Domingo, 25 de diciembre de 2011

Especialista explica que es fundamental no generar sobre expectativas frente a los regalos, ni centrar la fecha sólo en este tema.

A pocos días de la Navidad, la espera por el regalo perfecto puede tener ansiosos a muchos niños de todo el mundo. Por esta razón la psicóloga Jessica Sosa subraya la importancia de no generar sobre expectativas en los más jóvenes respecto de este asunto. “Teniendo en cuenta que la mirada frente a esta fecha depende de cada familia, es importante que la celebración se centre más en compartir valores que en la entrega de un determinado regalo, sobre todo cuando los problemas económicos puedan impedir que un determinado obsequio llegue”, señala la experta.

Pero si la frustración de no recibir el regalo esperado invade al niño o la niña, recomienda: “Este hecho no puede plantearse como un castigo por el comportamiento durante el año.* Esos temas debieron trabajarse en su momento, por tanto no es necesario elegir la Navidad como una instancia que ayude a seguir castigando*, eso escapa totalmente del sentido de esta celebración, mas allá de la presencia del viejito pascuero como figura”.

La experta es clara al explicar que “la ausencia de un determinado regalo no genera traumas ni nada parecido, a lo más puede generar un enojo o pataleta sobre todo en niños más pequeño. Pero no más que eso”.

Claves navideñas

La actitud que los padres y otros familiares adopten frente a la Navidad es fundamental. La psicóloga indica que “la idea es evitar mostrarse ansiosos y preocupados por preparativos que no se ligan con la idea de compartir, contar con los seres queridos y recordar el sentido de la celebración”.

La profesional enfatiza que tampoco es positivo ver los regalos como recompensas frente un logro alcanzado. Asimismo si los padres logran conocer bien al niño, lo observan y comparten con él de cerca, podrán regalarle algo que le gustará, sin que necesariamente sea caro o difícil de encontrar. Y si así no fuera, el niño no debiera enojarse mucho por no poder recibir un gran obsequio. Sin duda es agradable recibir un lindo regalo pero eso no es lo más importante en Navidad. Este es un valor que los niños deben aprender”, puntualiza la psicóloga. 


Publicado por jacintoluque @ 9:56
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios