Martes, 21 de febrero de 2012

¿Sabías que las células del bebé se quedan en el cuerpo de la madre para siempre? Este y otros datos en la lista.

¿Qué pasa en nuestros cuerpos durante los nueve meses de embarazo? El Huffington Post recopiló siete extractos interesantes del libro ‘¿Los amantes del chocolate tienen bebés más dulces?: La sorprendente ciencia del embarazo’ de Jena Pincott. A continuación, la traducción:

1. Los mujeres embarazadas son sexy
Muchas mujeres piensan que se ven menos atractivas durante el embarazo, pero los hombres no están de acuerdo. Según un estudio, el 60% de los hombres mantienen el mismo nivel sexual por sus parejas, y un 27% señala que su deseo aumentó. Los hombres más propensos a sentirse atraídos por una embarazada tenían entre un año y medio y cinco años cuando sus madres estaban embarazadas con un hermano menor.

2. Tus senos crecen más si esperas a una niña
A diferencia de la creencia popular, la forma de tu barriga no revela nada sobre el género del bebé. Pero tus senos sí. Las mujeres embarazadas de una niña tienen los senos más grandes que las que esperan un varón. Los fetos masculinos producen testosterona lo que puede suprimir el crecimiento de los senos.

3. Si sueñas con el género de tu bebé, es más probable que aciertes
Sorpendentemente, las mujeres embarazadas que tienen un sueño que les revela el género de su bebé suelen acertar. ¡La intuición femenina está apoyada por la ciencia !

4. Las pesadillas están relacionadas con partos más rápidos
Las mujeres que tienen pesadillas durante el embarazo tienen partos más cortos que quienes no sueñan. Entre las ‘soñadoras’, aquellas que tienen pesadillas en el tercer trimestre tienen partos aún más rápidos que las que solo tienen sueños buenos.

5. Las mujeres delgadas son más propensas a tener hijas mujeres
Las flaquitas tienen más hijas. Muchos estudios muestran una diferencia mínima pero significativa en el radio de género entre las mujeres que son delgadas y las que tienen un peso normal. La explicación: los embriones femeninos son más resistentes que los masculinos, y por lo tanto pueden sobrevivir en un ambiente menos hospitalario, lo que lleva a que la mayoría de partos femeninos sucedan en mujeres súper delgadas.

6. El olor de tu cuerpo puede afectar de manera subconsciente a tu pareja
En el tercer trimestre, el sudor de la mujer embarazada contiene nuevos compuestos químicos (feromonas). Nadie sabe por qué estos químicos aparecen en esta etapa o por qué desaparecen poco después del parto (podrían ayudar a que el recién nacido identifique a su madre), pero igual generan especulaciones. El olor podría motivar que la pareja produzca hormonas como la prolactina que facilita la unión y la preparación para la paternidad. Los hombres con niveles elevados de prolactina en un tiempo cercano al parto son más cariñosos.

7. Las células de tu bebé se quedan en tu cuerpo para siempre
Durante el embarazo, las células ingresan furtivamente a través de la placenta. Las células del feto entran en la madre y viceversa. Y se quedan allí para siempre. En la madre, las células del feto suelen establecerse en sus pulmones, espina dorsal, piel, la glándula tiroides, el hígado, los intestinos, la cerviz y los vasos sanguíneos. Las células del bebé también pueden vivir para toda la vida en el corazón y el cerebro de la mamá.

 

 


Publicado por jacintoluque @ 5:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios