Martes, 16 de febrero de 2010

nvestigadores del Instituto Nacional de Investigación Genómica Vegetal en Nueva Delhi (India) han ampliado la duración de la vida del tomate tras su recolección en unos 30 días al suprimir enzimas que promueven la maduración. Los resultados del trabajo se publican en la edición digital de la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS).

Los científicos, dirigidos por Asis Datta, identificaron dos enzimas, la alfa-manosidasa (alfa-Man) y la beta-D-N-acetilhexosaminidasa (beta-Hex), que se acumulan en los tomates en fases críticas de su maduración.

Los investigadores vincularon la alfa-Man y la beta-Hex en concreto con el ablandamiento de la fruta asociado a su maduración, un fenómeno de interés porque un ablandamiento excesivo da lugar hasta a un 40 por ciento de las pérdidas de la fruta tras su recolección.

 Los autores utilizaron técnicas de modificación genética para "silenciar" las enzimas en los tomates e informan de que los tomates experimentales que carecían de alfa-Man eran aproximadamente 2,5 veces más firmes que los convencionales y que aquellos que carecían de beta-Hex eran 2 veces más firmes.

 Los autores explican que ambos tipos de tomates transgénicos mantenían su textura y firmeza hasta 45 días en comparación con los tomates convencionales, que comenzaban a encoger y perder textura después de 15 días.

Los investigadores descubrieron que las plantas de tomate transgénicas crecían de forma normal y producían las cantidades típicas de vegetación y fruta, que maduraba a la tasa normal.

Según los autores, la manipulación de las enzimas que altera la velocidad y duración de maduración podría ayudar a aumentar la duración de los tomates en los comercios y, posiblemente, la de otras frutas.

Fuente:
Europa Press
Febrero 2, 2010.


Publicado por jacintoluque @ 11:28
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios