Mi?rcoles, 30 de noviembre de 2011

El Instituto Nacional de Investigación del Cáncer de Estados Unidos desarrolló un espray que identifica el tejido afectado.

Detectar tejido afectado por el cáncer es una tarea fundamental de los cirujanos que buscan limpiar la zona para evitar la dispersión de la enfermedad. Sin embargo, la labor es complicada dado que no es fácil divisar estas células.

La aplicación de la tinta fluorescente elevaría la eficacia de la operación y minimizaría la probabilidad de que la intervención tuviese que repetirse o el cáncer volviese a extenderse.

El equipo del Doctor Hisataka Kobayashi no es el único que ha explorado esta línea de investigación, sin embargo, es el primero en obtener resultados visibles (al aplicar el espray) a los pocos minutos de su aplicación (a diferencia del resto de investigaciones que tardan algo más en aparecer los resultados).

En principio, este producto aún está bajo pruebas y ensayos de laboratorio, aunque el equipo Kobayashi está ya probándolo sobre muestras de tumores procedentes de pacientes humanos para que, tras unos años, puedan iniciarse ensayos clínicos con pacieentes reales.

Este espray podría suponer todo un avance en el tratamiento del cáncer de ovarios o el de colon, puesto que podría aplicarse sobre cavidades para que, una vez extendido, se muestre claramente el tejido que debe ser extraído durante la operación. 


Publicado por jacintoluque @ 13:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios