Mi?rcoles, 21 de enero de 2015

http://sftimes.s3.amazonaws.com/d/3/2/9/d329953a3b5d5fdfaa4cce5238dce323.jpg

Tan simple y, al mismo tiempo, tan brillante. 

Yo no sé ustedes, pero estoy harta de que mis sartenes (las de buena calidad tanto como las de mala) acaben pegándose y destrozando mi comida. Gracias a trucos como éste no sólo nos ahorraremos tener que tirar las sartenes, sino también tener que comprar nuevas. Además, ¡la solución no podría ser más barata, fácil y ecológica!

Publicado por jacintoluque @ 16:16
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios