Lunes, 30 de abril de 2012

 

Científicos británicos descubrieron una nueva forma de tratamiento potencial para detener el cáncer de páncreas. El estudio identificó un gen que provoca la rápida propagación de las células cancerosas.

Los investigadores del Instituto Wellcome Trust Sanger en Inglaterra y la organización Cancer Research Uk identificaron un gen que cuando está "apagado" protege a las células cancerosas y provoca la rápida propagación de la enfermedad.

También encontraron que con varios fármacos que ya se están probando en ensayos clínicos se puede "encender" a este gen y evitar el progreso del cáncer.

El hallazgo involucra a la forma más agresiva de cáncer pancreático, que mata a una de cada cinco personas que desarrollan este tipo de tumor un año después de ser diagnosticadas.

A menudo es difícil diagnosticar la enfermedad porque generalmente sólo presenta síntomas cuando el tumor está avanzado y aún los síntomas en estados avanzados son difíciles de diagnosticar porque varían de un paciente a otro.

Debido a sus bajas tasas de supervivencia, el cáncer pancreático es considerado "el asesino silencioso". Aunque se sabe que el historial familiar es un factor de riesgo importante, hasta ahora no se habían logrado identificar los genes involucrados en la enfermedad.

Los cientificos encontraron que cuando el gen descubierto, llamado USP9X está apagado, las células de páncreas cancerosas quedan protegidas de los procesos naturales de muerte celular en el organismo, lo que les permite volverse más agresivas y propagarse rápidamente.

Tal como explican los científicos, ésta no es una mutación -o defecto- genético, sino que lo que provoca la desactivación es la adherencia de compuestos químicos a la célula.

"Sospechábamos que la falla no tenía que ver en absoluto con el código genético, sino con los marcadores moleculares en la superficie del ADN encargados de encender y apagar a los genes".

"Y cuando llevamos a cabo más pruebas de laboratorio logramos confirmarlo", agrega el científico.

Los científicos utilizaron para el estudio ratones con cáncer pancreático para buscar cuáles eran los genes que están acelerando el crecimiento del tumor.

 


Publicado por jacintoluque @ 10:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios