Lunes, 28 de junio de 2010

La terapia celular se perfila como el futuro en la prevenci?n y curaci?n de enfermedades de origen metab?lico

Las enfermedades de origen metab?lico llenan cada vez m?s las consultas m?dicas. De todas ellas, la diabetes es la que requiere una mayor atenci?n desde la prevenci?n. Una vez que aparece, la enfermedad y su tratamiento atacan directamente al estilo de vida. Aunque Espa?a es, desde principios del siglo XX, pionera en investigaci?n para encontrar soluciones a esta patolog?a, a?n no tiene cura. Por ahora, los cient?ficos se centran en su cronificaci?n y las mejoras en la aplicaci?n de insulina. Estudios recientes sobre el origen de la enfermedad podr?an demostrar que se han dirigido mal algunas investigaciones. La clave est? en la c?lula, no en la hormona.

Seg?n el enfoque de estudios recientes, la diabetes pasar?a de ser un problema hormonal -como se ha cre?do hasta ahora- a un problema de origen celular: las c?lulas que permiten la fabricaci?n de insulina se destruyen. En concreto, se produce una destrucci?n total y parcial de la masa betacelular. Por este motivo, los expertos apuntan que una de las estrategias de tratamiento primordial deber?a ser la sustituci?n de las c?lulas productoras de insulina mediante trasplante celular, replicaci?n o neog?nesis.

El desarrollo de fuentes de c?lulas para terapia celular podr?a ayudar, adem?s, al desarrollo de tratamientos para hacer frente tanto a la falta de donantes de ?rganos como a los casos en los que el transplante de p?ncreas no sea una opci?n adecuada.

Terapia celular

Un estudio reciente elaborado en la Universidad de Tel Aviv (Israel), y publicado en la revista "Diabetes", ha dado un paso en este sentido. Los investigadores, que pertenecen al departamento de Herencia Humana y Medicina Molecular, han conseguido desarrollar una t?cnica para cultivar en el laboratorio, a partir de tejido humano, c?lulas derivadas de c?lulas beta productoras de insulina. Estas c?lulas podr?an trasplantarse a pacientes con diabetes mellitus tipo I y, en teor?a, ser?an capaces de producir insulina en el organismo humano.

La sustituci?n de las c?lulas productoras de insulina es una de las claves de futuras investigaciones

Seg?n el responsable principal del estudio, Shimon Efrat, este procedimiento podr?a ser -en un futuro- tan sencillo como una transfusi?n de sangre. A?ade, asimismo, que el uso de la expansi?n de c?lulas beta permitir? "cultivar en grandes cantidades c?lulas sanas que pueden producir suficiente insulina como para restaurar la funci?n de las c?lulas destruidas por la enfermedad".

Investigaciones previas hab?an fracasado en la multiplicaci?n de las c?lulas beta de rat?n. Mediante este m?todo, el estudio israel? lo ha conseguido. Es m?s, Efrat afirma que "las c?lulas de un solo donante pueden multiplicarse miles de veces". Sin embargo, a?n queda por ver si este estudio preliminar es realmente viable. Los ensayos cl?nicos se iniciar?n en unos cinco a?os, seg?n el investigador. Ser? el momento de comprobar si el sistema inmunol?gico humano es capaz de aceptar el transplante.

La clave est? en el origen

Tambi?n otras investigaciones recientes inciden en el factor celular y en la medicina regenerativa. Entre otros estudios, la Escuela de Medicina de Harvard y el Children's Hospital Boston (EE.UU.) han logrado transformar, en un rat?n, c?lulas comunes en c?lulas productoras de insulina, con las cuales el animal mejor? los s?ntomas de diabetes. Los investigadores han llamado a esta t?cnica reprogramaci?n directa, cuyo beneficio principal es que no requiere el uso de c?lulas madre embrionarias, cuesti?n que genera problemas tanto legislativos como ?ticos. El caso es que se puede ir desde un tipo de c?lula madre adulta a otro, sin necesidad de retroceder al estado embrionario.

Los expertos han empleado para este estudio, publicado en la revista "Nature", tres genes transportados por un virus com?n (adenovirus, el del resfriado) para transformar las c?lulas exocrinas (que representan el 95% del p?ncreas) en c?lulas beta productoras de insulina. Estos tres genes, "activos" cuando un embri?n forma su p?ncreas y llamados Ngn3, Pdx1 y Mafa, se identificaron entre m?s de 1.000 genes. Con este paso se consigui? convertir alrededor del 20% de las c?lulas exocrinas en c?lulas beta productoras de la insulina. L?gicamente, los niveles de az?car en sangre del rat?n disminuyeron.

Douglas Melton, investigador del Howard Huges Institute (EE.UU.), asegura que el proceso es m?s sencillo de lo se puede imaginar, ya que se trata de c?lulas muy estables, al menos en el rat?n. Tambi?n, seg?n Melton, el m?todo podr?a funcionar primero en las personas con diabetes tipo II severa, cuyo organismo no produce m?s insulina. Sin embargo, "en el caso de la diabetes tipo I a?n existe el molesto problema del ataque autoinmune", a?ade el cient?fico. Cualquier c?lula transformada en un paciente diab?tico I ser?a destruida por la misma respuesta inmune equivocada que causa el inicio de la enfermedad.

A estas limitaciones del estudio se le suman otras como la necesidad de utilizar un virus para el traslado de genes a las c?lulas, un mecanismo con riesgos en seres humanos que las autoridades sanitarias no ven con buenos ojos.

MEDICINA REGENERATIVA


- Imagen: NSF -

Hay muchas enfermedades cuyo origen est? en la destrucci?n celular de los tejidos. Para la mayor?a a?n no existe curaci?n, y entre ellas se encuentran la cirrosis hep?tica, la diabetes o, sobre todo, enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson. Estas ?ltimas, adem?s, son irreversibles. La medicina regenerativa, destinada a reponer estos tejidos por otros sanos, se convierte ya no en una esperanza de tratamiento sino de curaci?n. Y ha tomado especial importancia en la ?ltima d?cada con el uso de las c?lulas madre, cuyas tres propiedades principales (proliferaci?n, autorrenovaci?n y diferenciaci?n) auguran un buen futuro.

Sin embargo, ni las c?lulas madre embrionarias, con muchas potencialidades pero obtenidas a trav?s de embriones; ni las c?lulas madre adultas, que son menos accesibles que las primeras y se destinan s?lo a un ?rgano concreto, presentan el m?ximo de potencialidades necesarias como para predecir un futuro inmediato.

Estudios como el de Howard Huges Institute, de Douglas Melton, inciden en un nuevo tipo de c?lulas madre con las mismas potencialidades que las embrionarias pero sin necesidad de usar embriones: c?lulas madre pluripotentes inducidas. Se elimina el problema ?tico pero sigue habiendo limitaciones: son potencialmente productoras de tumor y tienen muy baja eficacia. Parece, entonces, que a?n quedan muchos a?os de investigaci?n porque, adem?s, la transferencia de la investigaci?n b?sica a la cl?nica es muy lenta. Sin embargo, es una t?cnica muy prometedora que, muy probablemente, mejorar? la calidad y la esperanza de vida de la poblaci?n.


Publicado por jacintoluque @ 17:41
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios