Domingo, 24 de julio de 2011

Las dosis elevadas de este mineral podr?an provocar efectos indeseables para la salud

El selenio es un micronutriente esencial para los humanos, raz?n por la cual debe estar presente en la dieta. Sin embargo, para cumplir con las funciones en las que est? implicado en el organismo, son suficientes peque?as dosis (las ingestas diet?ticas de referencia para los adultos se sit?an en 55 microgramos/d?a). Es m?s, en grandes cantidades, puede resultar t?xico. Aunque el contenido en selenio es variable en funci?n del suelo de cultivo, las principales fuentes diet?ticas son los frutos secos, el pescado, los cereales integrales (pan, pasta, arroz), el germen de trigo y las semillas de girasol. Desde hace unos a?os, se le ha atribuido un papel preventivo frente a varias enfermedades, sobre todo para algunos tipos de c?ncer, como el de pr?stata o el de est?mago. Por ello, la suplementaci?n con este elemento es, en algunos ?mbitos, habitual.

Uno de los ?ltimos trabajos publicados sobre la suplementaci?n, en este caso con selenio, lo ha llevado a cabo Colaboraci?n Cochrane, una organizaci?n internacional e independiente que realiza y divulga revisiones sistem?ticas de intervenciones sanitarias y promueve la b?squeda de evidencias en forma de ensayos cl?nicos y otros estudios fiables que estudian los efectos de estas intervenciones. Algunos de los estudios observacionales que han analizado los investigadores sugieren que ingestas bajas de selenio se relacionan con un mayor riesgo de padecer c?ncer. Estos trabajos, sin embargo, no permiten establecer una relaci?n causal, por lo que desde el punto de vista de la evidencia cient?fica se consideran poco robustos.
Estudios que deben tenerse en cuenta

No hay evidencia convincente acerca de que tomar suplementos de selenio prevenga el c?ncer

Si se analizan las publicaciones de referencia, que se basan en ensayos cl?nicos bien dise?ados, los resultados indican que las personas que han tomado dosis hasta cuatro veces superiores a las recomendadas de forma habitual no tienen una menor probabilidad de padecer c?ncer. Los autores encargados de la revisi?n de la literatura cient?fica concluyen que los efectos de la suplementaci?n con selenio en los estudios que han evaluado conducen a resultados inconsistentes, por lo que, por el momento, no hay evidencia convincente acerca de que tomar suplementos de selenio prevenga el c?ncer en hombres, mujeres o ni?os.
M?s riesgos que beneficios

El consumo de suplementos diet?ticos es cada vez m?s habitual, sobre todo en Estados Unidos, donde se venden a precios muy asequibles y en m?ltiples puntos de venta. En Europa, aunque es menos frecuente, los c?lculos apuntan a un gasto de unos 1.500 millones de euros en estos productos. A pesar de que es un mercado mundial al alza, los expertos alertan de que muchos suplementos son innecesarios e, incluso, en algunos casos, peligrosos.

El trabajo publicado en la Biblioteca Cochrane no solo cuestiona la utilidad de suplementar la dieta en selenio para prevenir el c?ncer, sino que alerta sobre los resultados derivados del Nutritional Prevention of Cancer Trial y el Selenium and Vitamin E Cancer Prevention Trial. Estas investigaciones ponen de manifiesto cierta preocupaci?n por los posibles efectos perjudiciales del uso prolongado de suplementos de este micronutriente.
C?MO PREVENIR EL C?NCER

La Asociaci?n Espa?ola Contra el C?ncer afirma que m?s de 32.000 muertes anuales por c?ncer se deben a una dieta inadecuada y al sedentarismo. Seg?n datos del Fondo Mundial para la Investigaci?n del C?ncer y el Instituto Americano para la Investigaci?n del C?ncer, hasta un tercio de los c?nceres m?s comunes se previenen con actividad f?sica y alimentaci?n saludable.

Estos organismos cuentan con un dec?logo de recomendaciones para la prevenci?n del c?ncer:
Evitar el sobrepeso y la obesidad.
Realizar actividad f?sica de forma regular: primero andar 30 minutos al d?a y aumentar de forma progresiva hasta 60.
Limitar el consumo de alimentos muy energ?ticos y de bebidas azucaradas.
Basar la alimentaci?n en productos de origen vegetal: cinco raciones de frutas y verduras, cereales integrales (pan, pasta, arroz) y legumbres.
Limitar la ingesta de carne roja y carnes procesadas.
En caso de consumir bebidas alcoh?licas, no sobrepasar la cantidad de una al d?a para las mujeres y dos para los hombres.
Reducir el consumo de sal y evitar los alimentos salados.
Cubrir las necesidades nutricionales a trav?s de alimentos. Los suplementos diet?ticos no son recomendables para la prevenci?n del c?ncer.
Amamantar a los beb?s de forma exclusiva hasta los seis meses y, desde entonces, hasta que madre e hijo deseen.
Estas recomendaciones son tambi?n v?lidas para los supervivientes de un c?ncer, a menos que haya alguna contraindicaci?n expresa.


Publicado por jacintoluque @ 19:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios