Lunes, 19 de marzo de 2012

Más vale prevenir que curar, por eso te damos algunos datos para proteger y cuidar tu zona íntima manteniendo una buena higiene.

Utiliza productos de limpieza especialmente formulados para mantener el PH natural de la zona íntima femenina. Deben ser productos suaves y sin perfume.

No utilices esponjas o guantes para limpiar esta zona, ya que éstas acumulan gérmenes que pueden ser traspasados a tu cuerpo.

No realices lavados vaginales a no ser que lo prescriba tu ginecólogo. Éstos desequilibran la flora vaginal propiciando así el desarrollo de bacterias

Durante la menstruación, cámbiate periódicamente las toallitas higiénicas o tampones, y prefiere productos de tela suave o algodón.

Lávate las manos antes de ir al baño y limpia el área genital desde adelante hacia atrás para no contaminar la vagina con bacterias presentes en las heces.

Usa ropa interior de algodón. Las fibras sintéticas impiden la transpiración, retienen la humedad y favorecen la proliferación de gérmenes. Además, evita los pantalones demasiado ajustados.

Cuando uses traje de baño, cuando puedas cambia el que está húmedo por uno seco. Así no facilitas el terreno a las infecciones.

Consulta regularmente a tu ginecólogo. Debes hacerte al menos una revisión anual para prevenir y detectar a tiempo infecciones u otras enfermedades

 

 


Publicado por jacintoluque @ 6:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios