Lunes, 14 de noviembre de 2011

Con esto, los amantes de la cocina podrán utilizar los productos para diversos fines, pues conservarán mejor su aroma, textura y propiedades naturales

Para conservar los alimentos se emplean diferentes técnicas, algunas de ellas es la esterilización, pasteurización o envasado al vacío; sin embargo, estos métodos modifican las propiedades originales de los alimentos y hacer variar su sabor.

En tal sentido, el centro tecnológico vasco Azti Tecnalia ha desarrollado un innovador sistema de envasado que consiste en poner el alimento en un film y darle una presión de 5 milibares. Con esto, se mantendrá la calidad natural del producto y solo se eliminará las posibles bacterias contaminantes.

El proyecto surgió hace dos años cuando los responsables de la investigación entraron en contacto con la firma Sealedair Cryovac, la misma que brindó una pionera máquina envasadora que logra optimizar los procesos de conservación con una presentación estética innovadora y una durabilidad mayor, informa elmundo.es

“Los métodos convencionales no lograban aportarle un nivel tan elevado de conservación al alimento. Por ello, decidimos poner en práctica esta máquina que logra potenciar la calidad de la conservación respetando las propiedades naturales del producto”, indicó Sofía Roca, investigadora responsable del proyecto en Azti Tecnalia.

CÓMO FUNCIONA
Asimismo, explicó que es importante que al producto se le aplique una cadena de frío adecuada. Para ello, se le debe aportar una refrigeración adecuada al producto durante un periodo corto del tiempo, antes de introducirlo en la envasadora.

Luego, el producto alimenticio debe ser llevado a la máquina envasadora (llamada Darfresh) donde será recubierto completamente por un plástico; luego, la misma máquina lo llevará a un nivel óptimo de refrigeración.

“El film se funde y queda sobre el alimento. De esta forma se elimina el aire al igual que sucede en procesos de envasados al vacío, evitando que entre el oxígeno. Cada sesión dura unos tres segundos y se pueden realizar entre cuatro y siete tandas. Una de sus mayores ventajas es la rapidez con la que consigue el envasado del producto”, destacó Roca.

Esta novedosa técnica de envasado ayuda a que los amantes de la cocina puedan utilizar los productos para diversos fines. “Puede regenerarse en el horno, congelarse o llevarlo al microondas para cocinar el producto sin necesidad de sacarlo del envase”, precisó.

De esta manera, se alargará la vida útil del producto varios días más, conservando su aroma óptimo, su textura y propiedades naturales. 


Publicado por jacintoluque @ 8:36
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios