Lunes, 02 de junio de 2014

El resultado fue que unas 70 especies de aves y tres de peces volvieron a aparecer.

El reconocido científico peruano Marino Morikawa, egresado de la universidad japonesa Tsukuba, logró cumplir con un proyecto que se animó a ejecutar el 2010: ser el responsable de la recuperación de la laguna de El Cascajo, ubicada en Huaral, que había desaparecido bajo la contaminación y el paso del tiempo.

"No pensé que iba a tener este éxito", afirmó el padre del científico, quien aclaró que esta labor en la laguna fue realizada como iniciativa de su hijo.

El proceso que desarrollo Morikawa fue simple y barato con materiales que pueden encontrarse en cualquier ferretería. Inició dividiendo el humedal en ocho sectores con cañas de bambú para retirar las lechugas. Luego procedió a construir una plataforma de plástico sujetados con varas de acero para instalar biofiltros, y así lograr recuperar la calidad del agua del humedal.

El resultado fue que unas 70 especies de aves y tres de peces volvieron a aparecer. "Me gustaría que lo que yo vi en el pasado, otros lo vuelvan a ver y a sentir", concluyó. Cabe señalar, que Morikawa no cobró ningún pago por trabajar en dicha zona.

Ahora el científico peruano se ha trazado dos proyectos: descontaminar el río Chira en menos de dos años y el lago Titicaca en seis meses.


Publicado por jacintoluque @ 17:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios