Jueves, 26 de abril de 2012

El orégano y la salsa de tomate son los ingredientes que serían vitales en este nuevo descubrimiento

Una pizza en la dieta para los enfermos de cáncer a la próstata. Parece algo irreal pero podría ser cierto. Dos ingredientes básicos de esta comida italiana son el orégano y la salsa de tomate. A ambos se le atribuyen propiedades que podrían combatir este mal, según nos informa el diario ABC de España.

ORÉGANO
Según un estudio presentado en el congreso Experimental Biology 2012 por investigadores de la Universidad de Long Island de los Estados Unidos, el orégano tiene un componente carvacrol, que tendría un papel muy importante en la lucha contra este cáncer que se trata con “procedimientos asociados con complicaciones considerables y efectos secundarios graves”. Lo que nos dice esta investigación es que el carvacrol induce a la muerte celular programada o al suicidio celular.

“Sabemos que el orégano tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, pero sus efectos sobre las células cancerosas realmente elevan su categoría al de otras especies como la cúrcuma”, explica Supriya Bavadekar, coordinador del equipo estadounidense, quien además confirma la gran ventaja del orégano. “Se usa habitualmente en los alimentos y es un compuesto seguro” que se traduciría en “un menor riesgo de efectos tóxicos”.

SALSA DE TOMATE
Bavadekar recuerda que ya algunos investigadores habían demostrado que la salsa de tomate podría reducir el riesgo de cáncer. Esto gracias al licopeno, una sustancia encontrada en este ingrediente. “Si el estudio sigue dando resultados positivos, esta especia puede representar una terapia muy prometedora para los pacientes con cáncer de próstata”.

 

 


Publicado por jacintoluque @ 8:35
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios