Domingo, 06 de marzo de 2011

Una manera saludable de cocinar

Sirve para algo m?s que calentar o descongelar alimentos

El estilo de vida de miles de personas ha cambiado radicalmente desde que se introdujo en nuestras cocinas el horno microondas, hasta el extremo de que a muchos se nos antoja ya impensable no disponer de este aparato en casa. Las bondades del microondas se basan, fundamentalmente, en su rapidez para calentar alimentos y en la comodidad y sencillez de su uso, lo que ha permitido a este electrodom?stico adaptarse perfectamente al actual modo de vida, poco dado a alardes culinarios y m?s orientado a recalentar y descongelar alimentos ya preparados.

Pero el horno microondas ofrece muchas m?s posibilidades que el calentamiento de los alimentos, y se puede utilizar incluso para elaborar sofritos y salsas.

Funcionamiento de las microondas

El horno microondas funciona de forma totalmente distinta al resto de hornos convencionales. Posee una fuente emisora de ondas electromagn?ticas, las microondas, que provocan una fricci?n entre las mol?culas de agua del interior del alimento, lo que produce calor que se transmite al resto de mol?culas por contacto. As? se calienta el alimento. Las microondas penetran 1 ? 2 cent?metros de profundidad y posteriormente el calor se difunde. La velocidad de calentamiento es cuatro veces superior a la de los hornos convencionales.

Los utensilios adecuados

Para que los alimentos se calienten, las microondas deben atravesar el propio alimento y los recipientes que los contienen. Son adecuadas las vasijas de vidrio, porcelana, loza, cer?mica y las de pl?stico que indican expl?citamente su compatibilidad con las microondas. Se ha demostrado que algunos pl?sticos, al calentarse, pueden desprender parte de sus componentes y pueden resultar t?xicos, por lo que se deben utilizar s?lo recipientes que hayan sido fabricados especialmente para ser usados en los hornos microondas (llevan una etiqueta o s?mbolo que lo indica). Sirven como materiales auxiliares, el papel absorbente, el film transparente, las bolsas de cocci?n para horno, el papel de estraza y los moldes de papel. Nunca se deben utilizar metales, incluido el papel de aluminio o cuberter?a, ya que reflejan las microondas contra las paredes del horno y ?ste puede averiarse. Ocurre lo mismo con las vajillas de cer?mica con dibujos o adornos con alg?n elemento met?lico. El papel o el cart?n pueden quemarse.

Posibilidades del horno microondas

Rapidez en la preparaci?n de las recetas
Los alimentos deshidratados o con poco contenido en agua se calientan antes que los m?s l?quidos, y pueden calentarse excesivamente o quemarse si son cocinados a potencias muy altas. El microondas permite que los alimentos se descongelen en pocos minutos a la vez que las radiaciones destruyen los g?rmenes. Calienta directamente el alimento en su propio recipiente o lo cocina a una velocidad incre?ble. Con el fin de que la comida no se enfr?e tan r?pido, observaci?n com?n entre muchos usuarios, los t?cnicos aseguran que se debe revolver la comida una o dos veces durante la cocci?n o el recalentado, y dejarla reposar unos 20 segundos una vez que se haya apagado el horno para que la temperatura se equilibre. El horno microondas hace posible la preparaci?n de incontables platos, de forma perfecta y en tiempos muy breves. Es el caso de sofritos, jugos, salsas, primeros platos, sopas...

Comodidad
Se puede cocinar en el mismo recipiente que se usar? despu?s para comer. Adem?s, limpiar el microondas s?lo requiere pasar a las paredes un pa?o h?medo con bicarbonato y lim?n.

Sabores m?s naturales
Al cocerse los alimentos en su propio jugo conservan las sales minerales y se aprecia mejor el sabor real del alimento.

Influencia sobre el valor nutritivo

En lo que se refiere al valor nutritivo de los alimentos, hasta la fecha no se ha comprobado que las microondas provoquen mayores p?rdidas nutritivas que otros m?todos de cocci?n tradicional. Incluso en el caso de los productos congelados, al ser la cocci?n m?s r?pida, se reduce la p?rdida vitam?nica. Adem?s, los alimentos se cuecen en su propio jugo, de modo que se reduce la p?rdida de nutrientes que se produce cuando se cocinan en medios l?quidos.

Los microondas, bien usados, son absolutamente seguros

No obstante, debe manejarse con cuidado a la hora de cocinar distintos alimentos. El tiempo de cocci?n en el microondas se calcula con relaci?n al volumen de comida. Si se supera el tiempo, los alimentos pierden vitaminas y se desnaturalizan algunos de sus componentes como las prote?nas. Se ha comprobado en muchos estudios que los alimentos cocinados con microondas tienen un aroma m?s d?bil y menos agradable. Y los alimentos no quedan ni tostados ni crujientes a menos que el aparato incorpore un tostador convencional.

En relaci?n con la salud

El riesgo principal de los microondas no deviene de la naturaleza de las ondas electromagn?ticas, sino de su superior eficacia y potencia para calentar los alimentos, lo que puede provocar sobre calentamientos en los platos y quemaduras diversas. Para disipar todo resquemor, la Organizaci?n Mundial de la Salud (O.M.S.), asegur? ya en 1992 que no existe ninguna prueba cient?fica de que la salud de los consumidores de alimentos preparados en los hornos microondas corra alg?n riesgo, siempre que se sigan las instrucciones del fabricante.

Sofritos y salsas

  • Los sofritos exigen poco condimento, ya que ?ste no es absorbido a causa de la rapidez de la cocci?n, de forma que resultan sabrosos, ligeros y muy digestivos.
  • Las salsas se cocer?n preferiblemente en recipientes anchos y bajos para favorecer la rapidez y la evaporaci?n, con la ventaja de que no se pegan en el recipiente.

Primeros platos: pasta, arroz, sopas y verduras

  • La cocci?n de la pasta y del arroz en el microondas se hace pr?cticamente de la misma manera que en la cocci?n tradicional: triple volumen de agua que de alimento.
  • La sopa es preferible cocerla destapada, directamente en el recipiente de servicio o en tazones individuales. Se tapan exclusivamente las m?s caldosas para evitar salpicaduras.
  • Los l?quidos est?n muy calientes aun cuando el recipiente en el que se calientan est? fr?o. Los l?quidos calentados pueden no generar vapor, incluso cuando han superado el punto de ebullici?n, y esto es lo que provoca m?s de una quemadura.
  • Las verduras se colocan en un recipiente mojadas con el agua del lavado, se cubren y a la mitad de la cocci?n se revuelven. Se pueden cocinar enteras y con c?scara (calabac?n, patata, berenjena, tomate...), previamente pinchadas con un tenedor o con peque?os cortes para evitar que el aumento de la presi?n las haga explotar.

Segundos platos: carnes, pescados...

  • Los trozos grandes de carne se deshuesan y se cocinan al 50% de potencia durante m?s tiempo, de forma que el calor llega al interior sin sobrecalentar la superficie.
  • Los huevos no deben cocinarse nunca con c?scara, ya que explotan.
  • Los pescados admiten muy bien el microondas: solos con unas gotas de agua, sal, aceite y lim?n, o combinados con verduras cortadas en trozos peque?os para que la cocci?n sea homog?nea.

Trucos para cocinar diversos alimentos

  • Ordene la comida de manera uniforme en el recipiente, c?bralo con un film o una tapa, sin que ?stos toquen la comida.
  • Si calienta m?s de un plato a la vez, procure que las raciones sean similares para que est?n a punto al mismo tiempo.
  • Si es necesario, remueva la comida dentro del recipiente varias veces durante la cocci?n o el calentamiento.
  • Para cocer la mayor?a de los alimentos apenas se necesita agua porque aprovechan el contenido acuoso del propio alimento.
  • Los moldes se rellenan hasta la mitad, porque este tipo de cocci?n tiende a expandir m?s los batidos que el horno convencional.
  • Tenga precauci?n cuando caliente los biberones o las comidas de los beb?s.

Publicado por jacintoluque @ 17:12
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios