Viernes, 28 de febrero de 2014

25997Hay personas y situaciones que te agotan física y mentalmente, se apoderan de tu vitalidad y te dejan sin ganas. ¡Detectalas a tiempo y alejalas antes de salir lastimado!

Hay distintos tipos de ladrones de energía:

• La víctima: vive hablando de sus propias desgracias sin importar cómo está el resto. Por medio del drama, recibe la simpatía de los demás.
• El intimidador: obtiene la atención que quiere a través de gritos y amenazas. Es autoritario, inflexible, sarcástico y, en algunos casos, puede volverse violento.
• El interrogador: dispara una pregunta tras otra, sin importarle si el otro terminó de responder. No tiene problemas en señalar los errores ajenos y criticar lo que los otros hacen o dicen.
• El conflictivo: está siempre a la defensiva, como si se fuera a desatar una batalla en cualquier momento. Es especialista en buscar culpables en los problemas que él mismo generó.
• El adulador: es muy hábil para elogiar, aunque sea falsamente. Con sus cumplidos, va suavizando el ego de los demás y, poco a poco, los conquista con su encanto.
• El inseguro: su interior es un mar de miedos y luchas sin resolver. Está convencido de que le falta algo para ser feliz y que si se muestra desapegado, el resto vendrá a salvarlo de su propio tormento.
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=626387180729813&set=a.181881391847063.32485.122219757813227&type=1&relevant_count=1


Publicado por jacintoluque @ 17:55
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios