Mi?rcoles, 03 de agosto de 2011

Los consumidores deben poder acceder a informaci?n veraz y rigurosa sobre los alimentos

La Uni?n Europea ha puesto en marcha el proyecto de investigaci?n CoExtra (coexistencia y trazabilidad de los sectores de OMG y no OMG), destinado a ofrecer a los consumidores, industriales y agricultores los m?todos de gesti?n y de informaci?n que les permita conocer si un producto contiene o no organismos modificados gen?ticamente (OMG). Se trata de la trazabilidad, en este caso en un campo complejo, el de los transg?nicos.

El proyecto, presentado el pasado 7 de junio y cuya duraci?n ser? de 4 a?os, cuenta con la participaci?n de 52 socios de 18 pa?ses de Europa, adem?s de Rusia, Brasil y Argentina. Est? coordinado por el Institut National de la Recherche Agronomica (INRA), en Francia, y lo integran un total de 250 investigadores e ingenieros. Su misi?n es desarrollar un ?corpus de conocimientos? en este ?mbito, as? como generar herramientas y m?todos que permitan garantizar la coexistencia entre dos sectores enfrentados desde hace a?os, el de los OMG y los no OMG. El proyecto prev? dar prioridad a la ?calidad y seguridad alimentarias?.

Uno de los prop?sitos del proyecto es garantizar adem?s la trazabilidad de los OMG y de sus derivados tanto en la alimentaci?n animal como humana. Todo ello desde el campo hasta el plato del consumidor. El objetivo final consiste en ofrecer al consumidor ?una informaci?n y un etiquetado fiables al m?s bajo coste? de los productos comercializados, conforme a la normativa europea vigente desde el a?o pasado.

En el ?mbito cient?fico, CoExtra re?ne a equipos de expertos que analizar?n cuestiones sobre la coexistencia entre distintos sectores, como la biolog?a, la agronom?a, las metodolog?as de detecci?n y las ciencias humanas. Est? previsto adem?s que una parte de los expertos examine las t?cnicas biol?gicas que permitir?n limitar los flujos de genes, responsables de la presencia accidental de OMG en semillas o en alimentos.

Otro grupo de expertos desarrollar? nuevos m?todos de an?lisis y de muestreo, en asociaci?n con sociedades privadas especializadas en la detecci?n de OMG. Algunos expertos confirman que a la investigaci?n sobre OMG le falta mucho camino por recorrer, y que la situaci?n no es nada comparable con Estados Unidos, China o la India.
Niveles de actuaci?n

CoExtra nace con la finalidad de responder a las exigencias de una informaci?n cada vez m?s fiable Las l?neas de trabajo definidos en el proyecto pertenecen al ?mbito de la coexistencia entre cultivos OMG y cultivos no OMG. La finalidad b?sica es aportar a los consumidores informaci?n que le permita un etiquetado fiable de los productos. La libertad de elecci?n de los consumidores es lo que prima, por lo que se pretende ofrecer toda la informaci?n necesaria de los productos que encuentra en el mercado.

?Este proyecto proporcionar? herramientas y m?todos para ayudar a los productores de productos destinados a los animales y a las personas, incluidas las PYMEs, a adaptar mejor sus pr?cticas para responder a la exigencia de una informaci?n fiable?, afirma Yves Bertheau, investigador del INRA y coordinador cient?fico de CoExtra. Adem?s, y en opini?n de Christian Patermann, director de Biotecnolog?a, Agricultura y Alimentaci?n de la Comisi?n Europea, ?la coexistencia y trazabilidad de los OMG y no OMG son cuestiones que prev? la normativa europea actual y cuyas garant?as son exigidas por los consumidores europeos?.

Como parte de un proyecto integrado, y debido al hecho de que re?ne a expertos de 18 pa?ses, CoExtra se concibe como herramienta para proporcionar los resultados que se obtengan tanto en el ?mbito cient?fico como tecnol?gico. La meta es aumentar el impulso de la competitividad europea y responder a las necesidades de la sociedad en cuanto a garant?as al consumidor se refiere.
Contribuci?n espa?ola

La iniciativa europea cuenta con la participaci?n espa?ola del Centro de Investigaci?n en Econom?a y Desarrollo Agroalimentarios (CREDA) y del Consejo Superior de Investigaciones Cient?ficas (CSIC). El primero de ellos participa con la Universidad Polit?cnica de Catalu?a (UPC) y el Instituto de Investigaci?n Tecnol?gica y Agraria (IRTA). De ?l se servir?n de una contrastada experiencia en los m?todos econom?tricos y estad?sticos dirigidos a analizar el comportamiento de la elecci?n de productos en t?rminos estructurales.

Por otro lado, el CSIC, a trav?s del Instituto de Biolog?a Molecular de Barcelona (IBMB) puede aportar al proyecto europeo su experiencia sobre biolog?a molecular en plantas, especialmente ma?z, arroz y patatas, entre otros. Adem?s, el Servicio de An?lisis Biol?gicas Cuantitativas (SABQ, en sus siglas catalanas) trabaja en la detecci?n, identificaci?n y cuantificaci?n de los OMG en los alimentos.
PASAPORTE ALIMENTARIO

La percepci?n de los espa?oles hacia los transg?nicos es cada vez m?s favorable

Poder seguir el proceso de producci?n de un producto constituye, desde hace unos a?os, una de las exigencias de buena parte de los consumidores europeos. Los productos transg?nicos, cuya percepci?n no s?lo social sino tambi?n cient?fica ha estado envuelta de numerosos debates y controversias, no deben quedar exentos de estos ?privilegios?.

La historia de producci?n de los alimentos ha sido protagonista de distintas reglamentaciones en la Uni?n Europea. La finalidad ha sido siempre doble: por un lado, garantizar la seguridad alimentaria y, por otro, informar al consumidor sobre la presencia de alimentos transg?nicos o procedentes de OMG. La idea de esta ?ltima finalidad es conceder a los consumidores el derecho de estar informados sobre las caracter?sticas de los productos que se comercializan. El consumidor debe tener la m?xima libertad de decidir si compra o no un alimento con OMG.

En este sentido, desde el 1 de enero de 2005, el Reglamento comunitario 178/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo establece un marco jur?dico de estos alimentos o los compuestos por OMG, y de los alimentos y piensos producidos a partir de OMG, con el fin de facilitar el etiquetado preciso y el seguimiento de los efectos en el medio ambiente, entre otros aspectos. Tambi?n incluye medidas de gesti?n de riesgo adecuadas, como la retirada de productos si as? lo valoran las autoridades competentes.

Todas estas medidas ayudan, en buena medida, a mejorar la percepci?n hacia este tipo de productos. A pesar de todo, un estudio elaborado por el Instituto de Pol?tica Alimentaria de la Rutgers University y la Universidad del Estado de Nueva Jerseya reflejaba que los consumidores estadounidenses tienen poco o ning?n conocimiento sobre los alimentos transg?nciso que se encuentran en el mercado.

En contraposici?n, otro estudio, presentado esta misma semana, refleja que la percepci?n de los espa?oles hacia los alimentos transg?nicos es de las m?s favorables. Los datos de un Eurobar?metro concluyen que el 30% de los espa?oles reconocen que autorizar?an la producci?n de carne y otros alimentos mediante manipulaci?n gen?tica. El mismo estudio constata que los ciudadanos de Dinamarca y Chipre son los que m?s rechazo tienen hacia estos productos.


Publicado por jacintoluque @ 17:10
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios