared celular de las bacterias (concretamente cataliza la ruptura del enlace entre N-acetilmurámico y la N-acetilglucosamina de los polisacáridos de la pared celular), lo que causa su muerte.

A la izquierda de la imagen puedes ver una representación esquemática de la estructura de la lisozima y de la envoltura celular de una bacteria Gram positiva, donde se aprecia la pared bacteriana constituida por capas de peptidoglucano. En la parte derecha de la imagen se muestra cómo actúa la lisozima:  hidrolizando enlaces glucosídicos  beta(1-4) de ácido N-acetilmuránico (NAM)  a N-acetilglucosamina (NAG) en un polisacárido alternante de NAM-NAG que forma parte de la pared bacteriana. (Fuentes: 1, 2, 3)

¿Para qué se utiliza la lisozima?
En la actualidad la legislación europea permite el empleo de esta enzima en la elaboración de vinos, donde se utiliza como coadyuvante para el control de la fermentación (concretamente para controlar el desarrollo de las bacterias ácido-lácticas) y también en la elaboración de quesos, donde se emplea como aditivo (E-1105) principalmente para evitar un defecto que se conoce como "hinchazón tardía". Dicho defecto se debe a la acción de determinadas especies de bacterias del género Clostridium (concretamente C. butyricum y C. tyrobutyricum) que pueden estar presentes en la leche de partida, incluso aunque ésta haya sido sometida a un proceso de pasteurización, ya que son capaces de formar esporas muy resistentes al calor. Si las condiciones son favorables para el desarrollo de estos microorganismos, entre los meses 1 y 3 de maduración, pueden llevar a cabo un proceso de fermentación butírica mediante el cual transforman la lactosa (o el lactato) en ácido butírico, hidrógeno y dióxido de carbono. Como consecuencia, se desarrollan aromas y sabores desagradables y puede producirse la formación de grandes ojos, así como un abombamiento del queso, que puede acabar provocando incluso la ruptura de la pieza. En definitiva, el empleo de lisozima, impide la aparición de estos problemas, al evitar el desarrollo de las bacterias que lo causan. Además esta enzima es eficaz frente a determinadas bacterias patógenas como Escherichia coliSalmonella spp o Shigella spp, sin afectar significativamente el desarrollo de las bacterias lácticas que participan en la maduración del queso.

La "hinchazón tardía" es un defecto que puede provocar el abombamiento de las piezas de queso y la aparición de grandes grietas. (Fuente)

¿Puede provocar un queso con lisozima reacciones adversas en personas alérgicas al huevo?
Antes de nada, debes tener claro que lo que provoca las reacciones alérgicas no son los alimentos en sí mismos, sino algunos de sus componentes, y más concretamente determinadas sus proteínas (al menos en la mayoría de los casos), que son los verdaderos alérgenos (ya lo explicamos en un artículo anterior). Así, en el huevo las alergias están relacionadas principalmente con alguna de las siguientes proteínas: ovoalbúmina (54%), ovotransferrina o conalbúmina (12%), ovomucoide (11%), lisozima (3,5%) y ovomucina (1,5%). Es decir, se estima que un 3,5% de las personas alérgicas al huevo, en realidad son alérgicas a la lisozima. En definitiva, esta proteína es capaz de provocar reacciones adversas en personas alérgicas. Pero, ¿qué hay del queso? ¿Puede un queso con lisozima afectar a personas alérgicas al huevo o acaso este compuesto se degrada durante la maduración?

La lisozima que se emplea en la industria alimentaria (en vino y queso) se obtiene a partir de la clara de huevo, donde constituye aproximadamente un 0,3% del peso total y un 3,5% de las proteínas. (Fuente)

Existen varios estudios que investigan la relación entre la lisozima añadida al queso y las posibles reacciones adversas en personas alérgicas. Entre ellos, algunos indican que las reacciones alérgicas podrían disminuir a medida que avanza la maduración y otros incluso concluyen que el uso de este aditivo en queso (concretamente en Grana Padano) no parece ser perjudicial en personas alérgicas al huevo. Sin embargo, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) indica que se han descrito varios casos de reacciones adversas en personas alérgicas al huevo después de haber consumido queso que contenía lisozima. En definitiva, la EFSA concluye que la presencia de esta enzima en queso puede provocar reacciones alérgicas en personas susceptibles aunque indica que es necesario realizar más estudios sobre la cantidad residual de lisozima en queso y su capacidad para causar reacciones adversas en personas alérgicas. Por el momento, el etiquetado de los alimentos debe especificar que este compuesto procede del huevo, para que las personas alérgicas puedan tomar las debidas precauciones.

En el etiquetado de los alimentos debe destacarse la presencia de ciertos alérgenos.

5. ¿Por qué suda el queso?

Si alguna vez has dejado un trozo de queso a temperatura ambiente durante un largo periodo de tiempo seguramente hayas podido observar que éste comienza a "sudar". ¿Te has preguntado por qué ocurre esto? La respuesta sencilla es que parte de la grasa comienza a fundirse. Pero podríamos volver a preguntarnos lo mismo: ¿por qué ocurre esto? Veamos.

Queso Gran Capitán curado. Lactalis Villarrobledo, Albacete.

Este fenómeno se observa con facilidad en los quesos maduros de pasta dura, como el Manchego o el Idiazábal, donde el contenido en humedad es bajo (alrededor del 15-20%) y la proporción de grasa está en torno al 50-55%. La mayor parte de la materia grasa está constituida por triglicéridos que, como vimos anteriormente, están formados por una molécula de glicerol y tres ácidos grasos. Cada ácido graso está formado por cadenas de carbono de una determinada longitud (en alimentos lo más frecuente es encontrar ácidos grasos de entre 4 y 22 átomos de carbono), a las que se se unen átomos de hidrógeno, y en cuyo extremo hay un grupo carboxilo (-COOH). Los ácidos grasos se clasifican habitualmente atendiendo a dos criterios:

  • la longitud de su cadena, es decir, el número de átomos de carbono. Así, se distingue entre ácidos grasos de cadena corta, si tienen entre 4 y 12 átomos de carbono o ácidos grasos de cadena media y larga si tienen más de 12.
  • el tipo de enlaces entre los átomos de carbono, de modo que se habla de ácidos grasos saturados si los enlaces entre los carbonos son simples (-C-C-), o bien de ácidos grasos insaturados si existen enlaces dobles (-C=C-) o triples entre los carbonos de la cadena.

Estructura de un triglicérido, formado por una molécula de  glicerol (a la derecha de la imagen) y tres ácidos grasos (a la izquierda): dos saturados de cadena corta (caproico y butírico) y uno insaturado de cadena larga (palmitoleico). (Fuente)

Interacciones entre ácidos grasos
Estas características que acabamos de mencionar son las que determinan las interacciones entre los ácidos grasos y en consecuencia, el comportamiento de la materia grasa frente a la temperatura. Así, en los ácidos grasos saturados, los enlaces simples entre los átomos de carbono (-C-C-) hacen que exista la misma distancia y el mismo ángulo entre ellos. Esta circunstancia permite la unión entre varias moléculas mediante interacciones débiles (fuerzas de Van der Waals), de modo que cuanto mayor sea la cadena (más carbonos), mayor es la posibilidad de formación de estas interacciones. Por esta razón, los ácidos grasos saturados, que son los que abundan en las grasas, suelen encontrarse en estado sólido a temperatura ambiente.

La estructura de los ácidos grasos saturados permite la unión entre varias moléculas mediante interacciones débiles. (Fuente)

En los ácidos grasos insaturados los enlaces dobles (-C=C-) o incluso triples entre átomos de carbono hacen que la distancia entre ellos no sea la misma que la que hay en los demás enlaces de la molécula, algo que también ocurre con los ángulos de enlace (123º para enlace doble, 110º para enlace simple). Esto origina que las moléculas tengan más problemas para formar uniones mediante interacciones débiles entre ellas (fuerzas de Van der Waals). Es por ello que los ácidos grasos insaturados, que son los que abundan en los aceites, suelen encontrarse en estado líquido a temperatura ambiente.

La estructura de los ácidos grasos insaturados dificulta la unión entre moléculas mediante interacciones débiles. (Fuente)

Punto de fusión de los ácidos grasos del queso
En definitiva, el punto de fusión de los ácidos grasos depende de su longitud (es decir, del número de átomos de carbono) y del tipo de enlace entre ellos (simple, doble o triple). Así, como puedes ver en las siguientes gráficas, en general, el punto de fusión aumenta a medida que lo hace la longitud de la cadena y el grado de saturación. Dicho de otro modo: las temperaturas de fusión más elevadas corresponden a ácidos grasos saturados de cadena larga, mientras que las más bajas corresponden a ácidos grasos insaturados.

Como puedes ver, el punto de fusión aumenta a medida que lo hace el número de carbonos que conforman el ácido graso. (Fuente)

En la gráfica se compara el punto de fusión de ácidos grasos de 18 átomos de carbono según el número de dobles enlaces que contengan. (Fuente)

¿Y qué ocurre en el queso? En este alimento la composición cualitativa de la materia grasa depende de muchos factores, como la raza del animal, el estado de lactación, la alimentación, etc., pero podría ser algo parecido a esto:

Proporción de ácidos grasos totales en queso de oveja Zamorano de 9 meses de maduración. (Fuente)

Como ves, la mayoría de los ácidos grasos del queso son saturados, y los más abundantes son además de cadena larga. Por eso la materia grasa del queso es sólida a temperatura ambiente. Sin embargo, este alimento también contiene algunos ácidos grasos insaturados y ácidos grasos saturados de cadena corta, cuyo punto de fusión es menor. Puedes observar los detalles en la siguiente tabla.

Temperatura de fusión de los principales ácidos grasos presentes en el queso. (Fuente)

Como puedes ver, al sacar el queso del frigorífico (a una temperatura de unos 4ºC) y dejarlo a temperatura ambiente (unos 25ºC) los ácidos grasos que se fundirían serían básicamente caprílico y oleico, que serían así los principales responsables que el queso "sude". Si siguiéramos aumentando la temperatura (por ejemplo calentando el queso sobre una sartén), los diferentes ácidos grasos se irían fundiendo paulatinamente. Precisamente esta característica es aprovechada en la industria para fraccionar o separar grasas y ácidos grasos.

Y ahora sólo queda disfrutar de un trozo de buen queso...

Gominolas de petróleo.


Publicado por jacintoluque @ 17:22
Comentarios (0)  | Enviar

Bajo la aparente simpleza del queso, se esconde un alimento tremendamente complejo (el hecho de que se elaboren cientos de variedades diferentes casi exclusivamente a partir de leche, debería darte una pista). A través de este artículo podrás conocer algunas de las fascinantes curiosidades que encierra este apasionante alimento.

1. ¿Por qué pican algunos quesos?

Si has probado alguna vez un queso picante, tal vez te hayas hecho la pregunta anterior. La explicación en algunos casos es más o menos sencilla, y es que existen ciertos tipos de queso en cuya elaboración se emplean especias o condimentos picantes (por ejemplo, en algunas variedades del queso asturiano Afuega'l pitu se utiliza pimentón picante). Sin embargo, existen quesos que son elaborados exclusivamente a partir de leche y que también son picantes. Algunos ejemplos de ello son los quesos azules (como por ejemplo el Cabrales o el Roquefort) o ciertos quesos muy maduros (como por ejemplo el Zamorano o el Manchego). ¿Cuál es la explicación en estos casos?

Los quesos añejos suelen provocar una sensación picante en la boca y un sabor bastante fuerte. Recuerda que los sabores básicos son cinco*: dulce, salado, ácido, amargo y umami, que son detectados en la lengua a través de las papilas gustativas, para inmediatamente después ser interpretados en el cerebro (*en la actualidad se está debatiendo sobre la posible existencia de un sexto sabor: el sabor a grasa).  (Fuente)

Antes de nada hay que aclarar que, a pesar de lo que mucha gente piensa, el picante no es un sabor sino una sensación, concretamente una sensación de dolor, que se produce en la boca tras entrar en contacto con ciertas sustancias, como por ejemplo la capsaicina de las guindillas. Este tipo de sensaciones, entre las que se encuentran otras como la astringencia (provocada por ejemplo por los taninos del té o del vino tinto) o el frescor (asociado por ejemplo al mentol de algunas hierbas aromáticas) son percibidas por unos receptores nerviosos llamados nociceptores y transmitidos al cerebro a través del nervio trigémino, por lo que se conocen genéricamente como sensaciones trigeminales.

El nervio trigémino cuenta con varias ramas, distribuidas por diferentes regiones de la cabeza, que cumplen funciones motoras  y sensoriales. (Fuente)

En lo que respecta al queso, el término "picante" se suele aplicar indistintamente tanto para aquellos que son realmente picantes (es decir, para los que producen en la boca una sensación punzante similar a la que provoca la capsaicina de las guindillas), como para los que son ardientes (es decir, para los que producen una sensación irritante parecida a la que causan las bebidas alcohólicas de alta graduación). ¿Y qué es lo que hace que un queso sea picante? ¿Cómo es posible que a partir de un alimento de sabor suave, como es la leche, se obtengan quesos capaces de provocar estas sensaciones? Para comprender las respuestas a estas preguntas, primero debes saber cómo se elabora el queso. A continuación lo explicamos muy brevemente.

El queso Gamonéu, uno de los asturianos más apreciados, suele ser picante en mayor o menor medida. (Fuente)

Elaboración del queso
El proceso por el que la leche se transforma en queso consta de una serie de operaciones que, aunque pueden diferir según la variedad de la que se trate, se pueden esquematizar del siguiente modo:


- Higienización de la leche

La leche puede contener una cantidad significativa de microorganismos desde el mismo momento en el que sale de la ubre del animal o incluso antes. Eso significa que el consumo de leche cruda, o de quesos frescos o poco maduros elaborados a partir de ella, puede poner en riesgo la salud. Por eso los productores suelen optar por aplicar un tratamiento de pasteurización, que acaba con las formas vegetativas de los microorganismos que pudieran estar presentes en la leche.
El ordeño se realiza en condiciones higiénicas mediante un sistema mecánico que envía la leche desde la ubre hasta un depósito a través de conductos cerrados. (Fuente)
- Acidificación de la leche
Una vez que la leche está lista para comenzar el proceso de elaboración del queso, lo primero que se suele hacer es calentarla ligeramente y añadir cultivos iniciadores. Éstos están constituidos básicamente por bacterias ácido-lácticas (BAL)capaces de transformar la lactosa de la leche en ácido láctico, lo que provoca un descenso del pH. Esta acidificación de la leche favorece el cuajado.
Una de las bacterias que se emplea frecuentemente como cultivo iniciador es Lactococcus lactis, que se muestra en esta imagen realizada mediante un microscopio electrónico. (Fuente)
- Cuajado
El cuajado consiste en la coagulación de las proteínas de la leche (concretamente de las micelas de caseína), que puede lograrse mediante acidificación (por ejemplo añadiendo bacterias ácido-lácticas, zumo de limón, etc.) o por adición de cuajo, un complejo enzimático que puede ser de origen animal, vegetal o microbiano.
La acidificación llevada a cabo por las BAL y la acción de las enzimas del cuajo provocan la coagulación de las caseínas de la leche, que forman una matriz proteica que engloba gran parte de la grasa y otros componentes de la leche. (Fuente)
- Corte y desuerado Una vez que se forma la cuajada, lo que se suele hacer es cortarla en gránulos de determinado tamaño (según el tipo de queso) y retirar el suero.
La cuajada se corta con un instrumento llamado lira. (Fuente)
- Prensado Los gránulos de cuajada son introducidos en moldes y prensados para dar forma y consistencia al queso.
Los quesos, una vez introducidos en moldes son sometidos a un prensado. (Fuente)
- Salado La adición de sal favorece la salida de suero, potencia el sabor del queso y prolonga su vida útil, al dificultar el desarrollo de microorganismos y reducir la actividad enzimática.
Los quesos ya formados se introducen en piscinas con salmuera para salarlos. (Fuente)

- Maduración
La cuajada que se obtiene a partir de las operaciones anteriores está constituida principalmente por proteínas (sobre todo caseínas), materia grasa y una fracción de los componentes solubles de la leche, entre los que destaca la lactosa. Dicha cuajada es almacenada en cámaras de maduración bajo condiciones controladas de humedad y temperatura durante un determinado periodo de tiempo en el que los compuestos que acabamos de mencionar sufren una serie de transformaciones que caracterizarán el producto final. 
Cámara de maduración de queso Gruyer. (Fuente)
Transformaciones durante la maduración
Las transformaciones que se producen en un queso durante el periodo de maduración son tremendamente complejas y comprenden una serie de procesos bioquímicos que están regulados en buena medida por diferentes enzimas. A pesar de lo que mucha gente cree, las enzimas no son seres vivos, sino compuestos químicos (concretamente proteínas) que pueden proceder de diferentes fuentes:
  • de las células del sistema inmunitario del animal, con lo que estarían presentes en la leche de partida
  • de los microorganismos que pudieran encontrarse en la leche como consecuencia de una contaminación accidental o de una infección subclínica del animal 
  • de los microorganismos añadidos a la leche en forma de cultivos iniciadores, tales como bacterias ácido-lácticas (BAL) o diferentes tipos de mohos (por ejemplo en los quesos azules).  
  • del cuajo que se añade a la leche para provocar la coagulación de las proteínas
  • de los microorganismos que se desarrollan durante el periodo de maduración (normalmente se trata de mohos y levaduras que crecen sobre la superficie de los quesos)

Las enzimas producidas por los mohos juegan un papel fundamental en la elaboración de quesos azules como el Roquefort. (Fuente)

¿Y cuál es el papel que juegan todas estas enzimas? Lo que hacen es catalizar reacciones químicas, dirigiendo así la mayoría de los procesos bioquímicos que tienen lugar durante la maduración. A partir de dichos procesos, los compuestos que estaban presentes en la leche de partida (lactosa, lactato, citrato, proteínas y triglicéridos) son transformados para dar como resultado otros compuestos diferentes que van a determinar las características del queso: aspecto, olor, sabor, textura... y también, como no, la capacidad de provocar una sensación picanteA continuación puedes conocer a grandes rasgos cuáles son los principales procesos bioquímicos que se producen durante la maduración, así como los compuestos relacionados con la sensación picante que se forman a partir de ellos:

- metabolismo de la lactosa residual, del lactato y del citrato, a través del cual estos compuestos son transformados en otros, como etanol, dióxido de carbono, diacetilo, etc. Algunos de ellos se relacionan con la sensación picante, como el acetaldehído, que se obtiene principalmente a partir del metabolismo de citrato llevado a cabo por bacterias como lactococos y Leuconostoc sp., el ácido acético o el acetato de etilo, que se obtienen fundamentalmente a partir del metabolismo de lactosa y lactato.

Las bacterias del género Leuconostoc participan en algunos quesos en el metabolismo del citrato. (Fuente)

- proteolisis y catabolismo de aminoácidos: consiste en la ruptura de proteínas, que da como resultado macropéptidos, que a su vez se dividen en péptidos más pequeños y finalmente en amidas, amonio y aminoácidos. A partir de estos últimos se forman nuevos compuestos que contribuyen al sabor y al aroma del queso, y también a la sensación picante. Entre estos últimos cabe destacar el acetaldehído, especialmente en quesos azules y variedades de queso con mohos superficiales.

Las proteínas están formadas por largas cadenas de aminoácidos. Las enzimas proteasas hidrolizan las proteínas para dar como resultado péptidos (moléculas formadas por varios aminoácidos) y aminoácidos. (Fuente)

- lipólisis y catabolismo de triglicéridos: consiste básicamente en la hidrólisis de los triglicéridos, que da lugar a mono- y diglicéridos, junto con ácidos grasos libres. A partir de estos últimos se forman otros compuestos, como alcoholes, cetonas, aldehídos y ésteres. Todos estos compuestos son responsables del aroma y del sabor del queso, y algunos además se relacionan con la sensación picante. Entre ellos destacan algunos ácidos grasos libres de cadena corta, como ácido caproico y ácido cáprico, que son especialmente abundantes en leche de oveja y cabra, sobre todo en invierno. Otros compuestos relacionados con la sensación picante son algunas metil-cetonas (como por ejemplo 2-heptanona). que son conocidas fundamentalmente por su importancia en el aroma de los quesos azules y de los quesos con mohos superficiales. Éstas se forman en gran medida debido a la acción enzimática de mohos como Penicillium roqueforti, P. camemberti o Geotrichum candidum sobre ácidos grasos libres.

Un triglicérido está formado por una molécula de glicerol y tres ácidos grasos. Éstos pueden ser de diferentes tipos en función de la longitud de su cadena (ácidos grasos de cadena corta si tienen entre 4 y 12 átomos de carbono o ácidos grasos de cadena media y larga si tienen más de 12). Durante el proceso de lipólisis, las enzimas hidrolizan los triglicéridos para dar como resultado diglicéridos, monoglicéridos o glicerol junto con ácidos grasos libres. (Fuente)

¿Cómo conseguir un queso picante?
En definitiva, la sensación picante depende de muchos factores, entre ellos: las características de la leche de partida (raza del animal, estado sanitario, época del año, alimentación, etc.), del cuajo y los microorganismos que participan en su elaboración y de las condiciones de maduración (especialmente en el tiempo, la temperatura y la humedad). Así, si quisiéramos obtener un queso picante sería recomendable partir leche de oveja o cabra, con elevados recuentos de células somáticas y obtenida en invierno; añadir cuajo y ciertas especies de bacterias (por ejemplo, algunas del género Leuconostoc, bacterias ácido lácticas, etc.) y de mohos (por ejemplo, algunos del género Penicillium) y finalmente someterlo a largos periodos de maduración.
2. ¿Sabes realmente cómo se forman los agujeros de algunos quesos suizos?

Como sabrás, algunos quesos suizos como el Emmental, se caracterizan por contener un notable número de agujeros de considerable tamaño. Se suele decir a los niños que éstos son causados por la acción de los ratones, aunque obviamente se trata sólo de una fantasía (por cierto bastante recurrente en los dibujos animados). Pero ¿cómo se forman realmente esos agujeros? Esta pregunta ha despertado el interés de los científicos desde que comenzó a investigarse sobre el queso hace más de un siglo, pero no ha sido hasta este mismo año cuando se ha podido dar una respuesta completa.

En el año 1917 el químico estadounidense William M. Clark, publicó un artículo en el que se recogían los conocimientos que existían hasta entonces sobre el origen de los ojos o agujeros del queso Emmental. En ese trabajo Clark llegó a la conclusión de que se debían al gas formado como consecuencia de la fermentación llevada a cabo por algunas bacterias. Sin embargo, esa idea era más bien una hipótesis, ya que por aquel entonces no se sabía qué bacterias participaban en la elaboración del queso ni se conocían algunos mecanismos de fermentación (como la fermentación del ácido propiónico). Con el paso del tiempo se fueron realizando más investigaciones que permitieron conocer muchos más detalles sobre esta cuestión. Así, se pudo saber que los agujeros se forman debido a la producción de dióxido de carbono por parte de bacterias ácido-propiónicas (BAP), a lo que también contribuye la acción de ciertas bacterias ácido lácticas (BAL). Concretamente, las BAL llevan a cabo una fermentación ácido-láctica, transformando la lactosa de la leche en ácido láctico y en otros productos secundarios, como dióxido de carbono. Por su parte, las BAP (especialmente Propionibacterium freudenreichii) llevan a cabo una fermentación ácido-propiónica, transformando el lactato obtenido en el proceso anterior en propionato, acetato y dióxido de carbono.

A finales de los años 90 del siglo XX comenzó a observarse una disminución drástica del número de agujeros del queso Emmental, lo que motivó la preocupación de los productores. (Fuente)

Sin embargo, aún quedaba un gran misterio por resolver, que no era otro que el mecanismo de formación de esos agujeros, o dicho de otra forma, los motivos que explican su tamaño, su número, su forma y su distribución en el queso. Este misterio aumentó aún más hace unos 15 años, cuando el número y el tamaño de esos ojos disminuyó drásticamente, hasta el punto que cada vez era más frecuente obtener quesos sin apenas agujeros (algo que, como puedes imaginar, provocó una notable preocupación en los productores). Los investigadores atribuyeron esta escasez de agujeros a la incorporación de una mejor tecnología de ordeño, que pasó de ser manual y en cubas abiertas a ser mecánico y en sistemas cerrados, con las consiguientes mejoras higiénico-sanitarias de la leche. Otro hecho que llamó la atención de los investigadores fue que tradicionalmente los quesos de invierno tenían muchos más agujeros que los de verano. Así, estos dos fenómenos pusieron a los investigadores tras la pista de un único sospechoso que, a la vista de los resultados de una reciente investigación, puede ser considerado como "culpable": el heno. En otras palabras, la formación de agujeros está inducida por la presencia en la leche de micropartículas de heno.

Esta imagen muestra una tomografía computerizada de rayos X en la que se aprecian los agujeros formados en una pieza de queso. (Fuente)

¿Cómo se forman los agujeros?
Las partículas de heno contienen pequeñas burbujas de aire, que aumentan de tamaño gracias al dióxido de carbono producido por las bacterias ácido-propiónicas y ácido-lácticas. Es decir, las partículas de heno actúan como puntos de nucleación en la formación de agujeros, determinando su número y su distribución en el queso. Tanto es así que los propios investigadores se sorprendieron al conocer que el número y el tamaño de los agujeros del queso puede ser controlado casi a voluntad, en función de la cantidad de micropartículas de heno que se añada a la leche. Así, sin micropartículas de heno apenas se forman agujeros, ya que el dióxido de carbono producido en la fermentación escapa al exterior del queso.

Imagen de micropartícula de heno tomada con microscopio electrónico en la que se puede apreciar su estructura capilar. El atrapamiento del aire en estos capilares permite la difusión del dióxido de carbono desde la pieza de queso hacia el interior de las micropartículas, actuando así como puntos de nucleación en la formación de agujeros. (Fuente)

¿Y qué ocurre en otros quesos? 
Aunque en otros quesos también pueda haber partículas de heno, no se forman agujeros tan grandes debido a la ausencia de bacterias ácido-propiónicas (las bacterias ácido lácticas presentes en otros quesos producen poca cantidad de dióxido de carbono). Esto es lo que sucede por ejemplo en el Gruyer que, a pesar de lo que mucha gente cree, no contiene agujeros.

Corte de queso Zamorano en el que se pueden apreciar algunos pequeños agujeros. (Fuente)

¿Significa todo esto que los quesos se hacen con leche sucia? 
Ni mucho menos. Los quesos, sean del tipo que sean, solamente pueden pueden elaborarse con leche en óptimas condiciones higiénicas (para asegurar que así sea se realizan análisis microbiológicos y tratamientos como microfiltración y bactofugación, según el caso). Las micropartículas de heno de las que estamos hablando son diminutas (del orden de unos 50 micrómetros) y están presentes en dosis muy pequeñas (del orden de 5-10 miligramos por cada 1000 kilogramos de leche), de modo que no tienen ningún efecto negativo sobre la calidad higiénica de la leche ni sobre la salud del consumidor.

3. ¿Qué son esos puntitos blancos que tienen algunos quesos?

Quizá hayas notado alguna vez la presencia de unos puntitos blancos en algunos quesos maduros. Esas motitas, que se pueden observar a simple vista, también son apreciables durante la masticación en forma de pequeños granos duros y ligeramente crujientes, que contrastan con la textura del resto del queso. Algunas personas confunden esas motas con granos de sal o con de moho, pero ¿de qué se trata realmente? Esta cuestión, al igual que la que acabamos de tratar en el punto anterior, también despertó el interés de los científicos desde que comenzó a investigarse sobre el queso (para que te hagas una idea, uno de los primeros artículos que trata el tema, data del año 1903). Pero vayamos al grano.

Cristales
Estos puntos de los que hablamos no son otra cosa que cristales constituidos por diferentes compuestos que forman parte del queso. A grandes rasgos, podemos decir que esos cristales son de dos tipos: unos formados principalmente por lactato cálcico y otros formados básicamente por diferentes aminoácidos, especialmente por tirosina. Ambos pueden distinguirse con relativa facilidad incluso a simple vista, ya que suelen presentar notables diferencias:

  • los cristales de lactato cálcico aparecen principalmente en la superficie de quesos relativamente poco maduros (en torno a 6 meses de maduración), tienen una apariencia húmeda, son color blanco claro y suelen presentarse difusos, formando una fina capa de cristales que puede cubrir una amplia proporción de la superficie del queso. Además, son blandos, algo que se nota a la hora de masticar el queso.
  • los cristales de tirosina suelen aparecer en la parte interna de quesos muy maduros, son más firmes y densos que los anteriores, de color blanco más intenso, de menor tamaño y están más dispersos. Además son más duros y crujen ligeramente al ser masticados.

En la imagen se pueden apreciar cristales de tirosina (pequeños puntos de color blanco intenso) y cristales de lactato cálcico (puntos más grandes y de color menos intenso). (Fuente)

¿Cómo se forman los cristales?
La formación de cristales de lactato cálcico y de tirosina se produce de manera espontánea, siempre que se den las condiciones adecuadas para ello; esto es, que las concentraciones de estos compuestos excedan su solubilidad y que exista suero libre que permita las interacciones entre moléculas. En otras palabras, lo que tiene que suceder es que se forme una solución sobresaturada, lo que provocará la unión de diferentes moléculas y su precipitación. Es decir, el proceso es similar a la cristalización de cualquier mineral en agua. En este caso lo primero que tiene que ocurrir es que haya un contacto suficiente entre los reactivos que lo van a formar, es decir, entre el calcio (procedente de la hidrólisis de las caseínas que se produce durante la maduración del queso) y el ácido láctico (formado a partir de la fermentación de la lactosa llevada a cabo por bacterias ácido-lácticas), o bien, entre las moléculas de tirosina (formada a partir de la hidrólisis de proteínas y aminoácidos debida a la acción enzimática de bacterias y mohos que participan en la maduración del queso). También debe haber suficientes colisiones entre las moléculas, en este caso de lactato cálcico o de tirosina, de manera que las interacciones entre ellas sean lo suficientemente duraderas y fuertes como para alcanzar un tamaño crítico, formando así un punto de nucleación. Dicho punto atraerá más lactato cálcico o tirosina, formando una estructura cristalina que al aumentar de tamaño acabará precipitando, llegando así a ser visible a simple vista.

Los puntos de nucleación atraen otras moléculas, aumentando así el tamaño del cristal, que acaba precipitando. (Fuente)

Aunque el fundamento es básicamente el que acabamos de mencionar, en realidad la formación de estos cristales es un proceso bastante más complejo, y son muchos los factores que influyen en él. Entre ellos, la presencia de células muertas de bacterias ácido lácticas (que sirven como puntos de nucleación para la formación de cristales), la conversión de L-lactato a una mezcla de L- y D-lactato (menos soluble) causada por la contaminación con determinadas cepas salvajes de bacterias ácido lácticas, el almacenamiento del queso a bajas temperaturas, la retención de suero en el envase, etc. En lo que respecta a los cristales de tirosina, su formación parece estar además fuertemente asociada al metabolismo de la bacteria Lactobacillus helveticus y más concretamente a la actividad de sus enzimas peptidasas. Por otra parte, hay que tener en cuenta que los cristales del queso pueden estar constituidos no sólo por lactato cálcico o por tirosina, sino por muchos otros compuestos (o por mezclas de ellos), por ejemplo, fosfato cálcico, diferentes aminoácidos (como leucina, isoleucina, fenilalanina, cisteína o ácido glutámico) y, en general, cualquier sustancia con poca solubilidad en agua y con tendencia a cristalizar.



¿Son perjudiciales?

Como acabamos de ver, estos cristales están formados principalmente por sustancias que forman parte de la composición del queso, como lactato cálcico o tirosina, todos ellos inocuos para la salud en personas sanas. Así, desde el punto de vista de la salud estos cristales no son perjudiciales para el consumidor (de hecho el lactato de calcio es un compuesto que se vende como suplemento dietético para las personas que necesitan un aporte extra de este mineral). Ahora bien, ¿se puede decir lo mismo si tenemos en cuenta el punto de vista comercial? Normalmente, la presencia de cristales en quesos poco maduros o quesos "industriales", como el cheddar, son considerados como un defecto y su presencia es indeseable. En estos casos suele tratarse de cristales de lactato cálcico, cuya formación puede evitarse o minimizarse tomando algunas medidas, como el control de cepas salvajes de bacterias ácido-lácticas, la reducción de la concentración de ácido láctico en la cuajada o el empleo de compuestos secuestrantes de calcio.

Cristal de lactato cálcico formado en la superficie de un queso. (Fuente)

Por otra parte, en quesos sometidos a periodos de maduración muy prolongados (por ejemplo manchego, zamorano, cheddar añejo, grana padano, gouda, parmesano, etc.) la presencia de cristales (normalmente de tirosina) es apreciada por los consumidores experimentados, precisamente porque es indicativa de una larga maduración y consecuentemente de aromas y sabores intensos. En este sentido ocurre algo parecido con otro alimento muy apreciado: el jamón.

En los jamones sometidos a largos periodos de maduración también se forman cristales de tirosina. (Fuente)


Publicado por jacintoluque @ 17:10
Comentarios (0)  | Enviar
Como usted probablemente ya sabe, el bicarbonato de sodio tiene muchos mas usos que para cocinar. Es bueno para absorber olores y por eso a menudo encontrará una caja de bicarbonato de sodio abierta en los refrigeradores de la gente. Pero, ¿qué es realmente el bicarbonato de sodio y qué más se puede hacer con él? Bueno, la explicación fácil sin ser un profesor de química, es que el bicarbonato de sodio es un tipo sodio o sea un tipo de sal, que se activa al agregarle ácido. Pero la pregunta real es, ¿que puede hacer el bicarbonato de sodio para hacerte la vida más fácil? Echa un vistazo a este vídeo de Clean My Space que demuestra 10 trucos de limpieza utilizando bicarbonato de sodio. Puedes utilizar este limpiador doméstico sobre su alfombra, fregaderos, lechadas, y hasta en las axilas. ¿A quien se le hubiera ocurrido?


Publicado por jacintoluque @ 8:04
Comentarios (0)  | Enviar

Contra el cáncer

Contra el cáncer

 

Esta planta bulbosa del género Allium se ha estudiado profundamente en su relación con el cáncer. Muchos estudios atestiguan los efectos beneficiosos y preventivos de la cebolla contra esta enfermedad, probablemente debido a sus compuestos orgánicos ricos en azufre. Introducir la cebolla en nuestra dieta inhibe el crecimiento tumoral y la prevención de formación de radicales libres por la sustancial fuente de antioxidantes de esta hortaliza.

 Prevenir el cáncer de colon

Prevenir el cáncer de colon

 

El consumo elevado de fibra de todas las frutas y verduras ha sido asociado a un menor riesgo de cáncer colorrectal, por lo que la cebolla, muy rica en agua (representa cerca del 90% de su composición) y con su alto contenido en fibra, vitaminas y minerales (y un bajo aporte calórico) es de las más recomendadas para su prevención.

Prevenir el cáncer de próstata

Prevenir el cáncer de próstata

 

Un estudio publicado por la revista del Instituto Nacional del Cáncer reveló que una poderosa asociación -positiva- entre la ingesta de vegetales allium y el cáncer de próstata. Descubrieron que que los hombres con un mayor consumo de vegetales allium -cebolla, ajos, cebolletas- tenían un menor riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

Prevenir el cáncer de estómago y esófago

Prevenir el cáncer de estómago y esófago

 

Muchos estudios internacionales apoyan la certeza de que la ingesta frecuente de verduras allium, como la cebolla, reduce el riesgo de cáncer de esófago y de estómago. De hecho, varios estudios con seres humanos basados en encuestas han demostrado los posibles efectos protectores de las personas que consumen cebollas u hortalizas de la misma familia. En experimentos con animales se ha probado la eficacia de compuestos a base de cebolla para inhibir la aparición de gestos tumores concretos.

Sueño y humor

Sueño y humor

 

El folato, una vitamina que se encuentra naturalmente en muchos alimentos (como la cebolla), puede ayudar a combatir la depresión mediante la prevención del exceso de formación de homocisteína en el cuerpo, ya que si se produce en demasía, interfiere con la producción de serotonina, dopamina y norepinefrina, que regulan no sólo el estado de ánimo, sino también el sueño y el apetito.

Cabello y piel

Cabello y piel

 

Para la construcción y mantenimiento del colágeno, que proporciona la estructura a la piel y a nuestro cabello es necesaria una ingesta adecuada de vitamina C. La cebolla, por tanto, se convierte en una buena aliada si queremos mantener nuestra piel y nuestro pelo, sanos.


Publicado por jacintoluque @ 6:29
Comentarios (0)  | Enviar

Una nueva tecnología detecta nuestro estado de ánimo según la manera en que desplazamos el cursor con el ratón.

ratón pc

Hay personas que no pueden disimular si están enfadadas o tienen un mal día (se las ve venir de lejos), pero a otras resulta más complicado “calarlas”. Ahora, un grupo de investigadores de la Universidad Brigham Young, en Utah (EE. UU.), ha encontrado un método empírico de detectar nuestros estados de ánimo: la manera en que movemos –o maltratamos– el ratón de nuestro ordenador.

 

Los expertos norteamericanos, dirigidos por el profesor Jeffrey Jenkins, han comprobado que, efectivamente, los patrones de desplazamiento del cursor por la pantalla son un fiel reflejo de nuestro estado de ánimo; sobre todo, cuando experimentados emociones negativas como el enfado, la frustración, la confusión o la tristeza.

 

En ese caso, aseguran los investigadores, no describimos con el ratón rectas o curvas tranquilas, sino movimientos bruscos y caóticos, como si tuviéramos un tembleque. Y contra lo que pudiéramos pensar, los desplazamientos virtuales son más lentos.

 

Jenkins ha patentado ya su software de detección, y ahora está perfeccionándolo para darle usos concretos. Como él mismo explica, podría servir para que las páginas web que nos proporcionan determinados servicios –como la venta de entradas online, por ejemplo– sepan que el usuario no está consiguiendo lo que se propone y ya está a punto de tirar el ordenador por la ventana. Así pueden reaccionar automáticamente y reconducir la crisis.

 

El investigador también cree que esta tecnología, como explica en la revista MIS Quarterly, podrá adaptarse a las pantallas táctiles: en vez del movimiento del cursor, será el toqueteo destemplado de la pantalla lo que delatará nuestra frustración. De hecho, su equipo ya está reuniendo datos para crear un modelo similar al que han desarrollado con los usuarios de PC.


Publicado por jacintoluque @ 6:20
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 21 de diciembre de 2015

Un año es el tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta entera al Sol. Sin embargo, en otros planetas el año dura más

¿Cuál es tu edad en otros planetas? Esta calculadora te lo dice

Una persona con 30 años en la Tierra tendría 125 en Mercurio.

¿Cuál sería tu edad en Marte, Saturno o Júpiter? No sería la misma que en la Tierra. Se trata de una cifra que solo es válida en nuestro planeta, ya que la duración un año depende del periodo orbital de cada astro. Esta calculadora te muestra cuál sería tu edad en cada uno de los planetas del Sistema Solar. 

Adam Cole ofrece una respuesta muy rápida a esa respuesta en su Tumblr científico (SkunkBear). Allí se encuentra unas sencilla calculadora (clic en calculadora) en la que solo es necesario introducir nuestra fecha de nacimiento y listo. El sistema mostrará tu edad en esos planetas y la fecha del próximo cumpleaños.

Cabe precisar que la edad biológica es exactamente la misma estemos donde estemos. Simplemente cambia la unidad de medida. Un año es el tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta alrededor del Sol. Eso en nuestro planeta son 365 días, pero en Marte la vuelta completa lleva 687 días.

De este modo, una persona con 30 años en la Tierra tendría 125 en Mercurio, 49 en Venus y 16 en Marte. A medida que nos alejamos del Sol, los planetas tardan más en orbitar completamente la estrella amarilla.


Publicado por jacintoluque @ 14:08
Comentarios (0)  | Enviar

Un nuevo estudio desmiente una teoría anterior acerca de los factores aleatorios del cáncer.

dados-cancer

La importancia de los factores externos -relacionados con el entorno- de cara al riesgo de desarrollar cáncer es entre el 70% y el 90%. Así de tajante se muestra el nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Stony Brook (EE.UU.) y que recoge la revista Nature. Este trabajo desmonta así la polémica teoría publicada en la revista Science hace unos meses de que dos tercios de los tumores se producían por la “mala suerte”.

 

Así, el riesgo de padecer un cáncer está más influenciado por factores extrínsecos que intrínsecos (como problemas en la replicación del ADN): “Sus autores exponían que el cáncer es causado únicamente por factores intrínsecos, como las mutaciones de las células, y no extrínsecos. Nuestro estudio manifiesta justo lo contrario: que la mayoría de los cánceres se deben a factores de riesgo externos”, explica a Sinc Yusuf Hannun, líder del estudio.

 

Según los análisis de mutaciones celulares y datos epidemiológicos, los factores intrínsecos contribuyen apenas un 10-30% a las posibilidades de tener cáncer. Sin embargo, factores externos, como por ejemplo, la exposición a radiación ultravioleta, influyen entre un 70-90% en el riesgo de sufrir esta enfermedad.

 

La influencia del entorno es claramente determinante, por lo que los científicos exponen que la lucha por la prevención del cáncer debe ser una prioridad por parte de gobiernos y población por igual. A partir de ahora, las investigaciones posteriores deberían centrarse en desgranar cuáles son estos factores relativos al entorno que incrementan las posibilidades de sufrir un cáncer.

 

“En el futuro queremos ampliar el modelo teórico de nuestro estudio para incorporar los efectos de los factores extrínsecos y entender el desarrollo del cáncer y sus riesgos, así como crear un modelo general que sirva para predecir cómo determinados sucesos en un periodo temprano pueden influir en el desarrollo del cáncer”, afirma Hannun.


Publicado por jacintoluque @ 7:15
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 18 de diciembre de 2015

El papel de potencia o “Power Paper” revolucionará la forma de recargar nuestros gadgets y pone en valor las energías alternativas limpias.

papel energía

Investigadores del Laboratorio de Electrónica Orgánica de la Universidad Linköping, en Suecia, han desarrollado un nuevo material con la extraordinaria capacidad de almacenar energía. Dicho material consiste en la combinación de una nanocelulosa y un polímero conductor en una estructura 3D. “Ya existen películas que funcionan como capacitadores, pero lo que nosotros hemos hecho es producir el material en tres dimensiones”, ha manifestado Xavier Crispin, uno de los autores del estudio que aparece publicado en la revista Advanced Science.  

 

La citada nanocelulosa se obtiene a partir de fibras de celulosa que son sometidas a agua a alta presión con el fin de desmenuzarlas en fibras tan extremadamente delgadas que no sobrepasan los 20 nanómetros de diámetro. Las fibras de celulosa son sumergidas en una solución de agua para después añadir un polímero cargado eléctricamente (PEDOT: PSS), también en solución acuosa. De esta forma se consigue que el polímero forme una fina capa alrededor de las nanofibras, que se organizan en una suerte de maraña que dejan pequeños espacios rellenos de líquido.

 

Este hace las veces de electrolito, según explica Jesper Edberg, otro de los investigadores que han desarrollado este papel. Cada hoja de 15 cm de diámetro y pocas décimas de milímetros de espesor puede almacenar hasta un faradio, capacidad similar a la de los supercondensadores comercializados.

 

El nuevo material puede recargarse cientos de veces y a una velocidad digna de mención, pues lo hace en pocos minutos. La ventaja de este papel es que se produce con materiales simples, aparte de que la celulosa es renovable. De peso ligero, no requiere productos químicos peligrosos o metales pesados para su producción y es resistente al agua.


Publicado por jacintoluque @ 6:26
Comentarios (0)  | Enviar

votar

¿Qué nos influye a la hora de acudir o no a votar en unas elecciones generales? ¿Y a la hora de escoger un candidato? ¿La genética define la ideología política? ¿Hay cerebros de derechas y cerebros de izquierdas?  La ciencia tiene algunas respuestas.

El tamaño del candidato
La elección de candidatos físicamente corpulentos en unas elecciones puede ser un comportamiento desarrollado para asegurar la supervivencia, según concluye un estudio de la Universidad Tecnológica de Texas (EE UU) que publica la revista Social Science Quarterly.

Los genes
La genética juega un papel clave en la identificación de un individuo con un determinado partido político. Un estudio con 12.000 gemelos realizado en la Universidad de Wire reveló que la tendencia a tener la misma ideología política es mayor en los gemelos idénticos que en mellizos.?Todos podemos actuar contra las predisposiciones genéticas, pero es bueno saber que los genes nos influyen de una manera inconsciente en nuestras actitudes políticas? advierte John Alford, autor de la investigación.

El cerebro
Científicos del University College de Londres (UCL), en Reino Unido, han encontrado una estrecha relación entre el grosor de dos áreas de materia gris del cerebro y la ideología política. En concreto, sus análisis con imágenes de resonancia magnética muestran que las personas que se declaran conservadoras o "de derechas" tienen mayor grosor en los tejidos de la amígdala cerebral -el área encargada de procesar las emociones-, mientras que las personas con ideología liberal o "de izquierdas" suelen tener más pronunciada la corteza cingulada anterior, un área del cerebro asociada con la anticipación y la toma de decisiones.

La satisfacción
La gente satisfecha con su vida se muestra más predispuesta a participar en unas elecciones políticas acudiendo a votar que las personas insatisfechas, de acuerdo con una reciente investigación de la Universidad de Baylor (EE UU) publicada en la revista Journal of Happiness Studies.

El ejercicio físico
Según un estudio publicado el pasado mes de febrero en la revista Psychological Science, las personas que realizan más actividad física y cuidan su salud tienen a participar más en la vida política que los sujetos más sedentarios. Los investigadores dicen que quizás se podría aprovechar el descubrimiento para pedir el voto y la participación ciudadana en contextos deportivos.


Publicado por jacintoluque @ 6:22
Comentarios (0)  | Enviar

Si pensabas que el origen de la "equis" es el mismo que el del cine X por su capacidad de desvelar “lo tapado”, nada más lejos de la realidad...

rayos X

Los rayos X fueron descubiertos en noviembre de 1895 por un persistente físico alemán llamado Wilhelm Conrad Röntgen, que experimentaba con la impresión de placas fotográficas y con la luz producida por un antecesor de los tubos fluorescentes de hoy: el tubo de Crookes.

Una tremenda subida de tensión eléctrica hizo saltar todo el experimento por los aires, y Röntgen, para poder continuar con su trabajo, tuvo que usar unas nuevas placas fotográficas que tenía guardadas en un cajón cercano. Pero, al revelar estas placas, aparecieron impresos los objetos que las tapaban dentro del cajón. Así dedujo que la luz de la subida de tensión previa había atravesado los cajones y los objetos hasta llegar a impresionar las placas.

Röntgen se encontraba ante una inquietante “luz” invisible al ojo humano que era capaz de atravesar objetos sólidos y al mismo tiempo impresionar las placas fotográficas. El fenómeno constituía una incógnita para las teorías de la física ondulatorias clásicas del momento. Por eso, decidió bautizar esas radiaciones como ”incógnitas o desconocidas”, dado que en física y matemáticas la letra "X" designa una incógnita en cualquier ecuación. Así es como se las conoce en todo el mundo salvo en su país de origen, Alemania, donde conservan el nombre de su descubridor: “Röntgenstrahlung” ("radiación de Röntgen", literalmente). Como nota curiosa cabe señalar que el halo de misterio que al principio envolvía a los rayos incógnita fue una de sus primeras aplicaciones y motivó que fueran exhibidos en circos ambulantes, donde se mostraban como uno de los enigmas de la naturaleza.


Publicado por jacintoluque @ 6:16
Comentarios (0)  | Enviar

Eso sostiene un estudio de la Universidad Carnegie Mellon (EE. UU.), que asegura que comer lechuga es tres veces más contaminante que comer panceta.

dietas sanas

Llevamos años escuchando que consumir menos carne es una de las decisiones individuales que pueden contribuir a la lucha contra el cambio climático. A medida que las sociedades se enriquecen, tienden a dietas más carnívoras, y eso incrementa la crianza de ganado, convertida ya en una gran industria con una alta emisión de gases de efecto invernadero (GEI).

 

La producción de piensos dispara el uso de fertilizantes químicos, y se libera mucho CO2 durante la elaboración y el transporte de los productos animales. Además, esta actividad es una de las mayores responsables de la deforestación.

 

Sin embargo, nuevos datos sugieren que la dieta vegetariana y otras que prescinden del ganado podrían contribuir más que la tradicional al cambio climático. Una investigación de laUniversidad Carnegie Mellon sostiene que obtener una caloría de frutas, vegetales, lácteos y mariscos requiere más emisiones de GEI que hacerlo de un producto cárnico. Paul Fischbeck, uno de los autores del trabajo, afirma que “muchos vegetales comunes requieren más recursos energéticos por caloría de lo que se cree. En este sentido, las berenjenas, el apio y los pepinos son especialmente perjudiciales comparados con el cerdo o el pollo”.

 

Los investigadores han llegado a esa conclusión de forma inesperada. Su trabajo ha estudiado la cadena alimenticia en EE. UU. para determinar cómo afecta la epidemia de obesidad de ese país al medio ambiente: analizaron la producción, el procesamiento y transporte de comida, las ventas y servicios, y a partir de ahí midieron las emisiones de GEI y el consumo de agua y energía de todo el proceso. Concluyeron que controlar el peso y comer menos calorías podía reducir esos parámetros hasta un 9 %.

 

Sin embargo, descubrieron que las dietas recomendadas como más saludables –una mezcla de lácteos, frutas, vegetales y marisco– tenían mayor impacto ambiental en las tres categorías: el consumo de energía crecía un 38 % y el de agua un 10 %, y las emisiones de gases de efecto invernadero subían un 6 %.


Publicado por jacintoluque @ 6:13
Comentarios (0)  | Enviar

Cuando nos concentramos en una tarea que exige mantener una gran atención visual, podemos dejar de percibir durante un instante algunos estímulos sonoros.

cerebro

Así lo indica un equipo de investigadoras de la University College de Londres (UCL) en un estudio publicado en la revista Journal of Neuroscience, en el que, en esencia, sugieren que el oído y la vista comparten algunos mecanismos neurales. Para determinarlo, monitorizaron en tiempo real las áreas del cerebro que se activaban en un grupo de voluntarios cuando se les pedía que llevasen a cabo un cometido en el que debían emplear mayormente su capacidad visual. De ese modo, observaron que en esos momentos su respuesta al sonido se reducía significativamente.

 

"Cuando se trataba de una prueba especialmente exigente, muchos no lograban detectar los estímulos sonoros incluso aunque estos les resultaran perfectamente audibles en otras circunstancias", explica Maria Chait, una de las coautoras del trabajo, del Instituto del Oído de la citada institución británica. "Las pruebas que efectuamos muestran que a veces las personas no solo ignoran o filtran los sonidos, sino que ni siquiera los escuchan", recalca esta experta en neurociencia cognitiva.

 

Aunque los científicos conocen la existencia de este fenómeno desde hace tiempo, el estudio por magnetoencefalografía realizado por las científicas de la UCL ha permitido conocer que se origina en las primeras fases del proceso auditivo. "Nos encontramos a diario con este tipo de situaciones", señala Nilli Lavie, otra de las firmantes del ensayo. Según indica esta profesora de la UCL, "este tipo de sordera puede darse cuando, por ejemplo, nos dirigimos a alguien que está muy concentrado en un libro o un videojuego y no nos responde. Ello no significa que nos esté ignorando.

 

Podría suceder, sencillamente, que no nos haya escuchado". Lo mismo ocurre cuando estamos leyendo algo en el teléfono móvil mientras esperamos en una parada a que llegue el autobús o cruzamos una carretera. "En ese caso, es probable que ni siquiera escuchemos cómo se aproximan los vehículos. Quizá percibamos algo muy ruidoso, como las sirenas de una ambulancia, pero no el motor del coche que pasa justo en ese momento", afirma Lavie. 


Publicado por jacintoluque @ 6:07
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 17 de diciembre de 2015
Martes, 15 de diciembre de 2015

twins or not

Microsoft hace tiempo presento su Proyecto Oxford, que básicamente ofrece una API para el reconocimiento facial. Ya lo hemos visto en acción en aplicaciones y sitios web como HowOld, el cual nos decía que edad y sexo tenia la persona de una fotografía, eso si con mas o menos acierto como ya nos comentasteis. Hoy tenemos un nuevo ejemplo de sus capacidades gracias al trabajo de Mat Velloso, empleado de Microsoft, que ha presentado una web que nos ayuda a ver nuestro grado de parecido con otra persona.

La web se llama Twins or Not (Gemelos o no), y como su nombre indica, nos permite subir dos fotografías para compararlas y ver el porcentaje de parecido que hay entre las dos, si llega al 100% es que hemos encontrado a nuestro gemelo. Para lograr esto no solo usa la API de Microsoft, sino también la potencia de procesamiento de Azure y Bing.

Esta web no es un proyecto oficial, fue ideada por Mat para demostrar la facilidad de uso de la API, afirmando que el tiempo total que le llevo su creación fue de solo 4 Horas, eso si, en tan corto espacio de tiempo no le dio tiempo a probarlo a fondo por lo que es posible que encontremos algo Bug.

Si quieres probarlo puedes hacerlo en este enlace.


Publicado por jacintoluque @ 11:04
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 14 de diciembre de 2015

Expertos vaticinan que el desarrollo de la IA, el mayor reto tecnológico de la historia, dará a luz una nueva generación de robots autónomos capaces de atender nuestras necesidades. Pero ¿constituirán una amenaza?

inteligencia artificial

Si hacemos caso a Elon Musk, el visionario magnate que fundó PayPal, la compañía de vehículos eléctricos y baterías Tesla o la corporación espacial privada SpaceX, la humanidad se enfrenta a una nueva y formidable amenaza: la inteligencia artificial (IA). “Es como esas historias en las que alguien convoca al demonio. Siempre hay un tipo con un pentáculo y agua bendita convencido de que así podrá controlarle, y claro, no funciona”, señala.

 

Su preocupación tiene mucho que ver con el dinero. Los pesos pesados del sector tecnológico están apostando fuerte en este sentido. Google, por ejemplo, adquirió el año pasado DeepMind, una empresa especializada en el desarrollo de redes neurales en la que ya había invertido Musk. El gigante de las búsquedas trabaja en un sistema informático capaz de distinguir en un vídeo una cara humana de la de un perro, gente patinando o durmiendo, un gato... Y todo por sí solo y sin que nadie haya puesto etiquetas en el archivo previamente.

 

La idea es que vaya aprendiendo, por así decirlo, tras alimentarse con millones de grabaciones. IBM, por su parte, afina su superordenador Watson, que en 2011 derrotó a los campeones humanos del concurso estadounidense de preguntas y respuestas Jeopardy! Su intención es mejorar las funciones cognitivas del ingenio y comprobar sus capacidades para realizar diagnósticos médicos, análisis de la personalidad y traducciones en tiempo real. Los ingenieros de Facebook no se quedan atrás y han ideado un algoritmo que permite reconocer un rostro con éxito el 97 % de las veces, aunque haya sido mal captado.

 

Musk asegura que las cosas van demasiado rápido, y que por eso la IA es una tecnología que puede resultar tan peligrosa como los maletines nucleares. En el coro de los agoreros del apocalipsis artificial destaca la voz del filósofo británico Nick Bostrom, de la Universidad de Oxford, que compara nuestro destino con el de los caballos, cuando fueron sustituidos por los automóviles y los tractores. En 1915, había en EE. UU. unos veintiséis millones de estos equinos. En la década de los cincuenta, quedaban solo dos millones. Los caballos fueron sacrificados para venderse como comida para perros. Para Bostrom, la IA supone un riesgo existencial para la humanidad comparable con el impacto de un gran asteroide o el holocausto nuclear. Todo ello, por supuesto, siempre que podamos construir ordenadores pensantes. Pero ¿qué significa exactamente esto?

 

En realidad, el concepto de inteligencia artificial no es tan reciente como parece. Desde los tiempos de Alan Turing –al que se considera el padre de la misma– y la construcción de su dispositivo Bombe, que permitió descifrar los códigos de la máquina Enigma alemana, han pasado más de setenta años. En un momento dado del film The Imitation Game (Morten Tyldum, 2014), en el que Benedict Cumberbatch interpreta al célebre matemático, un detective le pregunta: “¿Podrán las máquinas algún día pensar como los humanos?”. A lo que él responde: “La mayoría de la gente piensa que no.

 

El problema es que está haciendo una pregunta estúpida. Desde luego que las máquinas no pueden pensar como las personas. Son diferentes, y piensan diferente. La cuestión es: por el hecho de que algo sea diferente, ¿significa que no puede pensar?”. El detective le interpela entonces por el título de su artículo, The Imitation Game. “Es un juego, un test para determinar si alguien es un ser humano o una máquina”, indica Turing. “Hay un tema general. Un juez pregunta, y a partir de las respuestas, decide si habla con una persona o una máquina”. La escena quizá sea inventada, pero su contenido es real. El test existe.

 

La IA causa furor gracias a la literatura y al cine. Pero ¿cuál es el grado real de progreso? Hace más de quince años, estuve en el Instituto de Robótica de Pittsburgh, en EE. UU., uno de los templos de esta disciplina. Por entonces, formaba parte de un equipo de TVE que recogía los últimos avances tecnocientíficos en una serie de divulgación llamada 2.Mil. Tengo que reconocerlo: me llevé un chasco morrocotudo por culpa de la imagen de la robótica que nos ha inculcado la ciencia ficción.

 

Los aparatos que tenían allí eran poco más que cacharros en manos de ingenieros en vaqueros, y parecían salidos de un garaje de frikis. Se averiaban a la menor ocasión. Me hablaron de Florence, una enfermera robot que iba a revolucionar la geriatría. En realidad, se trataba de una especie de tonel con cabeza a la que habían pegado ojos y labios de silicona para dibujar sonrisas.

 

Florence tenía una cámara de televisión incorporada y un monitor. Las pilas se le agotaban rápido. Y, desde luego, no entendía lo que le decíamos. Todo aquello que pronunciaba tenía que programarse con antelación, así que un ingeniero trabajó a destajo para que saliera al pasillo y nos diera un mensaje de bienvenida.

 

Había leído muchas cosas sobre lo que hacían en Pittsburgh, especialmente de Xavier, un robot que sabía por dónde iba, toda una revolución. Pero no era otra cosa que otro tonel con ruedas que se desplazaba por los pasillos del instituto gracias a un mapa que tenía en su memoria. Ante unas escaleras, se paraba para no matarse. Por lo visto, irrumpía en las dependencias para contar chistes verdes. Aquella mañana vi a Xavier mientras era llevado a rastras, una imagen que jamás olvidaré. ¡Estaba en las catacumbas de la robótica! Acudí a la oficina de Hans Moravec, uno de los visionarios más famosos, pero todo lo que decía resultaba difícil de creer.

 

Moravec estaba convencido de que en cincuenta años los androides desplazarían a los humanos. Durante más de una hora estuvo hablando sin parar sobre la evolución de estos dispositivos y su creciente inteligencia, gracias al avance de los microprocesadores y su capacidad de manejar cada vez más información. Fue una charla cautivadora. La evolución de las máquinas iba a ser imparable. “Ha llegado la hora de que nos marchemos”, concluía este científico nacido en Austria.

 

Moravec dejó el instituto para fundar una compañía de robots industriales con visión 3D. Antes, me había enseñado en su ordenador una imagen percibida por uno donde se veían sillas y mesas que tenían un aspecto pixelado. ¿Y cómo podría saber la máquina qué era qué? En aquel verano de 1999, Moravec contaba que estaba fascinado por un nuevo buscador de internet, el más inteligente y mejor diseñado. Fue la primera vez que oí hablar de Google.

 

Ahora, Google ha comprado una empresa de IA a Musk y ha desarrollado el primer coche autónomo, que ya ha recorrido 1,6 millones de kilómetros sin conductor, y el sistema que diferencia gatos de personas en YouTube. El mundo está literalmente invadido por cantidades inconcebibles de información, que circula por la Red, y la capacidad de computación aumenta sin cesar. Pero ¿de verdad tenemos razones para temer que una máquina llegue algún día a pensar como nosotros?

 

Ramón López de Mantarás, director del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial del CSIC, es uno de los más reconocidos expertos españoles en robótica e IA. “No”, responde a MUY. Y añade: “No sé qué pasará dentro de cientos de años, pero todo este tema del que se habla, la singularidad, la trascendencia, que habrá máquinas con consciencia y cualidades mejoradas con respecto a la inteligencia humana en cuestión de treinta o cuarenta años no tiene sentido... Nunca he visto un argumento científico que lo apoye”.

 

El punto de vista de López de Mantarás encaja con lo que sentí hace quince años, en mi frustrante visita a Pittsburgh. El mundo ha cambiado mucho desde entonces, pero lo cierto es que aún no se vislumbran las máquinas que acabarán siendo conscientes de sí mismas para desencadenar la catástrofe, como ocurre en las películas de la saga Terminator.

 

Discrepa así de gurús como el futurólogo Raymond Kurzweil, que hoy trabaja en la división de Ingeniería de Google. Al igual que Moravec, este está convencido de que durante este siglo los robots serán capaces de pasar el citado test de Turing, incluso antes de 2029. Pues bien, no sería la primera vez que se cumple una de sus predicciones.

dron

A finales de los 80, Kurzweil aseguró que hacia 1998 un ordenador ganaría a un campeón mundial de ajedrez: ocurrió en 1996, cuando Gari Kasparov perdió una partida contra el programa informático de IBM Deep Blue. En esos años, también imaginó que internet, por entonces una red relegada a instituciones académicas, se extendería por el mundo. Ahora afirma que en 2045 las computadoras serán mucho más potentes que todos los cerebros humanos de la Tierra juntos. Cuando habla, los medios caen rendidos ante ese mundo artificial. “Es una persona muy mediática”, concede López de Mantarás. “Pero detrás no hay nada científico”.

 

Marvin Minsky, cofundador del Laboratorio de Inteligencia Artificial del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), galardonado el año pasado por la Fundación BBVA, sí cree que se desarrollarán máquinas tan inteligentes como los humanos. “No obstante, el tiempo que esto lleve dependerá de si se trabaja en los problemas adecuados y del dinero”, manifiesta Minsky. “Es un enfant terrible”, asegura López de Mantarás, que estuvo en el congreso que el MIT celebró recientemente en su honor.

 

“Minsky piensa que los grandes avances en este campo se realizaron entre los 60 y los 80, y luego se abandonaron todas las ideas con respecto a la IA en su sentido general”. Así, lo que habría quedado en el panorama actual es la especialización, máquinas que son extraordinarias jugando al ajedrez, pero que no saben nada de las damas o el parchís. “Las IA especializadas son un buen negocio, y estoy a favor de ellas. Faltaría más. Es lo que es realmente la inteligencia artificial hoy en día”, indica López de Mantarás.

 

La investigación generalista en IA está desapareciendo. En este mundo inundado de datos, esta tecnología es completamente distinta. El coche autónomo de Google o el superordenador Watson de IBM analizan terabytes de información para tomar decisiones correctas. Sin embargo, no saben explicar cómo han llegado a ellas. En otras palabras, cuando el sistema escupe su respuesta, es incapaz de responder a esta pregunta: ¿y eso por qué? “Hemos renunciado al porqué y nos hemos quedado con el qué”, lamenta Pérez de Mantarás.

 

Por ejemplo, hace unos años, un sistema experto que deducía que el paciente sufría neumonía podía justificar ese diagnóstico a partir del historial del enfermo y los cultivos realizados, pero ahora un software tan complejo como Watson no puede hacerlo. Simplemente elabora una conclusión a partir de la abrumadora cantidad de datos que maneja, pero no ofrece una razón. “Esto crea problemas de aceptación por parte del usuario”, afirma Pérez de Mantarás.

 

Fijémonos en la película Yo, robot (Alex Proyas, 2004): las calles están plagadas de humanoides que llevan la compra, sirven copas, reparten perritos calientes... Si nos olvidamos por un momento de la fantástica agilidad que demuestran y la inteligencia general que atesoran, ¿qué nos quedaría? Está claro: un ejército de especialistas.

 

Los drones, una manifestación de esta tendencia

La fuerza aérea estadounidense mantiene más de 8.000 de estos aparatos ahora mismo para combatir el terrorismo, según la Institución Brookings. En sus operaciones, ya han matado a más de 2.400 personas. Los modelos comerciales, por su parte, filman e investigan cualquier cosa. Por ejemplo, equipados con sensores de infrarrojos, algunos pueden detectar qué plantas están enfermas o sufren ataques de parásitos.

 

Así, es posible idear un plan de fumigación a la carta. Otros ayudan a controlar la caza furtiva y aportan pistas a los biólogos que estudian los vuelos de las aves y sus trayectorias. Los hay de todo tipo. El más grande de todos, el Eitan, de fabricación israelí, posee una envergadura de 26 m, casi como un Boeing 737. Por el contrario, el diminuto Nano Hummingbird, de 16 cm, desarrollado con el apoyo de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de Estados Unidos (DARPA), podría pasar por un colibrí. Los robots literalmente han despegado hacia su libertad, aunque, eso sí, bajo control humano.


Publicado por jacintoluque @ 5:56
Comentarios (0)  | Enviar
Domingo, 13 de diciembre de 2015

Científicos han identificado una población de neuronas en el cerebro que influye en si una bebida conduce a dos, lo que en última instancia podría llevar a una cura para el alcoholismo y otras adicciones.

image

En estudio, publicado en la revista Journal of Neuroscience, concluye que el consumo de alcohol altera la estructura y función de las neuronas en el cuerpo estriado dorsomedial, una parte del cerebro que se sabe que es importante en comportamientos orientados a objetivos. Los resultados podrían ser un paso importante hacia la creación de un fármaco para combatir el alcoholismo.

“El alcoholismo es una enfermedad muy común”, dijo Jun Wang, MD, Ph.D., autor principal del artículo, “pero el mecanismo no se entiende muy bien ”.

Ahora, Wang y su equipo han ayudado a llegar un poco más a ese entendimiento. Utilizando un modelo animal, los investigadores determinaron que el alcohol cambia realmente la estructura física de las neuronas espinosas medias, el principal tipo de célula en el cuerpo estriado. Estas neuronas se pueden considerar como un árbol, con muchas ramas, y muchas pequeñas protuberancias, o espinas, saliendo de ellas. Cada uno tiene uno de los dos tipos de receptores de dopamina, D1 o D2, por lo que se pueden considerar como neuronas D1 o D2. Las neuronas D1 son informalmente llamadas parte de una vía “directa” en el cerebro, mientras que las neuronas D2 están en la vía de “indirecta”. En otras palabras, cuando se activan las neuronas D2, que desalientan la acción que le dice que espere, que pare, no hace nada.

Aunque es bien sabido que el neurotransmisor de dopamina está implicada en la adicción, este estudio va más allá, lo que demuestra que el receptor D1 de dopamina también desempeña un papel importante en la adicción. El equipo encontró que el consumo periódico de grandes cantidades de alcohol actúa sobre las neuronas D1, haciéndolos mucho más excitables, lo que significa que se activan con menos estimulación.

“Si se excitan estas neuronas, tendrá que beber alcohol”, dijo Wang. “Vas a tener un antojo”. Esto crea un ciclo, donde la bebida provoca la activación más fácil, y la activación provoca más consumo.

Estos cambios en la activación de las neuronas D1 podrían estar relacionados con los cambios físicos que ocurren a nivel subcelular en el cerebro que han sido expuestos al alcohol. 

Los modelos animales de consumo de alcohol con el aumento de las espinas maduras en neuronas D1 también mostraron una mayor preferencia a beber grandes cantidades de alcohol cuando se les da la opción.

“A pesar de que son pequeños, los receptores D1 son esenciales para el consumo de alcohol”, dijo Wang.

Además, y quizás sea lo más emocionante, cuando se les dio a esos mismos modelos animales un fármaco para bloquear al menos parcialmente el receptor D1, mostraron un muy reducido deseo de beber alcohol. Sin embargo, con un fármaco que inhibe los receptores de dopamina D2 no hubo ningún efecto. “Si suprimimos esta actividad, somos capaces de suprimir el consumo de alcohol”, dijo Wang. “Este es el principal hallazgo. Quizás en el futuro, los investigadores pueden usar estos resultados para desarrollar un tratamiento específico orientado a estas neuronas.”

“Mi objetivo final es comprender cómo funciona el cerebro de los adictos cerebro”, dijo Wang, “y una vez que lo hagamos, un día, vamos a ser capaces de suprimir el deseo de otra ronda de bebidas y, finalmente, detener el ciclo de alcoholismo”.


Publicado por jacintoluque @ 6:27
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 09 de diciembre de 2015

Los purasangres brillan con intensidad en las pistas, pero su esplendor se apaga pronto.

caballos

Un buen équido de carreras es como un atleta de élite: espectacular pero sometido a brutales esfuerzos que a menudo lo lesionan y lo mantienen en constante peligro de retirada prematura de una trayectoria de por sí corta (rara vez supera los tres o cuatro años en los hipódromos).

 

Buen ejemplo de esta gloria fugaz es Frankel, considerado el mejor purasangre la historia. Este campeón inglés, propiedad del príncipe saudí Khalid Abdullah, se retiró en 2012, a los cuatro años de edad, después de haber cosechado durante dos años catorce victorias en catorce carreras. Ahora pasa sus días como cotizado semental: ficharlo para un apareamiento ronda los 160.000 euros.

 

Al margen de este caso, un caballo de carreras está listo para debutar a los dos años (edad mínima permitida). A los tres se halla en su plenitud, aunque algunos ven retrasada su primera prueba hasta los cuatro años o más, a causa de diversos motivos: falta de madurez, lesiones, enfermedades, economía de su dueño… No hay un límite de carreras, pero son pocos los que toman parte en más de cuarenta.

 

Dado que estos caballos pueden superar las tres décadas de existencia, llama la atención la brevedad de su vida deportiva, aunque no tanto si nos detenemos en las tensiones que sufren. Dan el máximo en cada carrera y mantienen velocidades de 55-60 km/h durante más de 3.000 metros. Al galope, sus alrededor de 500 kilos de peso caen por completo sobre sus patas delanteras unas 120 veces cada 400 metros. Sus huesos y músculos sufren terribles presiones, las lesiones y las fracturas en las articulaciones de las patas delanteras son comunes y constituyen la principal causa de retirada temprana.


Publicado por jacintoluque @ 7:28
Comentarios (0)  | Enviar

Según algunos genetistas, no estamos tan lejos de lograr que vuelvan a la vida animales como el mamut lanudo, el bucardo, el pájaro dodo, el moa o el tigre de Tasmania, entre otras especies desaparecidas.

Mamut

Hendrik Poinar habla con MUY desde su casa en Ontario (CanadáGui?o, justo antes de que la revista Current Biology publicara un trabajo suyo en el que junto con un equipo de expertos muestra el primer genoma completo secuenciado del mamut lanudo, una hazaña que antes parecía de ciencia ficción. Poinar, director del Centro de ADN Antiguo de la Universidad McMaster, en Hamilton (Ontario), muestra su entusiasmo sobre el rescate de material genético de especies extinguidas: “Esta ciencia ha progresado muchísimo en los últimos diez años. Participé como estudiante en la primera ola y ahora trabajo en la segunda. Me siento como el abuelo, aunque tengo 44 años”, bromea.

 

Al principio, la especialización en la recuperación de genes fósiles era una disciplina muy limitada: “Por entonces creía que nunca lograríamos secuenciar el ADN entero de un organismo extinto. Lo más, algunos fragmentos sueltos. Pero ahora todo ha cambiado”, confiesa Poinar. La prueba, el citado artículo en Current Biology, con dos secuencias genómicas completas. La primera pertenece a un mamut lanudo que vivió hace 4.300 años en la isla de Wrangel, en el océano Ártico. Fue uno de los últimos supervivientes de su especie. El otro genoma es de un espécimen de 44.800 años, hallado casi intacto en el congelado suelo –permafrost– de Siberia.

 

Las nuevas técnicas de secuenciación, capaces de procesar gran cantidad de ADN en poco tiempo, han tenido mucho que ver. Según Poinar, entramos en la tercera fase de esta disciplina, que permite leer en los genes la historia evolutiva de las criaturas que dominaron la Tierra y que finalmente se extinguieron. A nuestro experto le fascina la historia evolutiva del mamut lanudo, que se entrecruza con la de los humanos, pues ambas especies surgieron en África hace seis millones de años. Los elefantes migraron para colonizar Asia Central, diversificarse en el norte de Siberia y llegar hasta Europa. A la vez, cruzaron el puente de tierra por el estrecho de Bering que unía Eurasia con Norteamérica.

 

En este proceso surgieron varias especies de proboscídeos que podemos incluir en el género Mammuthus. Además del lanudo (Mammuthus primigenius), en América del Norte y Central emergió otra especie muy grande, aunque no tan peluda, conocida como mamut columbino o de Columbia (Mammuthus columbi), cuyo ADN también esta siendo analizado por Poinar. Su equipo investiga los cambios en el genoma que hicieron posible que una especie adaptada en sus orígenes a un clima seco y caluroso como el africano se convirtiera en otra capaz de vivir en climas gélidos, incluso en la zona ártica, durante 600.000 años. Y con el añadido de que estas regiones sufrieron además profundas alteraciones climáticas, glaciaciones y periodos interglaciares, en las que pasaron del frío extremo al calor.

 

El mamut columbino era casi el doble de grande que el lanudo. Vivía en sabanas de clima continental en México y Estados Unidos, mientras que el lanudo estaba adaptado al tiempo gélido. No pudo haber dos proboscídeos más distintos. Sin embargo, el análisis del ADN alojado en las mitocondrias –las centrales energéticas de la célula– demuestra, según Poinar, que las dos especies se encontraron en el tiempo y el espacio, cuando un enfriamiento severo empujó a los mamuts lanudos a regiones más al sur. “Allí, las hembras de esta especie seleccionaron a los machos columbinos para aparearse. Antes pensábamos que eran especies muy diferentes, separadas por un millón de años, pero ahora sabemos que pudieron mezclarse y mantener su diversidad genética”.

 

Los genes también escriben el epitafio de las criaturas que desaparecen. ¿Qué causó la extinción de los mamuts, pese a su gran capacidad de adaptación? ¿Cómo es que desde hace 11.000 años –un tiempo cortísimo a escala geológica–, en Nueva Zelanda, Australia, Norteamérica, Asia y Europa, se hayan extinguido entre el 80 % y el 90 % de los grandes mamíferos? ¿Se debió al clima, al hombre o a ambas cosas?

pajaro dodo

“El problema es que en estos 11.000 años coinciden ambos factores: hubo un cambio climático y también llegaron seres humanos a todas esas zonas”. Quienes consideran que nosotros somos los responsables se basan en fósiles animales en los que hay marcas de lanzas y otros utensilios de piedra. En cambio, los que ven en los cambios del clima las causas más probables del declive y desa­parición de los megamamíferos argumentan que no se puede generalizar la teoría de la extinción por el Homo sapiens en base a unos pocos hallazgos.

 

La idea de traer una especie extinta de nuevo a la vida encontró acomodo en la mente de su hijo Hendrick, que ha sido testigo privilegiado de la evolución tecnológica experimentada desde hace dos décadas en la secuenciación de material genético. “Crecí escuchando historias de insectos atrapados en ámbar a los que se les podía clonar el ADN. Me acuerdo de las conversaciones que mi padre mantuvo con Crichton. Al final, nos convertimos en asesores científicos de la película de Spielberg. ¿Te acuerdas de la escena en que sale una persona taladrando ámbar fósil? Inicialmente la iba a interpretar yo, pero finalmente eligieron a un actor, con buen criterio”.

 

Poinar junior cree que la información que se puede extraer del ADN tiene limitaciones. Parque Jurásico sigue siendo una ficción –y quizá jamás se convierta en realidad– por varias razones. Es factible imaginar que restos de sangre de dinosaurios pudieran haber quedado en los estómagos de los mosquitos que los picaron, siempre en zonas blandas, alrededor de los ojos o en la mucosa nasal. También cabe la posibilidad de que los glóbulos rojos de los dinosaurios pudieran contener núcleos genéticos, pues ocurre con las aves, con las que están emparentados, al contrario que en los mamíferos, cuyos hematíes son anucleados. Lo que no es factible en absoluto es que se pueda rescatar el ADN de esa sangre, ya que hasta el momento no hay indicios que nos hagan pensar que pudiera preservarse durante millones de años sin degradarse. Ese es el problema. Incluso las proteínas fósiles, que no contienen información genética, no perduran más allá de un millón de años.

 

Por tanto, el rescate de las especies extinguidas habría que situarlo en épocas muchísimo más recientes, y no hace 65 millones de años. Pero el estudio genético de Poinar sobre el mamut lanudo habría dejado atónitos a los escépticos hace menos de una década. ¿Se han rellenado los huecos con material genético de elefantes? ¿Cuál es su grado de precisión? “Básicamente tenemos completa la secuencia del genoma que es codificante –una región codificante del ADN es aquella que tiene sentido biológico, ya que contiene la información para fabricar proteínas–. Lo que no tenemos son las secuencias repetidas. Aún falta la arquitectura”.


Publicado por jacintoluque @ 7:23
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 07 de diciembre de 2015

A todos nos desespera ver que cuando abrimos una aplicación el ordenador tarda demasiado en procesarla. Es muy irritante si tenemos prisa o queremos ver un capítulo de nuestra serie favorita.

ordenador

Hoy en día los procesos requieren de mayor rendimiento por parte de los sistemas. Especialmente los contenidos basados en java necesitan de un hardware más potente para no verse en procesos de ralentización.
Optimizar un ordenador a las demandas actuales es un paso importante para no estancarse. La ralentización del PC también afecta a la velocidad de internet, por eso a veces pese a tener una gran conexión no se abren las páginas en el tiempo adecuado. Si nuestro bolsillo no permite actualizarnos siempre podemos mejorar el rendimiento de otra forma.
¿Cómo se puede solucionar este problema? Siguiendo unos sencillos trucos:

1. Eliminar contenido malicioso

A todos nos sorprende que entren archivos maliciosos en el PC pues tenemos el mejor antivirus del mercado. Es algo que ocurre igualmente. Siempre es bueno realizar un escáner profundo y utilizar una segunda opción para rastrear los posibles problemas. Además debe utilizarse un antimalware y un programa de optimización como TuneUp Utilities para mejorar el rendimiento del sistema operativo.


2. Utilizar una unidad SSD

Estas unidades de hardware se están imponiendo a las HDD gracias a su velocidad de acceso, consumo de energía y rendimiento general. Los equipos que montan HDD tardan más en realizar los procesos. El SSD todavía es caro y su capacidad de almacenaje es muy inferior. Pero no se necesita una unidad muy grande, simplemente que en ella vaya el Sistema Operativo y en otra HDD todo el contenido que se quiera almacenar. La diferencia de rapidez es muy notable.


3. Desfragmentación del disco duro

Esto pasa en los modelos HDD donde toda la información disponible se fragmenta en el disco, es decir, los datos se esparcen y no quedan apilados o juntos. Ocurre a medida que el paso del tiempo es mayor desde el primer uso. Este proceso permite volver a organizar estos datos y que el ordenador funcione de forma más eficaz. 

 

4. Eliminar aplicaciones y programas que no uses con frecuencia

A todos nos llama la atención instalar programas llamativos que creemos reportarán una gran utilidad a nuestras vidas. Al final resulta que nos equivocábamos y sólo los utilizamos una vez. Ocurre lo mismo con los videojuegos, hacemos colección pero sólo jugamos a uno o dos al mismo tiempo. Hay títulos que llevamos cuatro años sin tocarlos. Quitarlos del sistema permite un uso más eficiente del mismo.

5. Entrar en internet con navegadores eficientes

Nos habían vendido la idea de que Chrome era el navegador más rápido de todos. Y así era al principio. Ahora resulta que es una máquina de comer recursos, de ralentizar nuestro ordenador. Si a ello se le suma el uso de múltiples extensiones, las cuales la mayoría no utilizamos, esta carga es todavía mayor. Además es importante evitar abrir múltiples pestañas para no colapsar la memoria Ram.


6. Arrancar de forma más rápida

Según la capacidad del hardware el ordenador tardará más o menos en arrancar. El problema es que a este inicio se le suman programas que ralentizan el proceso. A veces se activan de forma automática y otra somos nosotros quienes seleccionamos esta opción sin necesitarlo realmente. Pulsa el botón de Windows y en el buscador escribe “MSConfig”, abre el archivo y podrás ver en la pestaña “Inicio de Windows” todos los procesos que se inician con tu equipo. Allí podrás quitar los innecesarios.

7. Actualizar controladores 

A veces no se encuentra la causa de una ralentización y ésta reside en la falta de actualización en controladores del sistema, los cuales provocan conflictos. Además es importante mantener actualizadas las librerías de Java, Adobe Flash o .NET Framework para que el equipo ejecute los programas de la forma más óptima posible. 


8. Eliminar los archivos temporales 

Windows almacena miles de archivos temporales que no necesita. En su momento sirvieron de utilidad pero los mantiene pese a no tener ningún tipo de función. Por eso eliminarlos es la mejor opción para que el sistema no tenga que perder el tiempo con ellos y pueda ir mucho más fluido. Quitar una carga que se acumula poco a poco. 

Alejandro García


Publicado por jacintoluque @ 4:29
Comentarios (0)  | Enviar