Domingo, 23 de febrero de 2014

Entérate por qué estos enunciados pueden ser tomados de mala manera en tu entorno laboral.

Ocho frases que deberías evitar en la oficina

Convivir con los compañeros de trabajo puede ser una tarea muy complicada si no se tiene la actitud correcta. La autora y especialista en temas laborales, Darlene Price, recopila las frases que no deberíamos pronunciar en la oficina por su alta carga negativa.

“No es justo”

A tu compañera le aumentaron el sueldo, a ti no. Sí, las “injusticias” en el trabajo suelen pasar, pero evitar esta frase representa ser proactivo frente a los problemas en lugar de alguien quejumbroso. O peor aún, llorón.  Según Price, “es mejor documentar los hechos, construir un caso y presentar un argumento inteligente para solucionar cualquier duda laboral”.

“A mí no me pagan para hacer eso”

Independientemente de si la solicitud es inconveniente o inadecuada, cuando un compañero te pide ayuda, lo más probable es que la necesite. En estos casos, la especialista recomienda mostrarse disponible para hacerlo o, en caso contrario, ser articulado y reflexivo para decir no. “Alguien con actitudes individualistas y egoístas difícilmente es promovido”, explica Price.

"Creo que..."

¿Cuál afirmación suena más decidida: “Creo que nuestra empresa sería un buen socio para usted” o “Estamos seguros que…”? Para Price, puede haber solo una ligera diferencia en la redacción, pero con esta frase se podría limitar la convicción de lo que se ofrece. “Se corre el riesgo de sonar inseguro. Para transmitir pasión por lo que se hace, se debe sustituir el ‘creo’ por el ‘estoy seguro’ y el ‘podría’ por el ‘haré’”, añade.

"Lo intentaré"

Imagina que le pides a un subordinado que ejecute una simple tarea como conseguir un número telefónico, pero él utiliza esta frase como respuesta. ¿No sentirías que probablemente tengas que hacerlo tú mismo? “En una conversación, sobre todo con los jefes de alto rango, se deben usar frases que transmitan muchísima voluntad de hacer las cosas”, indica Price.

"Pero nosotros siempre lo hemos hecho de esa manera"

De un solo golpe, esta frase te revela como alguien que está lejos de proponer innovaciones, del pensamiento creativo y de la resolución de problemas. “Por el contrario, muestra que uno está atascado en el pasado, que es inflexible y de mente cerrada. Lo mejor es siempre discutir los pros y contras de las nuevas ideas”, explica Price.

"Puedo estar equivocado, pero..."

También puede ser “Esto puede ser una idea tonta, pero...". Ambas frases disminuyen el impacto de lo que se diga después y reducen su credibilidad. “Recuerda que tus palabras revelan al mundo cuánto crees que vales, tú y tus mensajes”, sostiene Price.

“Estoy demasiado ocupado”

La especialista indica que “incluso si esta frase es cierta, nadie quiere sentirse menos importante que algo o alguien más”. Para fomentar las relaciones positivas y expresar empatía, es mejor decir algo como Yo estaría feliz de discutirlo después de….

"Eso es imposible"

Esta es la madre de todas las frases inadecuadas. ¿O tienes la seguridad de haber agotado todas las soluciones posibles? “Cuando se comete el error de decir esta frase tan negativa, sus palabras transmiten y transmitirán luego una perspectiva muy pesimista, incluso sin esperanza”, agrega Price.


Publicado por jacintoluque @ 6:52
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios