Domingo, 30 de junio de 2013

El tamaño de un planetaestá determinado por cuánta materia fue capaz de acumular durante su formación.

Las partes internas del disco protoplanetario alrededor del Sol recién nacido, del cual se formaron los planetas, estaban demasiado calientes como para condensar moléculas livianas -como el agua y el metano-, por lo que los planetas son rocosos con elementos más pesados.

Los gigantes gaseosos se formaron más lejos, donde estos materiales más livianos o volátiles pudieron condensarse más fácilmente.

Como los componentes volátiles eran más abundantes que los más pesados, los planetas más lejanos al sol crecieron más grandes.


Publicado por jacintoluque @ 13:12
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios