Mi?rcoles, 16 de noviembre de 2011

Nuevos hallazgos en el campo de la fotoinmunoterapia podrían poner fin a los tratamientos oncológicos convencionales.

Los métodos para tratar el cáncer aún no son 100% eficientes. Tanto la quimioterapia como la radioterapia resultan efectivas en la medida en que pueden detener el desarrollo de la enfermedad, pero generan, a su vez, efectos secundarios.

Si bien la promesa de una cura hace que cualquier persona tolere este tipo de consecuencias, lo cierto es que investigadores de todo el mundo vienen trabajando para lograr tratamientos cada vez más poderosos, precisos y con menos daños colaterales.

ESPERANZA EN CIERNES
En tal sentido, científicos del Instituto Nacional del Cáncer (Estados Unidos) han encontrado una manera de evitar ese trámite engorroso. Se trata de una terapia con luz infrarroja que detecta las células cancerígenas y las destruye sin afectar las células sanas que están alrededor, hecho que ocurre con las aplicaciones de hoy en día.

Los experimentos se han realizado exitosamente en ratones pero, según el informe publicado en Nature Medicine, en un futuro próximo se podría probar que este método, llamado “fotoinmunoterapia”, también funcionaría en seres humanos con cáncer a la próstata, mama, pulmones, páncreas, colon, entre otros. Sin duda, un estupendo hallazgo que podría cambiar el rumbo de la oncología. 


Publicado por jacintoluque @ 9:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios