Jueves, 01 de mayo de 2014

El tema de tener sexo con un amigo es siempre un tabú, las preguntas que nos vienen a la mente son “¿será correcto? ¿qué va pasar después? ¿y si me arrepiento?”.

Normalmente, cuando hay sexo entre amigos, la mañana siguiente se suele clasificar como el gran error de nuestras vidas. Las típicas preguntas que nos vienen a la cabeza son: ¿afectará esta noche a nuestra relación de amistad?, ¿hemos hecho lo correcto?

El sexo entre amigos ha sido muy estudiado. De hecho, una de las investigaciones más conocidas (2000) es la de los profesores Walid A. Afifi i Sandra L. Faulkner, especialistas en comunicación interpersonal de Universidad de Pennsylvania. El objetivo del estudio era analizar el impacto que tiene el sexo entre amigos en una relación sentimental.

De las 300 personas encuestadas, un 20% reconocieron que alguna vez han tenido relaciones sexo entre amigos y, de estos, un 76% afirmaban que el sexo había mejorado la relación de amistad. En cambio, el 24% restante creía que el sexo estropeó la relación. Sin embargo, entre el 76% que creía que había mejorado la relación entre amigos, el 50% afirmaba que después habían iniciado una relación sentimental mientras que el otro 50% aseguraban que esa noche de sexo entre amgios no cambió nada. Así pues, la investigación muestra un panorama bastante positivo respecto al sexo entre amigos.

Cuando existe una relación de amistad real y sincera, se pueden hablar las cosas sin ningún tipo de problema por lo que una relación sexual no haría más que aumentar la intimidad entre ambos. El problema llega cuando no existe la confianza necesaria entre ambos amigos como para después del sexo poder hablar sin prejuicios sobre lo que ha sucedido.


Publicado por jacintoluque @ 13:35
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios