Domingo, 13 de noviembre de 2011

Debe conocer cada tipo, sobre todo para evitar consumir excesivas calorías cuando no desea subir de peso.

El queso es un alimento completo que tiene nutrientes para gozar de una vida saludable, aunque es mejor conocer cuál es la carga calórica de cada tipo para obtener mayores beneficios y no subir de peso.

“Este producto, como alimento, es supercompleto. Contiene proteína, grasa, calcio, fósforo, vitaminas y lo mejor de todo es que, como no incluye carbohidratos, la compañía del pan le viene de perillas. El calcio es el nutriente más resaltante por ser indispensable para formar huesos y dientes saludables”, refiere Adriana Carulla, nutricionista de Wong.

Sin embargo, la especialista subraya: “Debemos conocer el tipo de queso que consumimos, ya que tienen características diversas, principalmente en cantidad de calorías”.

“La diferencia calórica entre los quesos es abismal. Por ejemplo, 100 gr de queso fresco contiene alrededor de 100 calorías. 100 gr de queso blando tiene unas 280 calorías y 100 gr de queso duro puede llegar a contener casi 400 calorías”, detalló.

La nutricionista dijo que el queso fresco es uno de los menos calóricos por su gran contenido de agua y alcanza el doble de calcio que los semiduros como el Edam.

Carulla, además, enfatiza que el queso fresco light mantiene todos sus nutrientes, pero con menos grasas y menos calorías que el fresco original. “Es ideal para las personas que buscan mantener su peso o están en una dieta hipocalórica”, señala. 


Publicado por jacintoluque @ 7:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios