Domingo, 20 de enero de 2013

Experiencia en el país. Ahora la "botella solar" ilumina la casa de doña Miriam Zamudio durante el día. Es un éxito.

Nuevo proyecto solidario busca iluminar viviendas que carecen de energía eléctrica, aprovechando las botellas descartables y la luz solar. En el Perú ya se está aplicando esta iniciativa ecológica en San Juan de Miraflores.

En casa de Miriam Zamudio el foco tiene que estar encendido también en la mañana, sino viven a oscuras. Prefiere no abrir las ventanas para no sufrir robos, y evitar el ingreso de polvo o moscas a su humilde vivienda situada en el asentamiento humano El Trébol, en Pamplona Alta, San Juan de Miraflores.

A doña Miriam no se le nota preocupada por esta situación. Ella no paga ni un céntimo por tener la luz prendida en casa, durante el día y la tarde.

Lo que sí le inquieta es tener que afrontar un peculiar problema surgido desde aquel domingo 12 de febrero del 2012. Todos los días debe acostumbrarse a no apagar el inusual foco instalado en el techo de calaminas que abriga su hogar. Esto, gracias a la iniciativa Un Litro de Luz-Perú.

Esta bombilla consiste en una botella transparente de plástico –rellena de agua mineral y cloro– que se inserta en orificios abiertos en los techos para aprovechar la luz exterior durante el día (ver infografía).

Con esta luz natural filtrada en la "botella solar" no se genera calor y las familias recién de noche vuelven a usar la luz eléctrica, pero solo hasta la hora de dormir, lo que reduce en casi 70% el consumo de iluminación. Además, en asentamientos humanos o viviendas rurales donde las conexiones eléctricas son informales, la reducción de riesgos disminuye drásticamente.

La vivienda de doña Miriam fue una de las primeras en el país en ser beneficiada –como plan piloto– por este movimiento que tiene el objetivo de iluminar casas peruanas de manera accesible y ecológica.

Se estima que hoy casi 500 mil familias rurales deben usar pilas, velas y mecheros para alumbrarse, y gastan al mes más de 40 soles por servicios de energía de baja calidad, según el proyecto Energía, Desarrollo y Vida, que se basa en datos del Plan de Electrificación Rural elaborado en diciembre del 2011 por el sector de Energía y Minas.

COMO UN FOCO DE 50 W

Renato Corzo, de Un Litro de Luz-Perú, explica que la idea es recolectar los envases, reutilizarlos en las casas y contribuir con el medio ambiente.

Por ejemplo, la "botella solar" ilumina como un foco de 50 watts, y con 4 envases se ahorra la energía que consume un frigorífico durante 24 horas. Quien da fe de estos resultados, es el hijo de Miriam, el pequeño Jhoas Quispe Zamudio, de 10 años, quien cuenta que su vida ha cambiado... Ahora tiene luz para estudiar por las mañanas en su cuarto.

El foco solar no necesita de una radiación directa. Puede trabajar con una radiación difusa y es indiferente a la altitud o el lugar en donde se esté, aclara Corzo. "Siempre va a haber luz ambiental. No tiene que ser verano para tener mayor intensidad de luz".

Hasta mayo, dice Corzo, Un Litro de Luz-Perú había instalado 50 botellas en solo dos meses. La zona elegida para el plan piloto fue el barrio de doña Miriam en SJM. "La finalidad es dosificar a más zonas populares y capacitar a mayor cantidad de emprendedores para que puedan difundir el proyecto y trabajar con nosotros", responde Corzo. Ahora se han instalado cientos de estas "botellas solares".

Un Litro de Luz empezó como una idea de Alfredo Moser, un mecánico de São Paulo, Brasil, a quien en el 2002, y a causa de los cortes de luz en el país, se le ocurrió usar una botella de agua para refractar la luz solar y así iluminar su taller durante el día.

Luego, el concepto fue tomado y desarrollado por un grupo de estudiantes del Massachusetts Institute of Tecnology (MIT) y, después, la ONG My Shelter Foundation creó el nombre de este movimiento que hoy está también en India, Indonesia, Suiza, Brasil, México, Colombia, Egipto, entre otros países.

CLAVES

La instalación de la "botella solar" se realiza por emprendedores capacitados de cada localidad. También apoyan voluntarios.

La ONG My Shelter Foundation fue la que impulsó el proyecto en Filipinas, donde instaló la lámpara solar en 28 mil hogares de Manila.

 

 

 


Publicado por jacintoluque @ 6:12
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios