Mi?rcoles, 08 de octubre de 2014

Colágeno: consúmelo de forma inteligente y rejuvenece

El colágeno es uno de los suplementos alimenticios que se ha puesto de moda últimamente ya que es  un elemento del cuerpo que nos ayuda a reparar células y a lucir jóvenes y saludables, por lo que mucha gente no duda en comprarlo y tomarlo por su larga  lista de promesas beneficiosas para la salud.

Si tu eres de las personas que toman colágeno diariamente es necesario que sepas algo más en cuestiones de su consumo, ya que el colágeno debe tener un uso inteligente, ya sea tomado en pastilla, suplemento u otra forma.

Conociendo el colágeno

El colágeno es la piedra angular de todo tejido blando de nuestro cuerpo, estos tejidos blandos incluyen venas, arterias, vasos linfáticos, piel, cartílagos de las articulaciones y todos los músculos del cuerpo. Todos los días hacemos reparaciones celulares continuas, y el colágeno ayuda a darle forma a los tejidos, manteniéndoles firmes, elásticos y sanos. Cuando hace falta colágeno, la piel lucirá flácida y débil, y se colgara fácilmente causando arrugas y piel envejecida, además de que nuestros músculos se debilitaran o lucirán magros y nuestros tendones, arterias, venas, etc.,  podrían debilitarse.

Los variados suplementos de colágeno

Cuando decidimos comprar o consumir suplementos con colágeno, lo que intentamos es precisamente evitar su faltante y ayudar a mantener la juventud y salud de nuestros músculos, huesos, piel, etc.  Cuando tomamos el colágeno este revertirá los efectos del posible faltante y evitara los efectos no deseados.

El colágeno que compramos para que esto suceda puede ser en polvo, en pastillas, en suplemento y mezclado con vitamina C, (la cual ayuda a que el colágeno se absorba eficientemente por el cuerpo), en píldoras que hacen la promesa de servir para aliviar artritis, osteoporosis, piel envejecida, o para deportistas ( para ayudarles a hacer músculo), etc. Por otro lado, están las inyecciones de colágeno las cuales anuncian con ayudar a la persona a devolverle la salud y juventud de su piel o para crear labios mas carnosos. Y por último encontramos el colágeno en una larga listas de cremas faciales que prometen ayudar con el restablecimiento de la juventud.

Efectos reales del colágeno

Si vas a consumir colágeno en cualquier forma debes tomar en cuenta lo siguiente:

  • El colágeno es inyección demuestra ser uno de los más eficaces, tiene una duración en la piel de aproximadamente 3 meses. Sin embargo, si te inyectas frecuentemente tu cuerpo podría hacerse flojo para elaborar su propio colágeno, por lo que deberías considerar no solo las inyecciones sino la dieta recomendada más abajo para que tu piel se ayuda a reparar y regenerar más rápido. Por otro lado, si decides inyectarte toma en cuenta que el colágeno que se usa es por lo general de pollos y vacas, por lo que debes hacer una pequeña prueba y ver si no tienes alguna reacción alérgica.
  • El colágeno en crema no es muy recomendable pues aunque puede ayudar a humectar tu piel realmente el colágeno es difícil de absorber por la piel ya que su molécula es muy grande. En este caso, es mejor comprar una crema de sábila o aloe, o una de miel de abeja, y untar sobre la piel para estimular de forma natural la producción de colágeno, de esta forma tu piel estará humectada y rejuvenecida, sobre todo si te apoyas en una dieta rica en elementos nutritivos para tu piel. Si ya tienes una crema con colágeno lo mas recomendable es usarla después de bañarte cuando los poros están bien dilatados, da un masaje en tu rostros con pequeños golpecitos para ayudar a la absorción.
  • Evita tomar colágeno que no este certificado ya que algunas marcas podrían no contener el colágeno que indican o ser de mala calidad.
  • Si decides tomar suplementos de colágeno es muy importante que los combines con una dieta balanceada, recuerda que ningún suplemento debe sustituir el alimento, pues el alimento de calidad contienen sustancias esenciales para asimilar plas partículas del colágeno. Es Para una piel bella y joven no solo necesitas colágeno sino vitamina C y A, los jugos naturales son estupendos, asi como las ensaladas frescas.
  •  Se recomienda tomar suplementos de colágeno con el estómago vacío ya que de esta forma se evita la competencia anabólica de otros aminoácidos, monosacáridos, ácidos grasos, azúcares y otros elementos absorbibles.
  • Prefiere cuando compres estos suplementos el que está hecho de hidrolisato de colágeno, y evita el colágeno hidrolizado, ya que el hidrolisato de colágeno contiene una composición más larga de cadena de péptidos.

Dieta sugerida para mejor aprovechamiento del colágeno: debes beber diariamente jugos de vegetales frescos, en especial el de naranja o de cítricos en ayunas, jugo de zanahoria con apio, ensaladas de germinados, tomate rojo y brécol semi crudo, etc. Además, incluye en tu dieta pescados y mariscos, y suficiente agua al día (mínimo 2 litros).

Los Alimentos más Ricos en Colágeno

El colágeno es una proteína que sólo tienen la capacidad de producir los organismos animales. ¿Esto qué quiere decir? Principalmente, que será imposible encontrarlo en organismos vegetales, hongos o bacterias. No obstante, esto no significa que tengamos que descartar estos productos por no poseerlo, pues muchos de ellos son capaces de estimular al organismo humano para producirlo.

Así por ejemplo, todos los alimentos ricos en vitamina C, las frutas rojas, las verduras, los frutos secos, el queso o las leches vegetales son productos que ayudan al organismo de una forma extraordinaria en la producción de colágeno. Por descontado, también tienen esta proteína las carnes de res, cerdo, ave o pescado. De ellos, precisamente, se extraen las proteínas que se utilizan en tratamientos como las cremas, las cápsulas o las inyecciones.

Para facilitarte de una mayor forma la tarea de hallar los alimentos con colágeno, a continuación te ofrecemos una lista detallada con ellos: 

1. Alimentos directamente con Colágeno

Contienen esta proteína la carne de pollo, de cerdo, pavo, pescado, venado, vaca, cabra, bisonte, caballo, venado o buey, entre otros. Está presente de una forma mayor en partes como las patas del cerdo o la piel de la vaca.

2. Alimentos que estimulan la producción de Colágeno

Todos ellos predisponen al organismo para la fabricación de esta proteína, en mayor o menor modo. Dado que pertenecen a varias categorías, lo más clarificador será exponerlos divididos en cada una de ellas:

• Alimentos ricos en vitamina C: Presente en frutas como el kiwi, la naranja, el limón, el pomelo, la piña, el melón o el mango. También en varios tipos de verduras como las coles de Bruselas o el repollo; así como en el pescado o la carne de res, aunque estos dos últimos también cuentan con su propio contenido de colágeno.

• Verduras: La mayoría de las verduras cuentan con la capacidad de ayudar al organismo a producir colágeno. El repollo, la berza, la col, la escarola, la coliflor, la espinaca o la berenjena son también muy positivos, en este sentido.

• Alimentos con aminoácidos: Los productos ricos en lisina y prolina son útiles para formar todos los tipos de colágeno. Esas sustancias están presentes principalmente en los lácteos, aunque también se pueden encontrar en la clara del huevo, en las carnes magras y en los pescados azules.

• Frutos rojos: Contienen licopeno, una sustancia que, además de ser un buen antioxidante, contribuye a la secreción de colágeno. Principalmente, lo contienen los pimientos, el tomate y la remolacha; aunque también la sandía, las cerezas, las fresas o las frambuesas.

• Alimentos con ácidos grasos poliinsaturados: Presentes sobre todo en el aceite vegetal de semillas (girasol o soja), los pescados azules, el marisco y las verduras de hoja verde.

• Frutos secos: Será positivo para incrementar la producción de colágeno comer de forma frecuente nueces, piñones, avellanas, anarcados, castañas, pistachos, semillas de calabaza, pipas de girasol o almendras.

• Alimentos con genisteína: Es una sustancia química con la habilidad de estimular al organismo para elaborar colágeno. Es uno de los componentes estrella de la leche de soja, aunque también está presente en algunos tipos de queso.

• Alimentos con azufre: El azufre es un componente extraordinario para ayudar a la producción de colágeno. El pollo, el pato, el ajo, el perejil, la cebolla, el plátano, el té, el rábano picante, el tofu, el maní, el coco o la papaya contienen este elemento.

Como verás, la variedad de alimentos que contienen o estimulan la producción de esta proteína es extraordinaria. El secreto para tener éxito es combinarlos y comerlos a diario, siempre dentro de una dieta equilibrada. No valdrá la pena atiborrarse de uno y dejar de lado el resto, pues de ese modo podrías perjudicar tu organismo. 

El secreto de la vida sana es, a fin de cuentas, alimentarse con productos saludables y ricos en vitaminas, proteínas y minerales. Y, entre estos, desde luego no vas a tener problemas en encontrar los que contengan colágeno o ayuden al cuerpo a producirlo.


Publicado por jacintoluque @ 10:51
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios