Jueves, 26 de abril de 2012

Ingerir una cucharada de aceite de oliva un día antes o tomar mucho jugo de tomate a la mañana siguiente son algunas de las recomendaciones

Ha despertado con dolor de cabeza. Siente como si hubieran cogido su cuerpo como saco de papas. No quiere ni pararse de la cama. Mientras más horas pasan, más crece el arrepentimiento por haber tomado tanto la noche anterior. La resaca no pasa. Le han dicho distintas fórmulas, desde seguir tomando, para “cortarla”, hasta tomar un café bien cargado con pan quemado. Para controlar ese fastidio y mal rato, la bloguer del “The Huffington Post”, Rose Reisman, nos brinda una pequeña lista de alimentos que no harán esas horas un martirio.

Aceite de oliva
Las grasas lo cuidan. Comer alimentos grasosos antes de tomar, protegerán su estómago más que otras comidas. En algunas partes del mediterráneo se suele tomar una cucharada de aceite de oliva la noche anterior.

Agua
El alcohol nos deshidrata. Eso nos hace sentir enfermos al día siguiente. Por ello nos recomiendan un vaso de agua entre cada trago que tomemos. Eso reducirá los efectos negativos. Tomar dos vasos de agua antes de dormir también lo ayudarán.

Huevos
Despierte y cocine un par de huevos revueltos. Ellos les dará la proteína necesaria para estabilizar el azúcar en la sangre y repondrá la vitamina B que perdió bebiendo.

Jugo de tomate
Este le dará vitaminas y minerales que le regresarán su energía. A su vez lo hidratará para eliminar los restos de alcohol que hay en su cuerpo.

Plátano
Coma una antes de ir a dormir o apenas al despertar. Esta fruta es rica en potasio, fructuosa y azúcar, estos le devolverán la fuerza al cuerpo.

Jugo de fruta
Elevará su energía y le devolverá las vitaminas y nutrientes que fueron eliminados a causa del trago.

No tome todo
Gin, ron, vodka, según la bloguer, tienen una resaca más leve. Evite vinos espumantes, cognac, vino tinto y brandy.

 

 


Publicado por jacintoluque @ 8:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios