Domingo, 23 de junio de 2013

Dejándose llevar.

Una sola gota de lluvia puede pesar hasta 50 veces más que un mosquito.

Si lo agrandamos a escala humana, esto sería como si llovieran autos del cielo. Entonces, ¿por qué la lluvia no aplasta a los mosquitos?

Su diminuta masa y su fuerte exoesqueleto ayudan, pero investigaciones recientes con video a alta velocidad ha revelado que tienen una astuta técnica.

Más allá de resistir las gotas de lluvia, los mosquitos se agarran a ellas. Es entonces cuando caen hasta 20 veces la longitud de su cuerpo antes de separarse de la parte delantera de la gota, usando sus patas largas y alas fuertes.

De esta manera, se liberan de la gota de lluvia antes de que toque el suelo


Publicado por jacintoluque @ 6:25
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios