Martes, 04 de marzo de 2014

Cáscara de sandía

Cáscara de sandía

Aunque muchos no se la comen, la cáscara de sandía contiene un aminoácido llamado L- citrulina, el cual mejora el rendimiento deportivo y alivia el dolor muscular. También contiene citrulina, que ayuda a eliminar el nitrógeno de la sangre.

Hojas de rábano

Hojas de rábano

Estas hojas tienen alto contenido de vitaminas A y K, además de ser una buena fuente de fibra, hierro, potasio y otros nutrientes

Cáscara de papa

Cáscara de papa

Tiene más fibra y contiene una gran cantidad de vitaminas del complejo B, vitamina C, hierro, calcio y potasio, entre otros nutrientes. Por tanto, puedes comer las papas cocidas o al horno sin sacarles la cáscara.

Pepas de zapallo

Pepas de zapallo

La mitad de una taza contiene la ingesta diaria recomendada de magnesio, que reduce el riesgo de problemas al corazón, osteoporosis y dolores de cabeza. Además, son ricas en hierro, proteínas y fitoesteroles, que ayudan a disminuir el ´colesterol malo´

Cáscara de manzana

Cáscara de manzana

Contiene quercetina, un antioxidante que ayuda a la salud de los pulmones y el cerebro. Además, esta parte de la manzana contiene más fibra y vitaminas que el interior de la fruta.

Tallos de acelga

Tallos de acelga

En los tallos de acelgas existen altos niveles de glutamina, un aminoácido fundamental en la curación del cuerpo y los procesos de reparación.

Cáscara de naranja

Cáscara de naranja

Un químico presente en la cáscara de las naranjas y otras frutas cítricas similares puede ayudar a reducir el colesterol. Su efecto sería incluso más fuerte que algunos medicamentos. La piel de esta fruta contiene flavonas polimetoxilatados que podrían protegernos de enfermedades cardíacas y la inflamación.

Hojas y tallos de betarragas

Hojas y tallos de betarragas

Son una importante fuente de fibra, calcio y hierro, además de contener vitaminas A y K.


Publicado por jacintoluque @ 9:43
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios