Jueves, 30 de abril de 2015

A diferencia de los combustibles fósiles convencionales, el "e-diésel" no contiene azufre y otros contaminantes

Los científicos en Audi están fabricando combustible diésel sintético utilizando solamente agua y aire. ¿Acaso es un milagro? No. Es ciencia.

El fabricante de automóviles alemán anunció que ha creado el primer lote de "e-diésel" líquido en un centro de investigación en Dresde. El combustible transparente se produce a través de un proceso de "energía a líquido", el cual fue ideado por Sunfire, una compañía alemana de tecnología limpia y socia de Audi.

El proceso utiliza dióxido de carbono, el gas de efecto invernadero más común, que puede ser capturado directamente del aire. El dióxido de carbono es creado en gran medida por la quema de combustibles fósiles y contribuye al calentamiento global. Ahora Sunfire dijo que puede reciclar el gas para hacer un combustible más eficiente y libre de carbono.

A diferencia de los combustibles fósiles convencionales, el "e-diésel" no contiene azufre y otros contaminantes. "El motor es menos ruidoso y se crean menos contaminantes", dijo Christian von Olshausen de Sunfire.

El diésel sintético se produce utilizando agua y aire.

El combustible se produce en tres pasos. Primero, los investigadores calientan vapor a temperaturas muy altas para separarlo en hidrógeno y oxígeno. Este proceso requiere temperaturas de más de 800 grados Celsius (1.472 grados Fahrenheit) y es alimentado por energía verde, como la energía solar o eólica. Audi dijo que usar ese proceso es más eficiente que las técnicas convencionales.

Como segundo paso, mezclan el hidrógeno con dióxido de carbono bajo presión y a una alta temperatura para crear el llamado "crudo azul". Por último, el crudo azul es refinado para convertirlo en combustible de una manera similar a como se refina el crudo fósil para convertirlo en gasolina.

Audi dijo que sus pruebas de laboratorio han demostrado que el "e-diésel" se puede mezclar con los combustibles fósiles o que se puede utilizar solo como combustible.

La semana pasada, Johanna Wanka, ministra de Educación e Investigación de Alemania, probó el nuevo combustible. Ella le puso a su auto oficial los primeros cinco litros y declaró que el proyecto es un éxito.

"Si podemos usar de forma generalizada el CO2 como materia prima, podremos hacer una contribución muy importante a la protección del clima y al uso eficiente de los recursos, así como establecer las bases de la economía ecológica", dijo.

Sunfire dijo que su planta está lista para producir más de 3.000 litros de "e-diésel" en los próximos meses. La compañía dijo que estaba proponiendo un precio bruto de entre 1 y 1,20 euros por litro (1,10 a 1,30 dólares), en comparación con el actual precio bruto alemán de unos 0,6 euros por litro de gasolina.

 


Publicado por jacintoluque @ 9:01
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios