Lunes, 16 de noviembre de 2009

Si bien el proceso de distilación juega también un rol importante, podemos mejorar el sabor de un Vodka barato también con un paso “casero” o DIY: filtrarlo nosotros mismos

El concepto es ultra simple: basta con pasarlo por un filtro de agua (en una de esas jarras que vienen con un filtro en la parte superior). O, en caso de no tener esta jarra con filtro, utilizar carbón activado para comida en la botella.

Si utilizan el filtro de agua, basta con verter el Vodka en dicho filtro unas cuantas veces, y luego tomarlo!

Si, por otro lado, usan carbón activado, tendrán que dejar algunos en la botella, agitarla todos los días, y dejarla a temperatura ambiente por las mañanas / refrigerarla por las noches, durante una semana. En el último día, utilizando un colador, separan el vodka del carbón activado, y listo.


Publicado por jacintoluque @ 6:25
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios