Viernes, 18 de noviembre de 2011

Cuando pensamos en problemas de salud como la presión arterial alta, instantáneamente imaginamos personas de mediana edad y
ancianos luchando para mantener estos números bajo control. Desafortunadamente la presión arterial alta no discrimina en
base a la edad, más bien por el estilo de vida.

A pesar de lo que dice la sabiduría popular, puedes hacer varias cosas (y deberías) para reducir tu presión arterial. Tu salud
en general, así como tu habilidad para perder peso descansa en una presión arterial saludable.

La Presión Arterial Alta

La mejor manera para entender la presión arterial alta es que es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las
arterias. La buena noticia es que la presión arterial de todos sube y baja durante el día; sin embargo, de acuerdo con el
Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, al tener una presión arterial constantemente alta puede provocar que
sufras de presión arterial alta, condición que los médicos denominan como hipertensión. 

Tener una presión arterial alta por un tiempo prolongado puede provocar una gran cantidad de problemas de salud, entre ellos:
enfermedades cardiacas, renales y accidentes cerebrovasculares.

Estas serias enfermedades hacen que resulte vital monitorear la presión arterial para que puedas mantenerla en un nivel
saludable.

Entonces, ¿Cuál debe de ser tu presión arterial?

Los niveles de presión arterial están divididos en 3 categorías: normal, pre-hipertensión e hipertensión. El nivel
normal, como su nombre lo dice, indica que no estás en riesgo de volverte hipertenso. El nivel de pre-hipertensión implica que
puedes estar en riesgo de tener presión arterial alta y debes de vigilar tu dieta y estilo de vida con la ayuda de un médico. La
hipertensión significa que tienes presión arterial alta y debes de trabajar para controlar y reducir esos números. 

Saber estas cifras puede ayudar a hacer lo que debes de hacer para reducir tu presión arterial y mantenerla en un nivel
normal. La presión arterial se mide en milímetros de mercurio o mmHg. Si no tienes un aparato para medirla, ve a tu farmacia
local y pídeles que te midan la presión para que sepas dónde estás en la escala de presión arterial:

Normal: Sistólica* 120 o menos; Diastólica** 80 o menos
Pre-hipertensión: Sistólica 120-139; Diastólica 80-89
Hipertensión: Sistólica 140 y mayor; Diastólica 90 y mayor

*Número superior
** Número inferior

Ahora hablemos de lo que puedes hacer para reducir esos números altos y mantenerlos en un nivel normal.

Reduce el Sodio, Aumenta Las Especias

Una de las primeras cosas que puedes hacer para reducir tu presión arterial es encontrar otras maneras para sazonar tus
alimentos en lugar de usar sal. De hecho, reducir tu ingesta general de sal puede ayudarte a reducir tu presión arterial. De
acuerdo con la Clínica Mayo una pequeña disminución en tu ingesta de sal puede reducir tu presión arterial hasta en 8
mmHg. De hecho, recomiendan que reduzcas tu ingesta de sal a 2,300 miligramos al día, por supuesto menos siempre es mejor.

Las personas mayores (51 años y más), así como la gente de raza negra y quienes ya tienen una presión arterial alta deben
de limitar su ingesta de sal a 1,500 mg o menos al día, y encontrar otras maneras de sazonar sus alimentos para que tengan
mejor sabor.

Agrega hierbas y especias a tu dieta para darles sabor en lugar de sal. Muchas hierbas y especias como el jengibre, albahaca y
romero están libres de sodio. Cómpralas frescas, le darán mucho sabor a tu comida sin sumar calorías o sodio.


Actívate

Volverte más activo físicamente es otra manera que puede ayudarte a reducir tu presión arterial. De acuerdo con la
Clínica Mayo hacer de 30 a 60 minutos de actividad física puede reducir la presión arterial hasta 9 mmHg. Incluso si tu presión
arterial está en la etapa de pre-hipertensión, un mayor nivel de actividad física puede reducirla a un nivel normal.

Es importante que apartes un momento para tu actividad física, incluso cosas tan sencillas como subir las escaleras o hacer una
caminata vespertina. Levanta pesas ligeras cuando veas la televisión para garantizar que estás haciendo un poco de
entrenamiento de fuerza y actividades cardiovasculares. Vivir una vida físicamente activa puede ayudarte a reducir tu presión
arterial así como tu peso, lo cual es otra manera grandiosa para reducir la presión arterial alta.

Reduce El Alcohol

Por mucho que te guste salir a beber con tus amigos, limitar tu ingesta de alcohol puede ayudarte a reducir tu presión arterial
así como muchos otros beneficios para la salud. El consumo moderado de alcohol (2 bebidas al día en el caso de los hombres
y 1 bebida al día para las mujeres) puede ayudarte a reducir tu presión arterial hasta en 4 mmHg.

Disfrutar una copa de vino o un coctel está bien; sin embargo, beber en exceso aumentará tu presión arterial y muy
probablemente provocará que tengas otros comportamientos poco saludables que podrían aumentar mucho más tu presión arterial.

Además de vigilar tu ingesta de alcohol, asegúrate de que tu bebida alcohólica de elección tiene el tamaño de porción
adecuado, de lo contrario podrías estar bebiendo más de lo que crees.

Comienza Un Plan de Alimentación Saludable

Adoptar una dieta más sana te ayudará a perder el exceso de peso, lo que a su vez, según los expertos, reducirá tu presión
arterial. Una buena manera de empezar es que tu dieta esté llena de alimentos saludables como los lácteos, frutas, verduras,
granos enteros y proteínas magras.

De hecho, existe un plan de alimentación saludable conocido como DASH (Enfoque Dietético para Detener la Hipertensión, por sus
siglas en inglés) que enfatiza una dieta saludable como la que mencionamos hace un momento que limita la grasa saturada y la
ingesta de colesterol.

Crear un plan de alimentación saludable significa que debes prestar atención a las etiquetas con información nutrimental
para contar las calorías, contenido de sodio, de grasa y colesterol. Un plan de alimentación sano te ayudará a regular
tu presión arterial y tu peso, ¡volviéndote más sano!

Estrésate Menos

El estrés nunca es bueno. El estrés nos hace perder concentración, que nos obsesionemos con cosas triviales y ¡nos
hace recurrir a soluciones poco sanas, como los cigarros, alcohol y productos con grasas saturadas! Por encima de todo, el estrés
puede aumentar temporalmente tu presión arterial y el estrés prolongado puede causar un aumento prolongado en la presión
arterial.

Resulta fácil decir “estrésate menos”, pero lo cierto es que tienes que identificar qué cosas te estresan y encontrar una
manera saludable para lidiar con ellas. La clave radica en encontrar la mejor manera para lidiar con el estrés con el fin
de que no te quedes en ese estado que aumenta tu presión arterial.

Si prefieres métodos tranquilos para des-estresarte, considera la yoga, meditación e incluso ir a terapia. Sin embargo, si
necesitas un método más agresivo para lidiar con las cosas que te estresan en la vida considera correr, practicar kickboxing o
incluso algún arte marcial. Ambos métodos te pueden ayudar a reducir el estrés en tu vida para regular tu presión arterial.

Estos 5 consejos para reducir la presión arterial te ayudarán a mantener sano a tu corazón y a tu cuerpo.


Publicado por jacintoluque @ 19:01
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios