S?bado, 02 de junio de 2012

La temperatura, el tipo de vaso, el nivel de espuma y la forma de servirla son algunos de los elementos a tomar en cuenta antes de beberla

La cerveza es la bebida más popular en nuestro país y largamente supera el consumo de otro tipo de alcoholes como el pisco, whisky o el ron. Aunque algunos piensen que para beberla no hay que hacer mucho, solo destaparla y servirla. Existen ciertas recomendaciones que nos harán disfrutarla a plenitud.

La temperatura, el tipo de vaso, el nivel de espuma, la forma de servirla y el acompañamiento son elementos de mucha importancia. Según Eduardo de Tomás, presidente de la Asociación de Cerveceros Artesanales de Perú, cerca del 50% de las personas acostumbra beber de forma inadecuada las cervezas.

En declaraciones dijo que “hay consejos, que aunque parecen básicos pueden hacer la gran diferencia”. Sin embargo, aclaró que todo esto depende del paladar de cada persona. Hay que elegir el tipo de bebida que se adapte mejor a nosotros. 

TIPO DE CERVEZA
En el mercado hay cervezas de todo tipo: las tradicionales (comerciales), las artesanales, las extranjeras, etc. La mayoría tiene un nivel de alcohol parecido (5%). La diferencia está en el amargor, la contundencia o la fuerza.

“Lo ideal es probar todo tipo de cervezas. Al momento de elegir no hay recomendaciones, el sentido del gusto hace su trabajo”, dijo.

TEMPERATURA
Una temperatura recomendada por De Tomás es 7°. En el caso de las cervezas negras es preferible que sea a una temperatura mayor (10°Gui?o. ¿Qué pasa si la bebemos muy helada? “No se aprecia el sabor verdadero, se desvirtúa todo y la espuma sufre cambios”. Si se sirve caliente es mucho peor: “Sabe más amarga”.

CON AGUA
Es común que en algunos establecimientos la cerveza la sintamos muy aguada. “Este es un tema recurrente, algunas discotecas y bares adulteran la cerveza, le agregan agua y esto lo único que consigue es diluir la fórmula haciendo casi imperceptible sus cualidades”.

ESPUMA Y CÓMO SERVIR
Hay algunas personas que prefieren las cervezas con más espuma, pese a que esta “puede embotar”. Todo está en balancear de buena manera la cantidad, comenta. La teoría de los dos dedos es recomendable.

Al momento de servir hay que inclinar 45° el vaso y luego ponerlo en forma vertical. “De esta forma se deja caer suavemente el líquido”.

RECIPIENTE
Se recomienda no utilizar los vasos tradicionales y más bien optar por los chops o jarras. Con esto evitamos calentar la cerveza con nuestras manos. “Los recipientes trasparentes nos ayudan a apreciar de forma correcta la cervezas, sobre todo el color”.

 

 


Publicado por jacintoluque @ 8:19
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios