Lunes, 16 de septiembre de 2019

La Royal Society de Lonfres anticipa los interfaces neuronales del futuro y advierte de sus riesgos

Dentro de 20 años, las interfaces neuronales posibilitarán la telepatía y nos permitirán comunicarnos no solo sin hablar, sino sin palabras, a través del acceso a los pensamientos de los demás a un nivel conceptual. Informe de la Royal Society de Londres.

Foto: Geralt. Pixabay.

Las interfaces neuronales que unen los cerebros humanos a los ordenadores dotados de inteligencia artificial permitirán a las personas leer los pensamientos de otras personas, según un informe de la Royal Society. 

La Real Sociedad de Londres para el Avance de la Ciencia Natural es la sociedad científica más antigua del Reino Unido y una de las más antiguas de Europa. 

En su nuevo informe, la Royal Society resume los beneficios de esta tecnología, pero también advierte de los riesgos que representa para la intimidad de las personas. 

El informe considera que esta tecnología estará establecida en la sociedad dentro de veinte años para tratar enfermedades como el Alzheimer, aumentar la memoria de las personas, mejorar su visión e incluso permitir que sus pensamientos y sensaciones se transmitan a otra persona. 

Sin palabras 

“Las personas podrían volverse telepáticas hasta cierto punto, capaces de conversar no solo sin hablar, sino sin palabras, a través del acceso a los pensamientos de los demás a un nivel conceptual. Esto podría permitir una colaboración sin precedentes con colegas y conversaciones más profundas con amigos”, destaca el informe. 

"Las aplicaciones para las interfaces neuronales son tan inimaginables hoy como lo era el teléfono inteligente hace unas décadas", declaró el copresidente del informe, Christofer Toumazou, profesor de ingeniería en el Imperial College de Londres, a The Independent. 

El informe también señala que las interfaces neuronales y cerebro-ordenador pueden desafiar la esencia misma de lo que es ser humano actualmente. 

"No solo los pensamientos, sino las experiencias sensoriales, podrían comunicarse de cerebro a cerebro", dice el informe. "Alguien de vacaciones podría enviar una postal neuronal de lo que está viendo, escuchando o saboreando, a la mente de un amigo que está en su casa". 

Interfaces estratégicas 

Las interfaces neuronales son dispositivos electrónicos que interactúan con el sistema nervioso. Se colocan en el exterior o el interior del cerebro o del sistema nervioso para registrar o estimular la actividad, o ambas cosas. 

Las interfaces colocadas dentro del cerebro o del cuerpo se conocen como tecnologías internas, invasivas o implantadas, a diferencia de los dispositivos externos, no invasivos o portátiles, a menudo llamados interfaces cerebro-ordenador. 

En la actualidad estas interfaces se utilizan, según el informe, para tratar la enfermedad de Parkinson; como estimuladores eléctricos para ayudar a la recuperación de un accidente cerebrovascular; como implantes cocleares para transmitir sonidos a personas con pérdida auditiva; como auriculares EEG (electroencefalografía) utilizados por los jugadores para controlar objetos digitales; y como estimulación transcraneal utilizada para aumentar la memoria o la concentración.

Aplicaciones futuras 

Según el informe, las previsibles aplicaciones de estas tecnologías en el futuro posibilitarán escribir directamente con el cerebro y usar un ratón mental para controlar ordenadores y dispositivos. 

También se aplicarán para establecer comunicación directa de cerebro a cerebro, ya sean mediante impulsos simples o pensamientos complejos; así como para aplicaciones médicas más amplias, como la enfermedad de Alzheimer y afecciones de salud mental. 

Por último, señala el informe que se aplicarán también para hacer un seguimiento en tiempo real de la  actividad cerebral para apoyar la salud y la seguridad; así como para aumentar la memoria humana, la concentración y el aprendizaje. 

Precursores 

El informe llama la atención sobre los recientes anuncios de Neuralink, la empresa norteamericana de neurotecnología fundada por Elon Musk, para el desarrollo de interfaces cerebro-ordenador implantables, así como de Facebook, que ya está creando tecnología portátil para  “escribir con el cerebro”, como claros indicios de lo que está por venir en el futuro. 

También destaca que los principales desarrollos en las interfaces neuronales provienen actualmente de Estados Unidos y señala que el Reino Unido está bien posicionado para convertirse en un líder mundial en este estratégico campo. 

Asimismo, propone un debate abierto e inclusivo que involucre a muchas voces y a todos los sectores de la sociedad. La Royal Society propone que el público tenga una voz clara para determinar cómo se usa y regula esta tecnología en los próximos años. 

El informe contiene una historia de las interfaces cerebro-ordenador y cómo funcionan, ejemplos de dispositivos cerebro-ordenador que están actualmente en uso; posibles aplicaciones futuras de las interfaces neuronales y cerebro-ordenador; las importantes cuestiones éticas que plantean estas tecnologías; los posibles beneficios y riesgos de estas interfaces; y recomendaciones para que los ordenadores neuronales prioricen los beneficios sociales y reduzcan los riesgos.

Referencia 


iHuman Blurring lines between mind and machine.  September 2019 DES6094. ISBN: 978-1-78252-420-5.  © The Royal Society

Publicado por jacintoluque @ 7:23
Comentarios (0)  | Enviar

Tendrá más hijos varones si tiene hermanos y más niñas si tiene hermanas

Los hombres heredan de sus padres una tendencia a tener más hijos o hijas que es regulada por un gen desconocido: con muchos hermanos, un hombre tendrá más hijos, mientras que con muchas hermanas, tendrá más hijas. Con las mujeres no se puede predecir.

Gerd Altmann.

Una investigación de la Universidad de Newscastle en Inglaterra ha demostrado que los hombres heredan una tendencia a tener más hijos que hijas, o viceversa, dependiendo del legado paterno: un hombre con muchos hermanos es más probable que tenga hijos, mientras que un hombre con muchas hermanas es más probable que tenga hijas. 

La investigación, liderada por Corry Gellatly, incluyó un estudio de 927 árboles genealógicos con información sobre 556.387 personas de América del Norte y Europa que se remontan hasta el año 1600. Los resultados se publican en Evolutionary Biology. 

"El estudio del árbol genealógico mostró que la probabilidad de que un hombre tenga un niño o una niña es hereditaria. Ahora sabemos que los hombres tienen más probabilidades de tener hijos si tienen más hermanos, pero es más probable que tengan hijas si tienen más hermanas. Sin embargo, en las mujeres, no se puede predecir", explica Gellatly en un comunicado

Los hombres determinan el sexo de un bebé dependiendo de si su esperma lleva un cromosoma X o Y. Un cromosoma X se combina con el cromosoma X de la madre para formar una niña (XX) y un cromosoma Y se combinará con el cromosoma X de la madre para formar un niño (XY). 

El estudio de la Universidad de Newcastle sugiere que un gen aún no descubierto controla si el esperma de un hombre contiene más cromosomas X o más cromosomas Y, lo que afecta al sexo de sus hijos. En una escala mayor, el número de hombres con más espermatozoides X, en comparación con el número de hombres con más espermatozoides Y, afecta la proporción de sexos de los bebés nacidos cada año. 

¿Hijos o hijas? 

Un gen consta de dos partes, conocidas como alelos, una heredada de cada padre. En su artículo, Gellatly demuestra que es probable que los hombres tengan dos tipos diferentes de alelos, lo que da como resultado tres combinaciones posibles en un gen que controla la proporción de espermatozoides X e Y en un hombre. 

Primera combinación: los hombres con la primera combinación de alelos, conocida como mm, producen más esperma Y, y tienen más hijos varones. 

Segunda combinación: conocida como mf, produce en el hombre un número aproximadamente igual de espermatozoides X e Y, y tiene por tanto un número aproximadamente igual de hijos e hijas. 

Tercera combinación: conocida como ff, produce más espermatozoides X y tendrá probablemente más hijas que hijos. 

El gen desconocido que se transmite de ambos padres, que es el que provoca que algunos hombres tengan más hijos y otros más hijas, puede explicar por qué vemos el número de hombres y mujeres aproximadamente equilibrados en una población.

Relación con la población 

"Si hay demasiados hombres en la población, por ejemplo, las mujeres encontrarán más fácilmente un compañero, por lo que los hombres que tienen más hijas transmitirán más genes, lo que hará que más niñas nazcan en generaciones posteriores", explica Gellatly. 

En muchos de los países que lucharon en las Guerras Mundiales, hubo un aumento repentino en el número de niños nacidos después. El año después de que terminó la Primera Guerra Mundial, nacieron dos niños más por cada 100 niñas en el Reino Unido, en comparación con el año anterior al comienzo de la guerra. El gen que Gellatly ha descrito en su investigación, podría explicar por qué sucedió. 

Como las probabilidades estaban a favor de que los hombres con más hijos vean a un hijo regresar de la guerra, era más probable que esos padres engendraran a niños varones porque heredaron esa tendencia de sus padres. En cambio, los hombres con probabilidades de tener más hijas, pueden haber perdido a sus únicos hijos en la guerra, hijos que también hubieran sido más propensos a engendrar niñas. 

Esto explicaría por qué los hombres que sobrevivieron a la guerra tenían más probabilidades de tener hijos varones, lo que resultó en el auge de los niños en la posguerra. En el Reino Unido y Estados Unidos, por ejemplo, actualmente hay aproximadamente 105 hombres nacidos por cada 100 mujeres. 

Está bien documentado que en la infancia y antes de tener la edad suficiente para tener hijos los varones mueren con más frecuencia. Entonces, de la misma manera que el gen puede hacer que nazcan más niños varones después de las guerras, también puede hacer que nazcan más niños cada año, para compensar el mayor número de muertes entre los varones.

Newcastle University.
Newcastle University.
¿Cómo funciona el gen? 

El árbol genealógico que acompaña a este artículo ilustra cómo funciona el gen. Es un ejemplo simplificado, en el que los hombres tienen solo hijos, solo hijas, o igual número de cada uno, aunque en la realidad no es tan exacto. El árbol muestra que, aunque el gen no tiene efecto en las mujeres, también llevan el gen y se lo pasan a sus hijos. 

En el primer árbol genealógico (A) el abuelo es mm, por lo que todos sus hijos son hombres. Solo transmite el alelo m, por lo que es más probable que sus hijos tengan la combinación mm de alelos. Como resultado, esos hijos también pueden tener solo hijos (como se muestra). Los nietos tienen la combinación mf de alelos, porque heredaron un m de su padre y una f de su madre. Como resultado, tienen un número igual de hijos e hijas (los bisnietos). 

En el segundo árbol (B) el abuelo es ff, por lo que todos sus hijos son niñas, tienen la combinación de alelos ff porque su padre y su madre eran ff. Una de las niñas tiene sus propios hijos con un varón que tiene la combinación mm de alelos. Ese hombre determina el sexo de los hijos, por lo que los nietos son todos varones. Los nietos tienen la combinación mf de alelos, porque heredaron un m de su padre y su madre. Como resultado, tienen un número igual de hijos e hijas (los bisnietos).

Referencia 


Trends in Population Sex Ratios May be Explained by Changes in the Frequencies of Polymorphic Alleles of a Sex Ratio Gene. Corry Gellatl. Evolutionary Biology, June 2009, Volume 36, Issue 2, pp 190–200. DOI: https://doi.org/10.1007/s11692-008-9046-3

Publicado por jacintoluque @ 7:14
Comentarios (0)  | Enviar

La hormona del crecimiento rejuvenece las células en al menos dos años y medio

Un experimento ha descubierto que la hormona del crecimiento puede revertir el envejecimiento biológico en al menos dos años y medio. Los resultados perduran seis meses después del tratamiento.

Foto:  OC Gonzalez.

Científicos norteamericanos han demostrado por primera vez que el envejecimiento puede ser reversible gracias a la epigenética: consiguieron que personas mayores rejuvenecieran dos años y medio con solo un año de tratamiento. Los resultados se han publicado en la revista Aging Cell. 

Comprobaron en nueve voluntarios, de edades comprendidas entre los 51 y los 65 años, que un coctel de medicamentos, que incluye una hormona del crecimiento y dos medicamentos para la diabetes, puede revertir el llamado “reloj epigenético”, una medida de la edad biológica que se determina a través de los cambios en el ADN acumulados a medida que envejecemos. 

Los voluntarios tomaron el coctel de medicamentos diariamente durante un año. El propósito del estudio clínico era comprobar si la hormona del crecimiento podría usarse de manera segura en humanos para estimular la función del timo. 

El timo se encuentra en la cavidad torácica. Dentro de esta glándula, los glóbulos blancos nacidos en la médula ósea se especializan en linfocitos T, que son importantes para la defensa inmunológica y ayudan a combatir las infecciones y el cáncer. 

Atrofia del timo 

Sin embargo, después de la pubertad, el timo comienza a atrofiarse y a obstruirse con grasa. Por lo tanto, la regeneración del timo representa una oportunidad para prevenir enfermedades de la vejez. Según estudios previos en animales y algunos experimentos en humanos, la hormona del crecimiento promovería la recuperación del timo. 

En el nuevo estudio, la hormona del crecimiento confirmó que tiene un efecto positivo en el tratamiento de los problemas del timo. Sin embargo, como la hormona del crecimiento también puede contribuir al desarrollo de la diabetes, los investigadores añadieron al cóctel dos medicamentos antidiabéticos: DHEA y metformina. 

Como resultado del tratamiento, un análisis de sangre mostró un rejuvenecimiento de la composición de las células sanguíneas en cada uno de los nueve participantes. Además, en siete de los nueve participantes, el tejido adiposo del timo fue reemplazado por tejido joven regenerado. 

Edad epigenética 

Los investigadores también estaban interesados en la "edad epigenética" de los voluntarios  y en el efecto del tratamiento sobre su envejecimiento. La "edad epigenética" se obtuvo midiendo el nivel de metilación de una molécula de ADN en las células sanguíneas. 

En este estudio  se usaron cuatro relojes epigenéticos diferentes para evaluar la edad biológica de cada paciente y, para sorpresa de los científicos, la "edad epigenética" no solo no progresó de acuerdo con la edad cronológica, sino que disminuyó en 2,5 años. 

La edad cronológica establece el tiempo que ha estado vivo un organismo y la edad biológica mide el buen funcionamiento de un organismo a nivel molecular. Esta edad se establece mediante el reloj epigenético, que predice la edad biológica midiendo los niveles de metilación del ADN en diferentes sitios del genoma. 

La metilación del ADN es un proceso por el cual se añaden grupos metilo al ADN. La metilación modifica la función del ADN cuando se encuentra en el gen promotor. La metilación del ADN generalmente actúa para reprimir la transcripción génica. 

Rejuvenecimiento celular 

Gracias al tratamiento, todos los organismos de los participantes en este experimento rejuvenecieron dos años y medio. Además, el efecto se mantuvo en los seis sujetos que proporcionaron una muestra de sangre seis meses después de haber terminado el experimento. 

Otro dato interesante de la investigación: durante el año que duró el tratamiento, el rejuvenecimiento del epigenoma de los voluntarios se aceleró al final del experimento. 

Durante los primeros nueve meses, la tasa media de rejuvenecimiento del epigenoma fue de 1.6 años por año. En los últimos tres meses, fue de 6.5 años por año. 

Inicialmente, a los investigadores les preocupaba si la exposición a la hormona del crecimiento aumentaría el riesgo de cáncer de próstata.  Sin embargo, el índice de PSA, que mide el riesgo de cáncer de próstata, disminuyó después de dos semanas de tratamiento en los sujetos y permaneció bajo durante todo el año.

Envejecimiento reversible 

Este es el primer caso que demuestra la reversibilidad potencial del envejecimiento. También muestra la importancia de los relojes epigenéticos, que pueden servir como una medida objetiva de los cambios relacionados con la edad, explican los investigadores. 

A pesar de que los resultados de este experimento se basan en solo nueve participantes (sin grupo de control) y requieren un estudio más profundo sobre un mayor número de personas, este descubrimiento puede revolucionar el campo del envejecimiento y abrir una "ventana de oportunidad" para revertir el proceso de envejecimiento, según los científicos. 

En cualquier caso, regenerar el timo podría ser útil en personas que tienen un sistema inmunitario poco activo, incluidas las personas mayores, explica Nature. La neumonía y otras enfermedades infecciosas son una causa importante de muerte en personas mayores de 70 años.
Referencia 

Reversal of epigenetic aging and immunosenescent trends in humans. Gregory M. Fahy  et al. Aging Cell. 08 September 2019. DOI: https://doi.org/10.1111/acel.13028

Publicado por jacintoluque @ 7:04
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 13 de septiembre de 2019

Si alguna vez has dejado accidentalmente algo metálico, sabrás que el metal y el microondas no funcionan muy bien juntos. ¿Por qué?

microondas-metal

Es posible que te haya pasado alguna vez. Dejas la taza en el microondas medio dormido y se te olvida quitarle la cuchara. Le das a calentar y de repente comienzan a surgir mini-fuegos artificiales en la cocina. ¡Oh no! ¡La cuchara! Ya es tarde...

Aunque colocar una cuchara en el microondas o cualquier otra cosa metálica en el microondas no es necesariamente peligroso, ¿por qué el metal genera chispas ahí dentro?

El horno microondas se basa en un dispositivo llamado magnetrón, un tubo de vacío a través del que se hace fluir un campo magnético. El dispositivo hace girar electrones y produce ondas electromagnéticas con una frecuencia de 2,5 gigahercios (o lo que es lo mismo, 2.500 millones de veces por segundo). Para cada material, hay frecuencias particulares en las que absorbe la luz particularmente bien, y resulta que estos 2,5 gigahercios son una frecuencia para calentar el agua -aunque no la más eficiente-. Como la mayoría de las cosas que comemos están llenas de agua, esos alimentos absorben la energía de las microondas y se calientan.

Cuando las microondas interactúan con un material metálico, los electrones en la superficie del material se derraman; esto no causa ningún problema si el metal está liso por todas partes. Pero donde hay un borde, como por ejemplo los dientes de un tenedor, las cargas pueden acumularse y dar como resultado una alta concentración de voltaje. Y con ello podrían provocar una explosión...

Las partículas ionizadas absorben las microondas de forma más poderosa que el agua,por lo que una vez que aparece una chispa, se absorben más microondas, ionizando aún más moléculas para que la chispa crezca como una bola de fuego (lo que podría pasar con un tenedor o un objeto metálico con bordes ásperos).

Si bien estas chispas tienen el potencial de causar daños al horno de microondas, cualquier alimento debería estar perfectamente para comer aun tras el olvido del objeto metálico en el microondas... (aunque es poco probable que te apetezca).

Otros objetos que pueden causar chispas

Los metales no son los únicos objetos que pueden generar chispas en un microondas.Las uvas partidas por la mitad, por ejemplo, producen espectaculares chispas de plasma, un gas de partículas cargadas. ¿Cómo es esto?

 

Un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences exponía un experimento similar para probar el efecto de las uvas en los microondas -que suelen ser motivo de múltiples vídeos virales en internet-. Al llenar las esferas de hidrogel, un polímero superabsorbente utilizado en pañales desechables, con agua, los investigadores descubrieron que la geometría era el factor más importante para generar chispas en objetos similares a las uvas. Las esferas del tamaño de una uva resultaron ser concentradores particularmente excelentes de microondas.

El tamaño de las uvas provocó que la radiación de microondas se acumulara dentro de las pequeñas frutas, lo que eventualmente resultó en suficiente energía para extraer un electrón del sodio o el potasio dentro de la uva, agregó, creando una chispa que se convirtió en plasma.

Los expertos repitieron el experimento con huevos de codorniz, que son aproximadamente del mismo tamaño que las uvas, primero con su interior natural y amarillo y luego con el líquido drenado. Los huevos llenos de sustancia generaron puntos calientes, mientras que los vacíos no lo hicieron, lo que indica que imitar el espectáculo de chispas de metal requería una cámara acuosa del tamaño de una uva.

Así que recuerda:

Las ondas electromagnéticas, como las emitidas en un horno microondas, no pueden penetrar metales, en su lugar inducen corrientes eléctricas superficiales en el metalDonde hay una curva en el metal, los campos electromagnéticos se concentran, y cuanto más aguda es la curva, más se contraen los campos electromagnéticos. Con esquinas muy afiladas, como los bordes de papel de aluminio o el citado tenedor, los campos pueden concentrarse tanto que son lo suficientemente fuertes como para quitar los electrones de las moléculas del aire. Esta ionización del aire es la chispa que ves en un microondas.


Publicado por jacintoluque @ 9:51
Comentarios (0)  | Enviar

El quimioterápico se activa mediante un catalizador, que se introduce en el interior de las células cancerígenas dejando intacto al resto de células sanas del organismo.

Célula de cáncer de páncreas / iStock

Las células tumorales son esquivas; se camuflan entre el resto de células sanas y se hacen inmortales para sobrevivir y proliferar. A pesar de ello, lo difícil de tratar el cáncer no es matar en sí a las células malignas; hay muchos tóxicos que pueden hacerlo. Lo que hace tan dura esta batalla es superar los devastadores efectos secundarios que tratamientos como la  quimioterapia provocan en los pacientes.

Por tanto, lograr eliminar a las células tumorales desde el interior, sin dañar al resto de tejidos sanos del organismo supone una auténtica revolución en tratamientos, que podría salvar muchas vidas. Y eso es precisamente lo que ha conseguido un equipo de científicos de la Universidad de Granada (UGR), del Instituto de Nanociencia de Aragón (INA) de la Universidad de Zaragoza y del Cancer Research UK Edinburgh Centre, en la Universidad de Edimburgo.

Llevamos años asistiendo a la aparición de tratamientos contra el cáncer alternativos a la quimioterapia, como la inmunoterapia, (que es capaz de activar el propio sistema inmune del organismo para identificar y destruir células tumorales), todo ello con el objetivo de paliar las agresivas consecuencias para la salud de un tratamiento con quimio o radio. Ahora, este equipo de investigadores ha encontrado la manera de hacer llegar estos químicos tóxicos directamente a las células correctas, las tumorales, dejando intacto al resto de células sanas del organismo. ¿Cómo lo han logrado?

Un caballo de Troya molecular

Según un resumen del trabajo, publicado ayer por la revista Nature Catalysis, el proceso sería equivalente a dejar entrar en la célula tumoral una especie de caballo de Troya. Las células del cáncer dejarán pasar a su interior, insospechadamente, unos exosomas con un eficaz enemigo en su interior. Los exosomas son unos biomarcadores que secretan la mayoría de las células, y están compuestos de una membrana que contiene las características de la célula de la que provienen. Con esta membrana, a modo de disfraz, estos exosomas, que miden 100 nanómetros, se introducirían en el interior de la célula cancerígena.

El arma que poseen en su interior es un catalizador de Paladio. Los catalizadores sirven para acelerar procesos químicos. Una vez dentro de la célular tumoral, el catalizador transformará una molécula tóxica hasta entonces inactiva (panobinostat, un quimioterápico aprobado en 2015) en activa. Ahora, el caballo de Troya ha liberado el anticancerígeno, y la célula tumoral ha muerto sin implicar toxicidad para el resto de tejidos.

“Hemos introducido el catalizador dentro de unas minúsculas vesículas o exosomas con un tamaño del orden de 100 nanómetros, que son capaces de viajar al interior de la célula tumoral. Una vez allí, han catalizado una reacción que transforma una molécula pasiva en un potente anticancerígeno”, señala Jesús Santamaría, catedrático de la Universidad de Zaragoza, que junto con el Prof. Unciti-Broceta ha liderado este trabajo que publica la prestigiosa revista científica Nature Catalysis.

Instituto de Nanociencia de Aragón (INA) de la Universidad de Zaragoza

Célula tumoral con los filamentos de actina marcados en turquesa, el núcleo en azul y en verde los exosomas.

Este sofisticado proceso molecular se basa, no obstante, en la vida cotidiana, como indican los investigadores: “Usamos catalizadores en muchos aspectos de la vida cotidiana porque permiten llevar a cabo reacciones químicas que, de otra forma, no serían posibles. Por ejemplo, los gases que salen de nuestro coche pasan por un catalizador para convertirlos en otros menos dañinos para el medio ambiente y la salud”. Por tanto, ¿por qué no se había planteado usar este proceso hasta ahora como terapia anticáncer? Según los autores: “Existen grandes obstáculos: encontrar catalizadores y reacciones adecuadas y, sobre todo, llevar los catalizadores al interior de las células objetivo, y no a otras”.

En el estudio “Cancer-derived exosomes loaded with ultrathin palladium nanosheets for targeted bioorthogonal catalysis” participan María Sancho, Víctor Sebastián y Manuel Arruebo, de la Universidad de Zaragoza, y Pilar Martín-Duque, de la Fundación Agencia Aragonesa para la Investigación y el Desarrollo (ARAID adjudicada al IACS) del Gobierno de Aragón en el INA y asociada al IIS-Aragón, así como la investigadora de la UGR, Belén Rubio Ruiz. El trabajo se ha realizado en colaboración con el grupo de investigación de la Universidad de Edimburgo, dirigido por el profesor Unciti-Broceta.

Referencia:

‘Cancer-derived exosomes loaded with ultrathin palladium nanosheets for targeted bioorthogonal catalysis’. Nature Catalysis 2019 DOI: 10.1038/s41929-019-0333-4


Publicado por jacintoluque @ 9:39
Comentarios (0)  | Enviar

¿Realmente la hipnosis alivia el dolor? Esto es lo que dice el meta-análisis más grande hasta la fecha.

hipnosis

El dolor crónico afecta a más de 1.500 millones de personas en todo el mundo. Los médicos a menudo recetan medicamentos opioides para tratar este tipo de dolor; sin embargo, estas drogas son caras y, por supuesto, altamente adictivas.

A medida que se desarrolla la crisis de los opioides, los científicos se centran cada vez más en encontrar formas alternativas de combatir el dolor.

Recientemente, un equipo de investigadores de la Universidad de Greenwich en Londres (Reino Unido) evaluó si la hipnosis podría ser útil contra ciertos tipos de dolor. Para hacer esto, cotejaron y analizaron 85 estudios existentes. Conclusión:
 La hipnosis no tiene efectos secundarios y podría ser una opción viable, segura y rentable. Los resultados han sido publicados en la revista Neuroscience and Biobehavioral Reviews.

Hipnosis y dolor

A lo largo de los años, varios estudios y revisiones han evaluado la hipnosis como analgésico; a veces, los investigadores se refieren a esto como hipnoanalgesia. Por ejemplo, una revisión publicada en 2016 en Cochrane Database of Systematic Reviewsanalizó el dolor durante el parto.

Los autores concluyeron que "la hipnosis puede reducir el uso general de analgesia durante el parto, pero no el uso epidural". Los autores también explican que "se necesita más investigación en forma de ensayos controlados aleatorios grandes y bien diseñados.

Desde 2000, el interés en la hipnoanalgesia ha crecido y el número de nuevos estudios ha crecido exponencialmente. En total, el último análisis incluye 85 estudios.

Todos los estudios utilizaron modelos experimentales de dolor, como frío extremo, golpes, presión, ejercicio y láser. Además, todos los estudios compararon los beneficios de la hipnosis con ningún tratamiento (en lugar de probarlos con un placebo o un medicamento), y todos reclutaron adultos sanos. Los investigadores solo recopilaron estudios que utilizaron una evaluación cuantitativa del dolor, por ejemplo, el uso de una escala de 10 puntos. En general, el análisis incluyó a 3.632 participantes.

Sensibilidad a la hipnosis

Debido a que no todos sucumben a la hipnosis en la misma medida, la revisión también tuvo en cuenta el nivel de susceptibilidad de cada participante.

Una vez que se completó el análisis, los resultados se inclinaron a favor de la hipnosis como un analgésico potencialmente útil. 

"Esta es, con mucho, la revisión más grande de su tipo, que examina los efectos de la hipnosis en más de 3.500 personas, y presenta evidencia muy convincente. 
Alrededor del 15% de la población es muy receptiva a la hipnosis, y esas personas vieron una caída de más del 40% en el dolor", explica Trevor Thompson, líder del trabajo.

No fueron solo las personas más susceptibles a la hipnosis quienes vieron los beneficios. La mayoría de las personas son moderadamente sugestionables y experimentaron una reducción del dolor del 
29%.

Los autores también señalan que la evidencia indica que es posible aumentar la sugestión hipnótica en una variedad de formas, que incluyen entrenamiento y práctica, estimulación cerebral no invasiva y por agentes farmacológicos, como el óxido nitroso.

"Según estos hallazgos, la mayoría de las personas experimentarían una disminución del dolor de alrededor del 30% o más, lo que generalmente se considera 
un alivio del dolor clínicamente significativo", aclara Thompson.

Curiosamente, el análisis también reveló que el tamaño del efecto era similar si la persona se sometió a hipnosis en persona o mediante una grabación de audio.

Si la hipnosis realmente puede alcanzar estos niveles de analgesia, podría ser un cambio importante. "Nuestros hallazgos sugieren que la hipnosis podría ser una alternativa segura y efectiva. 
Se puede administrar de forma rápida, económica y fácil en casa con una grabación de audio de 20 minutos", continúa el experto. 

Los investigadores planean 
continuar su inmersión en la hipnoanalgesia,específicamente observando quejas crónicas, como el dolor lumbar. Actualmente, sin embargo, no hay suficientes datos disponibles para llegar a conclusiones definitivas.

Limitaciones del estudio

Los autores señalan ciertas limitaciones al análisis actual. En primer lugar, no es posible comparar modelos de dolor con dolor crónico, que puede tener aspectos físicos y psicológicos muy diferentes.

 

En general, las inducciones de dolor que los investigadores utilizaron en los estudios produjeron una breve experiencia del dolor. Este análisis no pudo determinar cómo la eficacia de la hipnosis podría cambiar en períodos de tiempo más largos, como en condiciones crónicas.

Otra de las preocupaciones de los autores es que la edad promedio de los participantes era relativamente joven, alrededor de los 24 años. Los autores se preguntan si las poblaciones mayores podrían ver el mismo nivel de efecto.

Aunque usar la hipnosis para hacer remitir el dolor parece demasiado bueno para ser verdad, merece la pena profundizar exhaustivamente en ello.

Referencia: The effectiveness of hypnosis for pain relief: A systematic review and meta-analysis of 85 controlled experimental trials. Thompson, Terhune, Oram, Sharangparni, Rouf, Solmi, Veronese, Stubbs. Neuroscience and Biobehavioral Reviews. 2019 DOI: doi: 10.1016/j.neubiorev.2019.02.013. Epub 2019 Feb 18.


Publicado por jacintoluque @ 9:28
Comentarios (0)  | Enviar

Encuentran la evidencia directa más antigua del consumo de leche en humanos antiguos.

consumo de leche

Un equipo de científicos de la Universidad de York (Reino Unido), ha identificado una proteína de la leche llamada β-lactoglobulina (BLG) en la placa dental mineralizada de siete individuos que vivieron en el periodo Neolítico. Se trata de la primera evidencia directa de consumo de leche en adultos encontrada en todo el mundo, pero este descubrimiento arroja nuevas incógnitas.

Una mutación que permite digerir la leche

De manera natural, el ser humano adulto no tiene capacidad para digerir correctamente la leche. Esto se debe a que, al crecer, el organismo deja de producir la lactasa, que es la enzima responsable de procesar la lactosa. Solo aquellas personas portadoras de una mutación genética conocida como persistencia a la lactasa (LP por sus siglas en inglés), mantienen activo el gen de esta enzima y pueden digerir la leche a lo largo de su vida adulta.

Se calcula que un tercio de la población mundial es portadora de la LP, y las mayores frecuencias se encuentran en Europa, África Oriental, África Occidental y Oriente Medio, donde el 75% de la población adulta puede digerir la leche sin problemas. De hecho, la persistencia de la LP se considera un ejemplo muy claro de coevolución entre genes y cultura, y respalda la idea de que las prácticas culturales son capaces de modificar nuestro código genético.

La idea es que las poblaciones neolíticas empezarían a consumir leche a raíz de la domesticación de animales, ideas que han sido respaldadas por diversas evidencias de tipo arqueológico, por ejemplo el hallazgo de residuos orgánicos en cerámicas neolíticas que muestran la presencia de diversos lípidos de la leche. La mayor dependencia de los productos lácteos durante el neolítico habría impulsado la selección natural de la mutación LP durante los milenios posteriores.

Sin embargo, este proceso evolutivo debería haber sido muy lento, y distintas evidencias apuntan a que, en el Neolítico, la frecuencia de personas con la mutación LP y capacidad para digerir la leche sería aún muy baja.

mandíbula

Un biomarcador perfecto

La β-lactoglobulina es una proteína de la leche que se preserva en el sarro humano y se puede usar para detectar el consumo de este alimento en el pasado. Solo se encuentra en la leche, y además sus aminoácidos difieren entre especies, por lo que es un biomarcador perfecto.

El equipo británico, que ha publicado sus resultados en la revista Archaeological and Anthropological Sciences, analizó su presencia en varios individuos que vivieron en Gran Bretaña durante el Neolítico. Además, estas muestras procedían de tres yacimientos arqueológicos distintos, y los resultados son la prueba más antigua encontrada hasta ahora de presencia de BLG en placa dental humana.

"El hecho de haber detectado esta proteína en el sarro de individuos de tres sitios neolíticos diferentes podría sugerir que el consumo de lácteos fue una práctica dietética generalizada en el pasado”, reflexiona Sophy Charlton, una de las investigadoras participantes en el estudio. ¿Cómo explicar este resultado si, como hemos dicho, no parece que en el Neolítico estuviera muy extendida la mutación que permite digerir la lactosa? Los autores opinan que, probablemente, estos individuos aún consumieran cantidades muy pequeñas de leche, o bien de sus derivados.

“La mayoría de personas que vivieron en el Neolítico habrían enfermado al consumir leche, así que una explicación podría ser que estos agricultores la estuvieran procesando y obteniendo alimentos con menor contenido en lactosa como, por ejemplo, el queso”, añade la experta. “Identificar más individuos con BLG nos puede dar más pistas sobre el consumo y procesado de la leche en el pasado, y aumentar nuestra comprensión sobre cómo la genética y la cultura han interactuado para aumentar la persistencia a la lactasa en el mundo”, indica.

Otra línea de investigación prometedora consistiría en buscar algún patrón en el consumo de leche: “quizás la cantidad de productos lácteos o los animales de los que se obtuvieron variaban también según el sexo, la edad o la posición social”, concluye la investigadora.

Referencia: Charlton et al. 2019. New insights into Neolithic milk consumption through proteomic analysis of dental calculus. Archaeological and Anthropological Sciences. https://doi.org/10.1007/s12520-019-00911-7


Publicado por jacintoluque @ 9:13
Comentarios (0)  | Enviar