Domingo, 13 de noviembre de 2011

El uso de dispositivos tecnológicos y la aparición de aplicaciones culinarias han provocado que la gente recurra cada vez menos a sus recetas escritas

Todos tienen un libro de cocina que, en muchos casos, han pasado de generación en generación. Estos contienen recetas especiales y secretos que son guardados como herencia familiar. Sin embargo, recurrir a ellos es cada vez menos frecuente. Un artículo aparecido en The New York Times analiza el fenómeno.

En la actualidad, reconocidos chefs han publicado libros donde enseñan paso a paso una determinada comida y que han sido bien recibidos por el público interesado en saber más sobre la gastronomía.

No obstante, la aparición de novedosos dispositivos tecnológicos han provocado que el libro de cocina empiece a caer en desuso. Ahora, los usuarios revisan recetas a través de sus teléfonos celulares o tabletas, donde pueden encontrar videos ilustrativos y consejos efectivos sobre cómo preparar un platillo.

Por ejemplo, la interfaz de una tableta ofrece al cocinero una serie de posibilidades que sería imposible tener en una computadora convencional y, mucho menos, en un libro. Deslizar la grabación y el zoom a través de la información presentada en multimedia es una excelente forma de experiencia la cocina, involucrando todos los sentidos y el cerebro.

La rápida expansión de la tecnología ha provocado que surjan aplicaciones culinarias, siendo una de las más populares CulinApp, la misma que trabaja en colaboración con los chefs y autores de libros de cocina más famosos del mundo.

CULINAPP
Bob Huntley fundó la compañía de software CulinApp, que ofrece una experiencia de aprendizaje personal de los chefs, de todos los niveles, que quieran mejorar sus habilidades en cocina. Sus usuarios pueden elegir entre cuatro diferentes formas de ver cada receta:

La primera es Greenspan, esta es recomendable para los cocineros novatos pues la explicación se da de forma clara y paso a paso. La segunda es CulinView, que es una manera no verbal de seguir una receta. Todo se muestra en un diagrama de flujo, ilustrado con imágenes de las mezcladoras, batidoras, hornos e ingredientes.

También está SpinView donde toda la receta se pone en una sola página pero con la opción de desplazarse a través de los pasos para entender mejor la forma de preparación; y finalmente está Cookbook que es más utilizada por los tradicionalistas pues se asemeja a un libro de cocina pero on-line.

Pese a todo, los libros de cocina aún mantienen sus ventajas pues, al haber pasado de mano en mano, logró recolectar una serie de tips que nos pueden ser de gran ayuda. Y tú ¿aún utilizas los libros de cocina? 


Publicado por jacintoluque @ 8:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios