Martes, 29 de mayo de 2012

Esta es una de las recetas que los peruanos guardamos y rendimos unos de los mayores tributos. Una entrada rápida. Simple y peruanaza. Receta que como otras, tiene una y mil variantes. La que presento a continuación es una de las tantas formas que hay de prepararla. Tradicionalmente se come con papa sancochada, aunque actualmente la combinación con pastas largas tipo espaguetis o fetuccini acompañadas de lomo saltado es simplemente espectacular.

Puedes utilizarla con lo que más te provoque, experimenta y crea tu propia combinación. Esta salsa te pertenece, es una salsa tan peruana como la papa, y si viene de Huancayo como muchos sugieren, mucho mejor aún. En cuanto al nombre, otros afirman que se debe a las manos de mujeres huancas que prepararon la receta para obreros en la construcción del Ferrocarril Central del Perú. Sea como sea, es la querida salsa huancaína que todos amamos y disfrutamos. Aquí te dejo cómo prepararla:

Receta (4 personas)

Para tu salsa:
- 3 ajíes amarillos
- 250 gramos de queso fresco o serrano
- ½ taza de leche evaporada
- 2 cucharadas de aceite
- Sal
- Pimienta
- 2 dientes de ajo y ½ cebolla (opcional)

Para acompañar:
- 8 papas amarillas (o 4 papas blancas)
- 2 huevos duros
- 2 Aceitunas
- Hojas de lechuga

¿Cómo unir los ingredientes?
Tradicionalmente la hacían en batán. Actualmente puedes usar una licuadora.
¿Deseas que tu salsa tenga un aroma ahumadito? Entonces en una sartén coloca Ajo y cebolla y agrega el ají amarillo (sin semillas ni placenta si no quieres que pique mucho, si lo quieres con su toque picantito más…Le vas agregando placenta – que es la parte blanca que sujeta las semillas del ajíGui?o.

Los doras por ambas partes durante un minuto aproximadamente. Coloca esta mezcla en la licuadora y agrega el queso y leche evaporada. Un poquito de sal, y un poco de pimienta le darán el balance de sabor. En este punto hay gente que decide agregarle unas cuantas galletas de soda, otras personas le añaden gotas de limón, es cuestión de gustos…

Otros consejos
- La forma más tradicional de servirla es con rodajas de papa sobre una hoja de lechuga y encima colocar la salsa. Huevos duros partidos por la mitad y aceitunas partidas en cuartos (la mitad de una mitad).

- Si vas a poner esta salsa como piqueo en alguna reunión, sancocha papas coctel (las pequeñas) muy bien lavadas y una vez sancochadas las pones sobre un plato. Se sirven con piel (cáscara) con unos mondadientes incrustados. En otro recipiente pones la salsa. Ahí tienes un piqueo fácil y rápido.

- Otra combinación buenísima es con huevitos de codorniz en lugar de papas.

- Ojo a la cantidad de leche que le coloques a la salsa, ya que si pones demasiada se podría tornar aguachenta. Es mejor disfrutarla con un punto de espesor.

 

 


Publicado por jacintoluque @ 8:26
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios