Mi?rcoles, 19 de marzo de 2014

consejos para madurarEstos poemas son tan certeros, que poco dejan para el comentario. Simples y profundos al mismo tiempo, deberían estudiarse no solamente desde la óptica literaria, sino como lecciones de vida y marco de referencia para la formación y entrenamiento de directivos en las técnicas de inteligencia emocional.

Joseph Rudyard Kipling fue un escritor Inglés de cuentos, poeta y novelista. Se le recuerda principalmente por sus cuentos y poemas de soldados británicos en la India y sus cuentos para niños.

Kipling fue uno de los escritores más populares de Inglaterra, tanto en prosa como en verso, a finales de los siglos XIX y principios del XX. En 1907, fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura, convirtiéndose en el primer escritor en idioma Inglés en recibir el premio.

Si puedes mantener la cabeza cuando todo a tu alrededor pierde la suya.

Si puedes confiar en ti, cuando todos dudan pero admitir también sus dudas.

Si puedes esperar sin cansarte de la espera y aun gozar de ella.

Y si eres engañado, no pagar con mentiras

o si odiado, no odiar tu a tu vez sin creerte por ello, ni demasiado bueno ni demasiado sabio.

Si puedes soñar, sin hacer que los sueños te adormezcan.

Y pensar, sin hacerte esclavo de tus ideas.

Si puedes enfrentarte al triunfo y al desastre

y tratar del mismo modo a ambos farsantes.

Si puedes mirar las cosas que en tu vida has roto

y recogiéndolas, reconstruirlas con paciencia.

Si puedes amontonar todos tus triunfos y arriesgarlos a un solo golpe de suerte

y después de perder, empezar de nuevo sin añorar lo perdido.

Si puedes forzar tus nervios y tus tendones para jugar tu turno cuando ya parezcas derrotado.

Y resistir cuando no te quede nada excepto la voluntad de resistir.

Si puedes hablar a las multitudes sin perder tu capacidad de escuchar.

Si puedes tratar con los poderosos sin contagiarte de su soberbia.

Si, ni amigos ni enemigos pueden herirte.

Si cuentas con todos, pero con ninguno demasiado.

Si puedes percibir ese minuto exquisito en que cada uno de los sesenta segundos cuentan.

Tuya será la Tierra y todo lo que en ella habita.

Pero lo que es más importante.

Serás un hombre, hijo mío.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir,

cuando ofrezca tu camino

sólo cuestas que subir,

cuando tengas poco haber

pero mucho que pagar,

y precises sonreír

aun teniendo que llorar,

cuando ya el dolor te agobie

y no puedas ya sufrir,

descansar acaso debes

pero nunca desistir.

Tras las sombras de la duda,

ya plateadas ya sombrías,

puede bien surgir el triunfo,

no el fracaso que temías,

y no es dable a tu ignorancia

figurarse cuan cercano,

puede estar el bien que anhelas

y que juzgas tan lejano,

lucha, pues por más que en la

brega tengas que sufrir.

¡Cuando todo esté peor,

más debemos insistir!

Si en la lucha el destino te derriba,

si todo en tu camino es cuesta arriba,

si tu sonrisa es ansia satisfecha,

si hay faena excesiva y vil cosecha,

si a tu caudal se contraponen diques,

Date una tregua, ¡pero no claudiques!

"Porque en esta vida nada es definitivo, toma en cuenta que: todo pasa, todo llega y todo vuelve"

 

http://pensamiento.oriente.elartedelaestrategia.com/certeros_consejos_para_madurar_como_persona.html#.UyGy3nX5Olh


Publicado por jacintoluque @ 18:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios