Martes, 22 de julio de 2014

aprender un idioma

Los idiomas son una herramienta necesaria para el desarrollo profesional o emprendedor. A veces, el tiempo que dispones para aprender un idioma no es el adecuado, por lo que se requiere de un método eficaz y muy práctico. A continuación, compartimos un artículo basado en las ideas de Gabriel Wyner, quien desarrolló técnicas para aprender francés en 5 meses y ruso en 10. Estas ideas están mejoradas y proponen un método para no olvidar lo aprendido.

El mejor método para aprender un idioma

Nuestro cerebro almacena los recuerdas en forma de conexiones. Las palabras que aprendemos sin traducirlas, pero sí dándoles un significado, pueden tener un sabor, un color, una contextura, una forma que se conecta con una serie de imágenes. Además, se conecta con un conjunto de emociones, placeres, disgustos, miedos, etc.

Por otro lado, las palabra que queremos aprender relacionándolas directamente con su equivalente en nuestra idioma (traduciéndolas) no se conectan con experiencias, sino con otras palabras, lo que crea pocas conexiones en el cerebro como para recordarlas por mucho tiempo. Por eso, para recordar una palabra, necesitamos aprenderlas por experiencias que generen conexiones en nuestro cerebro. Los componentes de una palabra recordable son:

  1. Una ortografía (por ejemplo, la palabra “éxito” en inglés, “s-u-c-c-e-s-s&rdquoGui?o
  2. Un sonido (saxes o /səkˈses/ si conoces la fonética)
  3. Un significado (las cosas con las que la relacionamos)
  4. Una conexión personal (sensación que nos provoca)

Es por eso que este sistema recomienda el uso de flashcards o tarjetas educativas, que pueden ser ridículamente eficientes. Además, deberás dedicar entre 30 a 60 minutos diarios al estudio de la lengua que quieres aprender.

1. Aprende a escuchar, producir y escribir los sonidos (1 a 3 semanas)

Aprender a pronunciar palabras como “boy” es más fácil cuando el sonido coincide con el español, pero cuando vemos sílabas que no usamos en nuestro idioma, la cosa se ha algo difícil. Y es más problemático aun si se usan caracteres que no conocemos, como en el ruso (кухонныйGui?o o el chino mandarín (橱柜Gui?o. Por ello, debes empezar a memorizar los sonidos de la nueva lengua para que sea menos extraños. Sigue estos pasos.

Cómo oír nuevas palabras

Si empiezas por conocer la gramática o vocabulario antes que la pronunciación, no se harán la conexiones adecuadas en tu cerebro para aprender de forma más eficiente.

Este es un paso esencial, sobre todo para diferenciar los sonidos que nos parecen similares. La mejor forma de aprender sonidos es comparar palabras con fonemas similares como “leave” (partir), “leaf” (hoja) y “live” (habitar), que parecieran tener el mismo sonido, pero no es así. Con perseverancia, aprender los sonidos de podría tomar 10 días (30 min. por día).

Cómo pronunciar nuevas palabras

No es cierto que solo pueden conseguir una correcta pronunciación los que están entre los 7 y 12 años. Una vez que tus oídos aprendan a comparar los sonidos, dominar la pronunciación será más fácil. Algunas veces, al pronunciar una palabra, pondrás tu lengua y boca de la forma correcta de manera automática, otras veces tendrás que guiarte de videos en YouTube, donde está la pronunciación de casi todas las palabras difíciles en diferentes lenguas.

Cómo escribir nuevas palabras

Escribir es la parte más fácil del proceso. Casi todos los libros de gramática tienen una lista de palabras para deletrear. Toma esa lista y conviértela en flashcards y para conocer el sistema de formación de palabras de la lengua que quieres aprender, usa imágenes para hacer esas palabras más fáciles de recordar.

2. Aprende 625 palabras básicas usando dibujos, no traducciones (1 a 2 meses)

Debemos elegir las palabras más comunes y concretas. Estas palabras deben poder ser representadas y aprendidas con imágenes y no con la traducción a tu idioma. Por ejemplo: perro, pelota, comer, rojo, saltar. Tu objetivo es doble: en primer lugar, cuando aprendas estas palabras, estarás reforzando la pronunciación y la ortografía (primera parte del proceso) y, segundo, estarás comenzando a pensar en el idioma que quieres aprender.

Una forma para encontrar buenas imágenes para tus flashcards es usar el buscador de imágenes de google, pero con las palabra del idioma que quieres aprender. En el flashcard, no olvides poner la correcta ortografía y la pronunciación para fortalecer esos aspectos.

3. Aprende la gramática y las palabras abstractas de tu lengua (2 a 3 meses)

Luego de los pasos anteriores, cuando cojas el libro de gramática, ya no tendrás que preocuparte por la pronunciación, la ortografía, ni de los significados de las palabras más importantes. Así te podrás concentrar exclusivamente en la gramática.

En todos los idiomas, la gramática se hace a partir de tres operaciones: agregar palabras (me gusta -> no me gusta), cambiando palabras existentes (lo como -> lo comí) o cambiando el orden de las palabras (esto es bueno -> ¿es esto bueno?). Debemos utilizar el libro para aprender qué significa cada nueva estructura y luego usar flashcards para recordar los componentes que son necesarios en cada nueva estructura.

A medida que vayas aprendiendo la gramática, ya podrás asimilar palabras más abstractas como las preposiciones (por, para, a través de, etc.). Con este sistema de memorización de las estructuras de gramática, necesitarás solo un par de ejemplos de cada nueva estructura y podrás avanzar más rápido con tu libro. Hasta este punto tú tendrás que:

  • Memorizar la mitad de tu libro de gramática (la parte que estudiaste y te fue útil).
  • Aprender las 1000 palabras más usadas en esa lengua, incluso las abstractas.

4. Juego de palabras (3 meses a más)

Esta parte del aprendizaje es muy flexible y simple. Quieres conocer más palabras, aprende más palabras. Quieres entender más, lee más libros. Pero hay algunas claves más que te ayudarán a tener fluidez en la nueva lengua.

Personalizar el vocabulario

Si ya sabes mil palabras, puedes aprender mil palabra más, pero esta vez puedes enfocarte en aquellas que crees que te servirán. Si eres chef, puedes aprender más nombres de ingredientes, verduras, utensilios, etc. Busca algún diccionario especializado en tu profesión y conoce nuevo vocabulario.

Leer

Leer te será de mucha utilidad si no paras cada 10 segundos para buscar el significado de una nueva palabra. Por ello, no necesariamente tienes que leer un clásico de la literatura en ese idioma, sino libro más simples y que sean de tu agrado. Complementa esto usando aundiolibros, o leyendo resúmenes de cada capítulo antes de leer el libro.

Escuchar

Puedes usar la podcasts, la radio, la tele o ver películas de tu interés. Al igual que con los libros, puedes leer resúmenes de las películas antes de verlas para que comprendas mejor lo que está pasando.

Hablar

Para conseguir fluidez ponte en situaciones que sean un reto, donde no sepas qué palabras necesitarás. Haz todo lo posible por decir lo que piensas o lo que quieres con tu repertorio de palabras aprendidas. Necesitarás a alguien con quien hablar, por ello, busca a amigos, colegas o tutores privados. También puedes encontrarlos en internet (iTalki.com).

Si te sientes cómodo con este método de aprendizaje, sabrás que vas por buen camino.

Cómo aprender un idioma en tiempo récord y nunca olvidarl


Publicado por jacintoluque @ 11:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios