Jueves, 15 de diciembre de 2011

La belleza de una sonrisa en muchas ocasiones se ve alterada debido a circunstancias externas como el exceso de tabaco. Los tratamientos odontológicos para blanquear la dentadura no siempre existieron y pueden provocar sensibilidad y demás complicaciones. Por tal motivo, no se pierde nada con intentar métodos caseros que mejoran notablemente la situación.

Blanqueadores caseros

- Mezclar agua y una cucharada pequeña de bicarbonato. Lavar los dientes una vez a la semana con esta preparación.

- Mezclar agua tibia con jugo de limón y hacer buches. Se debe cepillar los dientes con esta preparación. Se puede usar hasta tres veces por semana y aunque requiere mucha constancia, los resultados se notan.

- La cáscara de naranja también es efectiva. Frotar los dientes con la parte blanca interna.

- Las hojas de salvia frescas limpian al instante los dientes si se los frota uno por uno. Las hojas se pueden dejar secar en el horno y hacer con ellas un polvo que se puede utilizar como pasta dental.

- 200 gramos de alcohol de 70 º

- 20 gramos de agua destilada

- 50 gramos de corteza de canela

- Esencia de menta

Poner a macerar 50 gramos de canela en 200 gramos de alcohol y 20 gramos de agua destilada durante una semana.

Filtrar y agregar la esencia de menta. Filtrar nuevamente y luego de tres días utilizar como enjuage y aplicar dos o tres veces al día.

Receta para pasta de diente natural

- Dos cucharadas de cáscara de limón

- ¼ taza de levadura de cerveza

- Dos cucharadas de sal

Moler bien todos los ingredientes. Envasar y aplicar como un dentífrico normal.

Más allá de las propuestas naturales para blanquear la dentadura, no se debe olvidar mantener una adecuada alimentación.

Consejos para tener dientes más blancos 

- Evitar el azúcar

- Eliminar de la dieta los alimentos muy ácidos

- Consumir cereales integrales y muchas frutas y verduras 

 


Publicado por jacintoluque @ 17:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios