Lunes, 28 de junio de 2010

LA DIABETES ES UNA ENFERMEDAD CR?NICA en la que se produce una alteraci?n en el aprovechamiento de los az?cares debido a una carencia parcial o total, de la hormona insulina o a que esta no cumple su funci?n. La insulina hace posible que los az?cares entren en las c?lulas para poder ser utilizados como fuente de energ?a, si es escasa o funciona mal, los az?cares se acumulan en la sangre, produciendo lo que se denomina hiperglucemia (niveles por encima de lo normal de az?car -glucosa- en la sangre). Se calcula que en Espa?a entre un 3% y un 5% de la poblaci?n es diab?tica, de los cuales la mayor parte sufren la llamada diabetes tipo II o del adulto (no dependiente de insulina), y en menor proporci?n (un 15%), la diabetes tipo I o infantil (precisa de administraci?n de insulina). No obstante, existen otros tipos de diabetes: tipo mody (de inicio en la edad infantil pero con caracter?sticas de la del adulto), diabetes pregestacional y gestacional (de incidencia durante el embarazo), diabetes III (comienza en el adulto como la I y evoluciona como la II), diabetes secundarias a alteraciones org?nicas o a enfermedad de p?ncreas, tiroides, gl?ndulas suprarrenales, e intolerancia hidrocarbonada. En este ?ltimo caso, las hiperglucemias son menos severas que en el resto. En relaci?n con los tipos de diabetes m?s comunes, las causas son m?ltiples y var?an seg?n nos refiramos a la tipo I o a la II:

- En la tipo II, est?n implicados factores gen?ticos (herencia), la obesidad (80% de los diab?ticos tipo II sufren sobrepeso u obesidad), las dietas desequilibradas (muy energ?ticas y ricas en az?cares sencillos), el sedentarismo y el envejecimiento de la poblaci?n.

- En la tipo I, influyen una cierta predisposici?n individual, as? como alteraciones del sistema inmune (de defensas del organismo) e infecciones v?ricas que pueden desencadenar reacciones de autoinmunidad con destrucci?n de las c?lulas pancre?ticas que secretan la insulina. Es por esta raz?n que quienes la sufren necesitan ya de entrada inyectarse insulina.

En cuanto a la manifestaci?n de sus s?ntomas, depende del tipo de diabetes que se trate:

- Diabetes tipo I: Los s?ntomas m?s comunes son aquellos que derivan de un exceso de glucosa en sangre (hiperglucemia). En su debut, las manifestaciones t?picas son las que se describen a continuaci?n. Cuando la glucosa en sangre supera unos limites determinados, el ri??n no puede impedir que se elimine por la orina (glucosuria). Adem?s, para eliminar tal carga de az?cares por el ri??n es necesario diluirlos en la propia orina; el az?car arrastra gran cantidad de agua y el diab?tico orina mucho (poliuria). Al perder tanta agua, el organismo se deshidrata y el diab?tico tiene mucha sed y bebe mucho (polidipsia). Por otro lado, como est? aprovechando mal su principal fuente de energ?a (az?cares), se estimula mucho m?s su apetito y come en exceso (polifagia), aunque esto no soluciona el problema, por lo que pierde peso y se siente cansado. Una vez se inicia el tratamiento m?dico y diet?tico, remiten todos los s?ntomas.

- Diabetes tipo II: No se presentan los s?ntomas descritos en la tipo I, y es por esta raz?n que se intuye que m?s de la mitad de las personas que la sufren no est?n diagnosticadas. En ellas, los s?ntomas son m?s inespec?ficos y no tan claros, ya que el origen de la diabetes no es que no exista insulina sino que esta es insuficiente o que se aprovecha mal.

En cuanto al papel de la alimentaci?n en esta patolog?a cr?nica, se sabe que una dieta equilibrada es un aspecto muy importante a tener en cuenta respecto a su prevenci?n. Pero adem?s, en la persona ya diab?tica, la dieta es uno de los pilares fundamentales del tratamiento, ya que colabora en la regulaci?n de los niveles de az?car en la sangre y previene posibles complicaciones a corto (hiperglucemias e hipoglucemias) y a largo plazo, en ocasiones junto con la administraci?n de insulina (tipo I) y en otras, junto con la toma de ciertos medicamentos llamados antidiab?ticos orales (A.O.), aunque estos no son necesarios en todos los casos (tipo II). As? mismo se recomienda la pr?ctica regular de ejercicio (aumenta el llamado buen colesterol en sangre, mejora la circulaci?n perif?rica y el aprovechamiento de los az?cares por parte del m?sculo, permite reducir las dosis de insulina) lo que no s?lo es beneficioso para las personas que tienen diabetes, si no para toda la poblaci?n en general.


Publicado por jacintoluque @ 17:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios