Domingo, 09 de octubre de 2011

Desde el tipo de envases a utilizar hasta el método de cocción de vegetales. Toma nota

Se ha vuelto uno de los electrodomésticos indispensables en millones de hogares. Cuando se trata de preparar alimentos, el horno microondas es una de las herramientas que más nos ha facilitado la vida. Pero, como todo artefacto, hay una serie de recomendaciones relacionadas a su manejo que no necesariamente vienen en el manual de instrucciones.

Una de las primeras reglas que debemos grabarnos en la cabeza es que bajo ninguna circunstancia debemos meter objetos metálicos en el microondas. Además, por seguridad, no es recomendable hacer hervir líquidos, porque pueden “erupcionar” y causarte graves quemaduras.

Otro detalle que eventualmente uno aprende es que cuando utilizamos un recipiente o taper para calentar o cocinar algo, no debemos cerrarlo del todo. “El uso del microondas genera vapor en los alimentos, el que necesita ser liberado de alguna manera”, señala un artículo de ‘The Huffington Post”. Así, no debemos olvidarnos de dejar siempre alguna ruta de escape.

MEJOR Y MÁS SEGURO
En vez de plástico, procura usar utensilios de vidrio. Al ser calentados, estos últimos no transmitirán ningún químico a tu comida. “No utilices cosas hechas de espuma o los contenedores de la comida para llevar –no son aptos ni seguros para el microondas”, dice el artículo.

Hay muchas cosas para las que el microondas es muy útil y práctico –como derretir mantequilla y chocolate o hacer canchita -, pero hay algunas tareas que simplemente es mejor encargárselas a otros electrodomésticos. “El método de cocción del microondas no es muy bueno para la repostería con harina o para cocer pasta. Incluso es mejor descongelar una pizza o calentar algún alimento que tenga algo de pan o una corteza en un horno tradicional”.

¿Sabías que cocer los vegetales en el microondas es una opción muy saludable? Pues sí, si están bien cocidos, estos retienen las vitaminas que se hubieran quedado en el agua si los hubieras sancochado o hecho al vapor.

Para cocinar estos alimentos de manera adecuada, “utiliza solo entre una o dos cucharaditas de agua y un envase cerrado con solo una pequeña apertura por donde pueda salir el vapor”, recomienda el periódico. Además, mientras menos tiempo se demoren en cocinarse, más vitaminas se quedarán en el alimento.

Un dato importante: una vez que tus vegetales ya estén listos, no los dejes dentro del envase que utilizaste, sino se seguirán cocinando con el calor capturado dentro. 


Publicado por jacintoluque @ 6:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios