Lunes, 12 de diciembre de 2011

¿Qué sucede cuando tu [email protected] es tu compañ[email protected] en la oficina? ¿Cómo afrontar una ruptura dentro del mismo trabajo? Una situación difícil, pero superable.

Si no puedes renunciar, trata de conversar con tu jefe sobre la incomodidad que sientes y busca una solución.

Entre computadoras, impresoras, televisores y olor a humo de cigarrillo y a café cargado afloró la ilusión entre Julieta y Santiago. Trabajaban juntos en una revista.

Mientras ella admirada de él su inconfundible estilo para escribir las crónicas policiales, él gozaba enseñándole a ella los trucos del periodismo.

Pero, como el amor suele ser pasajero y las promesas de “no te dejaré nunca” son las más incumplidas, Santiago terminó con Julieta después de casi un año de relación. La muchacha sintió pena, dolor, decepción y esa angustia que solo padecen los corazones derrotados.

En medio del desconsuelo y del llanto, Julieta se preguntaba cómo haría para verlo el siguiente día y el resto de los días en la revista. Tenía solo dos opciones: renunciar al trabajo o hacer de tripas corazón y seguir adelante en la ‘chamba’. Eligió lo segundo.

¿Estuvo mal? Creo que sí. Estaban separados por dos computadoras. Julieta escuchaba las risotadas de Santiago con sus amigas del trabajo y, sin mucho esfuerzo, oía cuando él hablaba por teléfono con su nueva enamorada. Felizmente no era una chica del mismo trabajo. Lo peor de todo es que a ella no le causaba enojo ni cólera, sino tristezas y más dolores.

¿QUÉ HACER?
Ante esa complicada disyuntiva, la psicóloga Nelly Chong recomienda, de preferencia, no involucrarse con compañeros del centro de labores.

Sin embargo, como los sentimientos no se pueden controlar, la especialista plantea que se evalúe bien antes de tomar una decisión como renunciar al trabajo.

“Cuando la relación termina, es importante que ambos se tomen un tiempo para vivir el luto. Si trabajan juntos, es imposible pasar ese proceso”, sostiene.
Es como “si todos los días te chocaras con esa realidad que entristece y no puedas superar el dolor”.

Aconseja que no se mezclen los pleitos de pareja con el ámbito profesional.

CONSEJOS
Es mejor evaluar otras posibilidades laborales si existe demasiada incomodidad de trabajar con tu [email protected]
El profesionalismo no debe verse perjudicado.
En algunos trabajos no se permite que los empleados sean pareja. 


Publicado por jacintoluque @ 7:44
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios