Martes, 30 de julio de 2013

Las impresoras 3D son una tecnología absolutamente revolucionaria. E incluso están a precios asequibles para particulares. Pero una vez tenemos la nuestra…. ¿Qué diantres hacemos con ella? ¿Creamos un muñequito de nosotros mismos, como en ‘The Big Bang Theory’?

Los ejemplos que os mostramos hoy son bastante más interesantes y originales. Y es que las posibilidades son casi ilimitadas: desde replicar obras de arte a crear una guitarra de exclusivísimo diseño. Lo de replicar un silbato es cosa de mediocres.

1. Pizza.

Efectivamente: las impresoras 3D pueden trabajar con comida. La Nasa ha encargado a la empresa Sistems and Material Research la creación de este dispositivo. Los componentes de la comida serán mezclados a partir de polvos, y mientras la masa se hace, se preparan los toppings. De momento ya han conseguido crear una galleta de chocolate.

  1. La Estatua de Thomas Jefferson

El Museo Smithsoniano dispone de un tremendo programa de escaneo e impresión en 3D para replicar algunas de sus piezas. Esta estatua del tercer presidente de los Estados Unidos es el objeto más grande replicado por uno de estos aparatos, y el resultado es magnífico.

  1. Una pistola

En teoría, este tipo de máquinas sólo podían crear el aspecto exterior de un objeto: no podían replicar mecanismos complejos. El ejército utilizó una de las más sofisticadas para crear un fusil de asalto (ver la foto que encabeza el artículo), pero en realidad, se puede hacer incluso con una de las más sencillas, aunque el aspecto sea el de  una herramienta para el bricolaje.

  1. Un edificio terrorífico

¿Algún fan de ‘Alien’ en la sala? Dos arquitectos alemanes ensamblaron esta enorme habitación en la que se utilizó piedra arenisca en su fabricación. Inspiradas por la obra de H.R. Giger, se compone de patrones sumamente intrincados creados mediante un algoritmo que divide y repite las formas hasta crear estas estructuras.

  1. Guitarras

Y con diseños tan exclusivos como estos. El artista Olaf Diegel tiene un curioso catálogo de guitarras creadas de esta manera en su página web, que vende al público a precios… exclusivos: a partir de 3.000 euritos.

  1. Una Mandíbula

Por supuesto, estas impresoras tienen fines médicos. Un hospital holandés fabricó una mandíbula protésica que fue implantada en una señora de 83 años. Gracias a la inmediatez del proceso, la mujer podía comer y hablar al día siguiente de la operación. No es sino uno de los muchos usos médicos que les podemos dar.

  1. Los dibujos de tus críos

Los tradicionales garabatos regalados el día del padre podrían convertirse en un objeto de decoración único e intransferible. La empresa Crayon Creatures vende pequeñas estatuas de los dibujos del dueño de la empresa. Y quedan así de chulas.

  1. Carcasas para tu iPhone

Si tienes algo de imaginación y maña, puedes personalizar totalmente tu móvil con tus propios diseños. Es lo que hizo la diseñadora Janne Kyttanen, que creó esta funda que además tiene sitio para guardar un par de tarjetas de crédito. Está inspirada en los diseños del pintor  Piet Mondrian.

  1. Un Bikini

Y de diseño exclusivo. ¡Casi parece más una cota de mallas! Este bikini viene a costar unos 250 euros. La explicación: está fabricado en Nylon 12, un tipo de tejido mucho más resistente, flexible y que, por lo visto, cambia ligeramente de propiedades bajo el agua: es más cómodo mojado que seco. Si te quieres dar el capricho, pídelo por aquí.

  1. Vinilos de tus canciones favoritas

Ya no necesitas un formato tan aparatoso para escuchar música. Pero eso es precisamente lo que lo hace tan cool. Amanda Ghassaei ha creado una técnica por la cual se puede convertir cualquier canción en formato digital en un single en vinilo, que podemos reproducir en cualquier tocadiscos. El software necesario para crear los archivos para tu impresora está disponible en su web


Publicado por jacintoluque @ 16:25
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios