Domingo, 13 de noviembre de 2011

Según un estudio, los desastres forestales se han convertido en una amenaza peligrosa para los seres humanos y la biodiversidad

Las temperaturas de la superficie de los océanos Pacífico y Atlántico pueden ayudar a predecir, con anticipación de tres a cinco meses, la intensidad de la temporada de incendios en Sudamérica, según un estudio publicado en Science.

Investigadores del Instituto UC Irvine de la Universidad de California y del Centro Goddard de la NASA aseguran que este tiempo extra podría ser útil para movilizar con antelación equipos de control de incendios y planear medidas, como la quema controlada para evitar la deforestación.

Los investigadores señalan que los incendios forestales se han convertido en una importante amenaza para los seres humanos y la biodiversidad debido a un arco de deforestación en Brasil, Bolivia y Perú, por lo que consideran que este trabajo tiene implicaciones muy claras para la conservación de los bosques tropicales.

James Randerson, profesor de ciencias terrestres en el UCI y coautor del estudio, explicó: “Se cree que durante el siglo XXI, la sequía se intensificará y los bosques se volverán aún más vulnerables, por eso, debemos emprender una planificación contra los desastres”.

CÓMO SE REALIZÓ EL ESTUDIO
Con datos de los satélites de la NASA, los investigadores diseñaron un modelo matemático basado en las variaciones de la temperatura del agua y la duración e intensidad de los incendios forestales en los últimos diez años en la zona centro de América del Sur.

Los científicos detectaron cambios de las temperaturas que aunque Leves, desencadenaron grandes efectos en los ecosistemas de bosques tropicales, según explicó el profesor Yang Chen, de la Universidad de California y autor principal del estudio.

El modelo fue capaz de predecir la severidad de la temporada de incendios regional, anual, entre tres y cinco meses por adelantado, sugiriendo que este método puede ser útil como un sistema de alerta temprana para intensas temporadas de incendios.

Los científicos están recopilando datos para la temporada de incendios 2012 y prevén publicar sus hallazgos en unos meses para que los funcionarios de los países afectados pueden utilizarlos el próximo año. 


Publicado por jacintoluque @ 8:43
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios