S?bado, 16 de junio de 2012

 Hola! Muchas gracias por tu saludo y de igual manera vayan mis saludos para tu papá.

¿Te imaginas intoxicado o envenenado por comer una manzana, o luego de ingerir, por error, unas hojas de tomate? Esto es posible. Según informa Planeta Joy, existen algunos alimentos de consumo frecuente que pueden causar severos daños a nuestro organismo.

Los frejoles contienen una toxina llamada fitohemaglutinina (PHA) que generan reacciones negativas en el sistema digestivo. Por ello se recomienda remojarlos la noche previa y hervirlos antes de consumirlos.

El consumo de hojas de tomate altera nuestro sistema nervioso y provoca intensos dolores de estómago, debido a que contiene un químico llamado “glicoalcaloide”. Algunas semillas son sumamente peligrosas: la de las manzanas contienen amigdalina y la de los duraznos y cerezas, cianuro.

Una papa expuesta por mucho tiempo al sol puede poseer altas concentraciones de solanina, una toxina que puede causar parálisis del sistema nervioso central (SNC).

 

 


Publicado por jacintoluque @ 8:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios