Martes, 03 de junio de 2014

Un grupo de médicos refiere haber tenido éxitos con la terapia inmunológica contra el cáncer de cuello uterino.

Un grupo de médicos refiere haber tenido éxitos con la terapia inmunológica contra el cáncer de cuello uterino, una enfermedad causada por el virus HPV.

"Los tumores que presentaban dos de cada nueve mujeres que recibieron esta terapia desaparecieron por completo, según señala un estudio piloto del Instituto Oncológico Nacional de Estados Unidos,

Esas mujeres han permanecido libres de cáncer durante más de un año hasta ahora, agrega el informe que además precisa que los investigadores han hecho grandes avances recientemente en la búsqueda de medios para aumentar la capacidad natural del cuerpo para combatir el cáncer.

El tratamiento contra este tipo de cáncer que ataca el cuello en el útero implica tomar muestras del tumor de una mujer, aislar las células del sistema inmunológico que lo atacan, multiplicarlas en el laboratorio y devolvérselas a la paciente en una infusión.

Los resultados fueron presentados el lunes durante una conferencia sobre cáncer en Chicago. en el que detallan los testimonios de las personas que se sometieron a la terapia inmunológica

Aricca Wallace es una de las pacientes que decidió participar de la terapia. Los médicos comenzaron por eliminar uno de sus tumores y por recoger las células inmunitarias específicas, los linfocitos T, que lo rodeaban, que desempeñan un papel clave atacando al virus del papiloma humano (VPH).

La mujer se sometió a una primera semana de quimioterapia en fuertes dosis para desactivar su sistema inmunológico. Luego, los investigadores le hicieron una infusión de 100.000 millones de sus propias células T, cultivadas en el laboratorio a partir de las tomadas en el tumor.

"Tuve la peor fiebre de mi vida", recuerda. Pero el resultado fue impresionante: sus tumores se redujeron considerablemente y, al cabo de cuatro meses, desaparecieron por completo.

El 29 de mayo, Aricca Wallace volvió a la misma clínica para realizarse nuevos escáneres, que no mostraron ningún rastro de la enfermedad, 22 meses después de comenzar el tratamiento.

"Es un verdadero milagro", dice la mujer, que actualmente tiene 37 años. Wallace es la primera persona diagnosticada con cáncer del cuello del útero para la que funcionó esta nueva terapia.


Publicado por jacintoluque @ 8:06
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios