Jueves, 09 de agosto de 2012

Cremas, ungüentos, mascarillas y demás productos en el mercado podrían hacernos pensar que la firmeza y juventud de la piel depende solo de esto, y aunque efectivamente las cremas son complementos importantes para mantener nuestra piel joven y nutrirla desde fuera, los efectos de estos productos se acentuarían de forma maravillosa si incluyéramos en nuestra dieta alimentos ricos en antioxidantes, así como agua pura y otros consejos dietéticos que te ayudaran a mantener la piel joven y radiante por muchos años.

Lo primero es saber que alimentos son los mejores para una piel joven y muy saludable:

Cebolla: uno de los mejores recursos para sanar la piel y mantenerla joven. Hay quienes se quitan más de 20 años de encima comiendo cebolla cruda diariamente. Puedes comerla a mordidas (si eres un poco salvaje), pero también puedes hacerla en ensalada o incluso agregar a licuados de vegetales. Como sea, te recomiendo te comas media cebolla pequeña y tierna al día, si no aguantas comerla cruda, aderézala con limón y aceite de oliva, veras que rica sabe. La cebolla es rica en antioxidantes y un fuerte depurador intestinal, y los intestinos están muy relacionados con la salud de la piel. 

Zanahoria y alfalfa: dos amigas intimas de nuestra juventud, que además de contener gran cantidad de minerales, vitaminas, enzimas y antioxidantes, combinan muy bien y se pueden mezclar en ensaladas, jugos, guisos, etc. Lo importante es que las comas crudas, un jugo de estos vegetales a la hora de la comida resultara estupendo.  Evita mezclarlos con limón pues este robara las vitaminas de la zanahoria.

Aloe: uno de los regeneradores celulares más potentes que hay. El jugo de aloe se ha utilizado desde hace tiempo no solo para mantener la salud y reafirmar la piel, sino para evitar muchas enfermedades y un envejecimiento de órganos y tejidos. Llena de antioxidantes, el aloe es un complemento dietético que puedes tomar una vez al día, media tacita de jugo te vendrá de maravilla, la puedes mezclar con otros jugos de vegetales como la zanahoria, el jugo de limón, etc.

Ajo, brécol y vegetales crudos: en general, los vegetales y las frutas crudas son una gran fuente de antioxidantes que debes incluir en tu dieta diaria. Las fresas, las naranjas, el tomate rojo, el ajo y brécol, así como los arándanos,  kiwi, limón y papaya no deben faltar en tu dieta, combínalos variándolos cada día.

Te verde, cacao y café: alimentos que contienen gran cantidad de antioxidantes, el secreto está en no agregar azúcar pues esta es muy irritante para el sistema nervioso, y si estamos ansiosos, irritables o nerviosos, nuestro cuerpo envejece más rápido, y el azúcar deteriora nuestros nervios además de que causa sobrepeso. Mejor endulzar con miel de abeja que es rica en antioxidantes, o usar azúcar morena. Evita, sin embargo, abusar del café. El cacao hay que comerlo amargo, no en chocolate con leche. En este caso, come el chocolate más amargo.

Nueces, almendras, pistachos y semillas de girasol o sésamo: todos estos alimentos también son estupenda fuente de antioxidante, vienen de maravilla a la hora del desayuno, agregándolos a la fruta o al licuado. Se recomienda comer 5 almendras al día, las cuales además contienen mucho calcio y pueden sustituir a la leche de vaca la cual se pega en el revestimiento intestinal y a la larga no permite que se absorban nutrientes ni se desechen toxinas.  

Germinados de soja, alfalfa, amaranto, cebolla, etc.: los germinados son estupenda fuente enzimática la cual es indispensable para el metabolismo sano del cuerpo, vigorizan tejidos y ayudan a mantener todo el organismo muy saludable.

Alimentos que van en contra de tu juventud y deterioran tejidos

El azúcar blanca (sodas, dulces, pasteles, etc), los productos refinados o muy adicionados con colorantes, así como la leche de vaca y derivados (como quesos muy salados o fermentados). También la sal en abuso seca los tejidos y los hace propensos a arrugarse, por eso se recomienda no usar sal (pues los alimentos ya contienen sus propias sales naturales) o usar sal marina en cantidades moderadas. Los productos fritos y chatarra también producen un envejecimiento del organismo en general ya que no nutren y solo llenan al cuerpo de residuos innecesarios que inflaman el estómago, atascan los intestinos e impiden que nutrientes se absorban.  

Recomendaciones generales para mantener una dieta anti-arrugas::

  • Recuerda que los productos biológicos u orgánicos contienen una mejor calidad de nutrientes y demás, sabe que la tierra ya no es igual que antes y muchos productos ya carecen de los nutrientes esenciales o son bajos en estos cuando no están cultivados  con calidad.  
  • Lo más recomendable para mantenerse joven es comer lo más crudo posible los alimentos para absorber sus vitaminas y su fuerza vital.
  • La toma de infusiones antioxidantes como el te verde o blanco fomentan la buena reparación de tejidos y la reproducción celular.
  •  Recuerda beber al menos dos litros de agua al día pues el agua es la base principal de una piel bien humectada.
  • El te debe tomarse media hora después de las comidas.
  • La tensión y el estrés excesivo o mal manejado provocan que el cuerpo no absorba nutrientes y se desgaste prematuramente. Se recomienda practicar la meditación, el yoga y tener lecturas que ayuden a que uno se sienta en paz y relajado.
  • No se debe olvidar que la alegría y el gozo activan una serie de hormonas en nuestro cerebro que provocan que por nuestro cuerpo fluyan sustancias rejuvenecedoras, activando la reproducción saludable de células y la reparación de tejidos flácidos o dañados. La alegría debe entenderse, en este sentido, como un estado de gozo con lo que somos y paz interior, la cual puede irse desarrollando si dejamos de criticarnos, exigirnos o tratarnos con desprecio.

Dieta sugerida (ejemplo):

AYUNAS: beber un vaso de jugo de algún cítrico como  un limón en medio vaso exprimido, jugo de naranja o comer la naranja en gajos, jugo de toronja, etc.

DESAYUNO: fruta con nueces o semillas. Se puede escoger ya sea papaya, plátano, mango, fresas, etc., agregar miel de abeja pura y semillas ya sea de sésamo, girasol, etc., o pedacitos de nueces o almendras (muesli natural). Si desayunas fruta, no comas otra cosa inmediatamente, espera a que la fruta se digiera en tu estómago, una media hora es suficiente. Esto te hará que aproveches mejor los otros alimentos y estos no se fermenten rápidamente con el azúcar de la fruta. Por lo general, se recomienda comer solo fruta y esperar hasta medio dia para hacer un almuerzo.

MEDIO DIA: elige entre sándwich vegetariano, tacos de vegetales, sopa de verduras semicrudas, arroz integral, etc.

ENTRE COMIDAS: toma un jugo de zanahoria o alfalfa, o aloe, o combina dos o tres vegetales de temporada. El aloe se puede sustituir por nopal. No endulces ni agregues limón a este jugo.   

COMIDA (alrededor de las cinco de la tarde): sopa de vegetales y guisado a escoger, ya sea tortitas de espinaca o calabaza, pasta integral con vegetales, arroz con verduras, lentejas, puré de papa o zanahoria, etc. Se recomienda escoger un plato cocinado y acompañarlo con una gran ensalada de vegetales crudos variados.

CENA: ensalada de manzana con muesli, pizza vegetariana, cereal de avena integral con leche de almendras, cereal de amaranto con leche de arroz, etc. La cena debe hacerse siempre una hora antes de acostarse.


Publicado por jacintoluque @ 8:21
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios