Domingo, 09 de octubre de 2011

Un estudio reveló que más anuncios de comida saludable ayudarían a reducir el índice de obesidad infantil

Washington (EFE). La publicidad impacta en las elecciones alimentarias de los niños, sobre todo cuando los padres permanecen neutrales ante ellas, según un estudio publicado hoy por la revista Journal of Pediatrics.

La investigación, coordinada por el doctor Christhoper Ferguson y otros expertos de la Texas A&M International University, se llevó a cabo con 75 niños entre los 3 y 5 años, quienes fueron divididos en dos grupos para ver dibujos animados entre los que se insertaron diferentes anuncios.

El primer grupo vio un anuncio de papas fritas y el segundo uno en el que aparecían trozos de manzana.

Después de ver los anuncios, a cada niño se le mostraron dos cupones: uno con papas fritas y otro con manzanas.

De los niños que vieron el anuncio de las papas, el 71 % escogió el cupón en el que aparecía esa comida, de acuerdo con los investigadores.

Pero ese porcentaje bajó al 55 % cuando los niños fueron motivados por sus padres a decantarse por la opción más saludable, las manzanas.

“El estímulo de los padres a comer sano fue algo que ayudó a reparar el mensaje de los anuncios, aunque su efecto fue menor a lo que habíamos anticipado”, explicó Ferguson.

Entre los niños que vieron el anuncio de las manzanas, solo el 46 % se decantó luego por las papas fritas y ese porcentaje bajó al 33 % cuando fueron animados por su padres a elegir el alimento más sano.

“Los niños fueron claramente influenciados por los anuncios que vieron. Sin embargo, los padres no son impotentes” para influir en los hábitos alimentarios de sus hijos, según Ferguson.

El doctor añadió que los padres “toman ventaja si son consistentes con sus mensajes a largo plazo sobre comer sano”. 


Publicado por jacintoluque @ 6:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios