Domingo, 21 de diciembre de 2014

Oler mantequilla de maní es una prueba efectiva para diagnosticar esta enfermedad; y se podría utilizar para predecir quiénes la padecerán

La crema de maní ya no solo será uno de los postres o complementos perfectos para un sándwich, ahora podría ser una prueba para confirmar el diagnóstico de Alzheimer.

La pérdida del sentido del olfato es uno de las primeros indicios de que una persona padece esta enfermedad neurodegenerativa, ya que la habilidad para oler está asociada directamente con el nervio craneal.

Y es que la parte interior del lóbulo temporal es uno de las primeras áreas cerebrales que se deterioran con ese padecimiento. El área interior del lóbulo temporal se desarrolla desde el sistema del olfato, y “esta parte del cerebro está involucrada con la formación de recuerdos”, apunta el estudio.


Publicado por jacintoluque @ 18:12
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios