S?bado, 20 de febrero de 2010
Una de las pruebas de complicada superación es cuando se inicia una relación para lograr agradarles a los papás de la pareja.

Por Lourdes Fernández

El conocer a los padres de la pareja es considerado como uno de los momentos más cruciales dentro de una relación. Por ello, antes de dar una mala impresión, es mejor explorar el misterioso terreno que se va a pisar.

El psicólogo del Instituto Peruano de Psicoterapia, Estuardo Yacolca, sugiere tres cosas básicas: prudencia, educación y amabilidad. Según el especialista, primero se deben diferenciar los casos. Si quien va a conocer a los padres es el novio, se deben considerar aspectos más ligados a la responsabilidad y futuro de la hija.

“Por un tema sociocultural, se considera a la mujer como más propensa a ser engañada. Por eso, los padres de ella se muestran más desconfiados y observadores con el chico. Hay más recelo”, señala.

Ante esta situación, Yacolca recomienda mantener una actitud discreta, mostrar respeto y tener mucho cuidado con el tema del humor. “Así los padres demuestren confianza y tengan un carácter jovial, es mejor que en el primer encuentro se eviten las bromas, que podrían ser malinterpretadas”, aconseja.

¿Y ellas? Para las mujeres, la situación no se presenta menos problemática, porque hay un personaje que será difícil de convencer: la madre. El psicólogo advierte que, en casos donde el hijo es único o el más engreído de la mamá, es recomendable que la novia asuma un papel condescendiente. Es decir, evitar demostrar una posición desafiante o competitiva con la progenitora, porque podría ocasionar un enfrentamiento de roles.

“En estos casos hay un vínculo marital con el hijo. Las mamás se muestran reacias a aceptar a las enamoradas pues sienten que se van a quedar solas”, agrega.

El profesional dice que, para aliviar la sensación de amenaza que sufre la madre, es aconsejable que la novia tenga algunas referencias de los hábitos, costumbres y tradiciones de la familia. De igual manera, asegura que es fundamental demostrar un buen nivel de educación que refleje nuestra formación.


Publicado por jacintoluque @ 9:55
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios