Lunes, 05 de agosto de 2013

elejir socio

La elección de un socio hay que realizarlo con mucho cuidado y no dejarnos llevar por la emoción del momento. Debemos tener en cuenta que aparte de la simpatía o lazos de amistad que podamos tener con esa persona, hay que considerar aspectos claves que pueden afectar el negocio a largo plazo, desde sus habilidades, su compromiso con la empresa, hasta aspectos de su vida personal.

Responde las siguientes preguntas y descubre si la persona que tienes en mente es el socio adecuado:

1. ¿Qué necesito de él?                          

La persona que elijas como socio debe ser tu complemento en la empresa, tanto en habilidades como en personalidad. Necesitas a alguien que aporte algo diferente que tú. Por ejemplo, si eres tímido, podrías necesitar a alguien extrovertido que maneje las relaciones comerciales.

2. ¿Cuál es su situación financiera?

Es importante saber si la persona con quien nos vamos a asociar tiene una estabilidad financiera. Asimismo debemos conocer sus otras obligaciones antes de iniciar juntos un negocio.

3. ¿Con cuánto tiempo dispone?

No es necesario que tú y tu socio deban pasar la misma cantidad de tiempo en la empresa, pero sí que los dos puedan coordinar para que ambos puedan ajustar sus horarios.

4. ¿Cuán fuerte es su compromiso con el negocio?

Es fundamental que el compromiso de tu socio sea exactamente igual al tuyo. Las empresas siempre pasan por obstáculos y si la otra persona no está comprometida como tú perderá rápidamente el entusiasmo, posiblemente hasta pensará dar un paso al costado, eso te dañará a ti y sobre todo a la marca.

5. ¿Hay algo en su vida personal que pueda afectar el negocio?

Pueden existir aspectos de su vida personal o familiar de tu socio que sin querer lo puedan distraer del negocio. Por ejemplo, está por tener un hijo o debe cuidar de un pariente enfermo.

6. ¿Cómo manejaría una situación difícil?

Un negocio siempre pasará por algunos inconvenientes o problemas, por ello debes conocer si la persona que tendrás al lado sabrá cómo manejarlas. La mejor forma de descubrirlo es ver qué ha hecho en situaciones similares pasadas.

7. ¿Qué preguntas tiene para mí?

Si no te hace muchas preguntas puede significar su falta de interés. El socio potencial debería querer saber sobre tu personalidad, confiabilidad y expectativas.

8. ¿Cuál es su reputación en la comunidad?

Debes investigar a esa persona en su ámbito profesional. Habla con empleados antiguos o ex colegas para descubrir cómo es trabajar con él. Si estás buscando a alguien con conexiones de dinero, verifica que sean verdaderas. Recuerda que una vez que dejes estar a esa persona será difícil sacarlo.

9. ¿Está dispuesto a poner todo por escrito?

Debes hacerle saber desde un principio que es crucial colocar la sociedad en papel, no sólo qué se espera de cada socio sino también las consecuencias de no cumplirlo.

10. ¿Realmente necesito un socio?

Hay muchas personas que piensan que necesitan trabajar con alguien, sin embargo no siempre es así. Si puedes hacer algo sin dar parte de tu negocio, siempre es mejor.


Publicado por jacintoluque @ 8:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios