Mi?rcoles, 21 de noviembre de 2012

Con un imán podemos magnetizar y desmagnetizar cuantas veces queramos un destornillador o llave para que el trabajo sea mas llevadero.

El imán que ves es de neodimio, pero puede ser cualquier otro tipo de imán. Puedes conseguir facilmente un imán por ejemplo, de un altavoz. También puedes obtener un imán de neodimio pequeño pero muy potente si desarmas una óptica laser de un CD o DVD, suelen ser rectangulares, miden 6-7 milimetros pero como digo, son muy potentes. Uno de estos te imantará un destornillador para una eternidad.


Publicado por jacintoluque @ 20:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios